Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Mitos y realidades sobre los conductores adolescentes

​Con frecuencia son confusas las medidas que se deben tomar para mantener a los conductores adolescentes a salvo. La American Academy of Pediatrics (AAP) pretende aclarar parte de esta confusión entre los adolescentes y sus padres sobre la seguridad de los adolescentes al conducir.

El mito del adolescente responsable

  • Mito: Mi hijo adolescente es responsable y no conduciría de forma arriesgada, así que no corre riesgo.
  • Realidad: Todos los conductores adolescentes corren mayor riesgo porque carecen de la experiencia para conducir y del criterio que sólo se logra con el tiempo y manejando.

El mito del conductor experimentado

  • Mito: Mi hijo adolescente practicó mucho durante el curso de conducción y completó las 50 horas de práctica obligatoria, así que no corre riesgo.
  • Realidad: El curso de conducción y la práctica de conducción son sólo el comienzo del aprendizaje para conducir; convertirse en un conductor seguro, al igual que cualquier otra destreza, lleva tiempo, práctica y experiencia.

El mito de conducir con un amigo

  • Mito: Es más seguro si mi hijo adolescente viaja con un amigo en el automóvil, en caso de que suceda algo.
  • Realidad: Los riesgos de accidentes son casi el doble con un pasajero y aumentan aún más con cada pasajero adicional. Incluso los amigos "responsables" en el automóvil pueden distraer a un conductor adolescente.

El mito de las leyes para obtener permiso o licencia de conducción

  • Mito: Los requisitos para obtener permisos de conducir y las leyes de conducción para adolescentes, también conocido como el sistema graduado para obtener licencia de conducir (GDL, por sus siglas en inglés) son suficientes para proteger a los conductores adolescentes.
  • Realidad: El programa GDL es bueno, pero es sólo lo MÍNIMO. Las restricciones eficaces impuestas por los padres que trascienden a las leyes aumentan la seguridad de los adolescentes.

El mito de conducir con los hermanos

  • Mito: Los hermanos que viajan de pasajeros están más seguros que otros pasajeros jóvenes.
  • Realidad: Todos los pasajeros jóvenes pueden distraer a un nuevo conductor y corren riesgo con él; los hermanos no están más seguros.

El mito de ser el dueño de un automóvil

  • Mito: Al tener un automóvil, mi hijo adolescente aprenderá a ser responsable.
  • Realidad: Los adolescentes con sus propios vehículos corren mayor riesgo porque conducen más y se les imponen menos restricciones.

El mito de otros padres

  • Mito: Otros padres no establecen límites de conducción para sus hijos adolescentes.
  • Realidad: Casi todos los padres SÍ establecen límites y los adolescentes aprecian saber qué es lo que se espera de ellos exactamente. Cuanto más firmes sean los límites, mejores serán los resultados con respecto a su seguridad.

Información adicional:

Última actualización
9/22/2017
Fuente
Checkpoints™ is a trademark of U.S.DHHS, © 2010 The Regents of the University of Michigan. All Rights Reserved.
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos