Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Sistema gradual para obtener licencias de conducir: información para padres

El sistema gradual para obtener licencias de conducir (GDL, por sus siglas en inglés) ha demostrado prevenir los choques de los conductores adolescentes. La investigación demuestra que la mayoría de los choques de adolescentes involucran errores de "novato". La licencia de conducir gradual implica una estrategia de 3 fases para ir otorgando privilegios de conducción a los conductores nuevos mientras adquieren experiencia.

  • La primera fase (aprendiz) brinda a los adolescentes la oportunidad de adquirir experiencia bajo la atenta supervisión de un adulto.

  • La segunda fase (de prueba/intermedia) otorga al conductor nuevo la posibilidad de conducir solo, pero con algunas restricciones diseñadas para limitar la exposición a condiciones de alto riesgo.

  • La tercera fase (licencia completa) permite a los adolescentes conducir solos sin restricciones.

La licencia de conducir gradual tiene 4 objetivos claves:

  1. Extender el proceso de aprendizaje. Brinda a los conductores nuevos práctica variada y supervisada para adquirir experiencia. Implica un período de espera entre el momento en que un adolescente obtiene un permiso y el momento en el que puede tomar el examen para la licencia.

  2. Minimiza la exposición a choques al exigir a los nuevos conductores que obtengan experiencia en condiciones de bajo riesgo (conducción durante el día, sin pasajeros adolescentes, etc.) antes de conducir en condiciones de mayor riesgo.

  3. Mejora las habilidades de conducción al alentar a los conductores nuevos a practicar bajo la supervisión de un adulto competente.

  4. Aumenta la motivación para adoptar comportamientos seguros para conducir al reconocer las conductas seguras y reducir los privilegios ante conductas imprudentes o inseguras.

Los sistemas graduales para obtener licencias varían según el estado. Primero, los padres deben recordar que los estados establecen los requisitos mínimos y que ellos pueden exigir a sus adolescentes que se adhieran a los estándares más altos recomendados. Estos incluyen lo siguiente:

  • Salvo que sea necesario para su comunidad rural y para la agricultura, no solicite un permiso de aprendiz por lo menos hasta los 16 años.

  • Ofrezca al menos 50 horas de práctica de conducción supervisada por un adulto, con un mínimo de 10 horas de conducción por la noche (cuantas más, mejor).

  • Deje pasar al menos 6 meses de tiempo de práctica a partir del momento en que el adolescente obtenga el permiso de aprendiz hasta el momento en el que vaya a obtener su licencia.

  • No use el celular (¡ni envíe mensajes de texto!) en el auto salvo que esté estacionado.

  • No tenga pasajeros adolescentes por lo menos durante los 6 primeros meses de conducción luego de obtener la licencia. No más de un pasajero adolescente por lo menos durante el segundo semestre de conducción.

  • No conduzca sin supervisión entre las 10:00 p. m. y las 5:00 a. m.

  • Siga supervisando y exponiendo a su adolescente a condiciones de conducción nuevas y variadas cada vez más complejas, incluso después de que obtenga la licencia.

Padres: La intervención para salvar las vidas de los adolescentes

Si bien las leyes de la GDL fueron elaboradas y aprobadas por los estados, son los padres quienes en la práctica las implementan. Los padres dan el ejemplo con respecto al uso del cinturón de seguridad y deben fijar reglas respecto al consumo de sustancias, pasajeros adolescentes y el uso del celular. Están en la mejor posición para marcar una diferencia al dar pasos deliberados para asegurar que los adolescentes adquieran, en forma gradual y sistemática, la experiencia necesaria tanto antes como después de obtener la licencia. Sabemos que ser un padre involucrado que pone reglas razonables e implementa la supervisión adecuada funciona. De hecho, los adolescentes que dijeron que sus padres les brindaron una mezcla de cariño, apoyo y control con relación a la conducción (ese estilo equilibrado deseado [pero con autoridad] de paternidad) tuvieron menos de cincuenta por ciento de probabilidad de sufrir choques que los adolescentes cuyos padres estaban menos involucrados. También es mucho más probable que usen cinturón de seguridad, que no conduzcan estando intoxicados y que no usen los celulares mientras manejan.

Un primer paso para preparar a los padres para cumplir su papel es guiarlos para que sean el tipo de padres con autoridad que pueden supervisar a sus hijos en forma eficaz. La clave de esto es observar y responder al nivel de destreza cada vez mayor de su adolescente y a sus muestras de responsabilidad, a la vez que se establecen reglas firmes respecto a la seguridad. Para que los adolescentes respeten el control y los límites de los padres, es fundamental que entiendan que las reglas se establecen por seguridad y no como un medio para controlarlos.

Autor
Editado por Kenneth R. Ginsburg, MD, MS Ed, FAAP, FSAHM y Sara B. Kinsman, MD, PhD
Última actualización
3/27/2018
Fuente
Reaching Teens: Strength-based Communication Strategies to Build Resilience and Support Healthy Adolescent Development (Copyright © 2014 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos