Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Los beneficios de la presión de grupo durante el entrenamiento para enseñar a usar el inodoro

"Hoy fui al baño con Eric", indica Frank de cuatro años de edad a sus padres durante la comida. "Eso está muy bien, Frank", le dice su papá con una mirada hacia su esposa. "¿Usaron el inodoro de entrenamiento solitos ustedes?" "¡Yo hice pipí en el inodoro!" Dice Frank orgullosamente, sirviéndose más pan. "Eric también hizo pipí. Hicimos una X con nuestro pipí". Los padres de Frank intercambian una sonrisa y Frank se ríe con agrado sobre su hazaña. Saben que la alegría que Frank siente al compartir sus destrezas en el entrenamiento para aprender a usar el inodoro con un amigo es una motivación muy poderosa.

La consciencia social en incremento de los niños en edad preescolar; su amor por observar y categorizar todos los aspectos del comportamiento de sus compañeros, desde lo que comen para el almuerzo hasta si usan pañales o ropa interior, alimenta un deseo creciente de ser como sus amigos. Ya que este aspecto del desarrollo de un niño puede funcionar contra su progreso en el entrenamiento para enseñar a usar el inodoro a los dos años y medio de edad o tres, cuando puede decidir si desea regresar a los pañales debido a que muchos niños en el centro de cuidados infantiles los usan, se convierte en una fuerza más positiva a medida que el uso del inodoro se hace más común entre los compañeros de clase.

Puede aprovechar esta tendencia natural al señalar, sin avergonzar ni juzgar, cuáles de los niños que su hijo conoce han aprendido a usar el inodoro de entrenamiento. Tenga presente el hecho de que los niños en edad preescolar tienen más probabilidades de imitar a las personas que más admiran y disfrutan. Este es el momento de tener una mente abierta sobre los muchos aspectos del uso del inodoro que cautivan a los niños pequeños. Ya que es posible que no comprendamos la emoción de compartir el baño con un amigo, la evacuación comunitaria ha ayudado a muchos niños en edad preescolar a tener éxito y disfrutar el entrenamiento para enseñar a usar el inodoro.

Su niño en edad preescolar está realmente emocionado con aprender las maneras en las que se parece y en las que es diferente a los demás niños que conoce, pero este es un momento en la fuerte necesidad de actuar como los adultos de su mismo género también se manifiesta. Así de emocionados como están con frecuencia con el concepto del sexo, los niños de tres y cuatro años de edad, todavía tienen una comprensión limitada de lo que constituye lo "masculino" y lo "femenino". Se confunden con facilidad; asumen que un muchacho adolescente con una cola de caballo es una muchacha o que una muchacha con cabello corto y una gorra de béisbol es un muchacho.

El uso del baño es una manera obvia de encontrar las diferencias entre los sexos y solidificar el propio sentido de género de cada persona. Como resultado, su niño en edad preescolar puede sentirse muy orgulloso de orinar estando de pie "tal como lo hace papá", mientras que una niña de esta edad puede disfrutar usar el inodoro de entrenamiento mientras que mamá se maquilla en un lugar cercano. Nuevamente, es mejor usar esta tendencia natural para organizar en categorías a favor de su hijo.

Esperar a usar el baño "como un muchacho" o "como una muchacha" es una señal de que su hijo está explorando todos los aspectos de lo que significa ser "él" o "ella".

Última actualización
11/21/2015
Fuente
Guide to Toilet Training (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos