Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Las mascarillas y los deportes: ¿los atletas jóvenes deben usar tapabocas durante el COVID-19?

​​​​Parte de ser miembro de un equipo es defender y proteger a los compañeros del equipo. Una de las mejores formas para que los atletas lo hagan es usar un tapabocas o mascarillas ​para la cara para reducir el riesgo de propagar el virus que causa el COVID-19.

​Aquí le ofrecemos un resumen de lo que necesita saber sobre los niños y el uso de mascarillas en los deportes.

Los atletas deben usar mascarillas de tela que cubran la nariz y la boca y practicar distanciamiento físico lo más posible, cuando:

  • Están en entrenamientos de grupo y competencias.

  • Está​n en las líneas laterales o en el banquillo.

  • Están participando en charlas de equipo.​

  • Están trasladándose del campo, pista, gimnasio, vestidor, ​piscina, etc.

  • Durante viajes de transporte compartido como en el autobús de ida y regreso a los eventos.

Las mascarillas son de especial importancia cuando:

  • No es posible mantenerse a por lo menos 2 metros (6 pies) de distancia de otros.

  • Hay contacto cercano prolongado.

  • Las prácticas se llevan a cabo en lugares cerrados/interiores.

Se pueden quitar las mascarillas cuando están participando en:​

  • Deportes acuáticos, como la natación o clavados, ya que los tapabocas mojados pueden dificultar la respiración. Por la misma razón, los tapabocas que absorben y se mojan de sudor deben cambiarse de inmediato.

  • Ciertos deportes y actividades en los que la mascarilla pueda suponer un riesgo para la seguridad. Ejemplos incluyen: gimnasia​, acrobacias de animadoras/porristas, volteretas y caídas y lucha libre. En estos deportes hay riesgo de que las mascarillas se pueden enredar​ con el equipo y crear un peligro de asfixia, o cubrir accidentalmente los ojos y bloquear la visión.

  • Algunos deportes al aire libre como el golf y tenis individual, siempre y cuando los atletas puedan mantener una distancia segura.

Haga del uso del uso de las mascarillas un hábito

A continuación, algunas maneras que pueden ayudar a que los niños se acostumbren a usar las mascarillas durante los deportes:

  • Consiga una cubierta de tela para la cara que su niño se pueda poner y quitar por sí solo (sin ayuda). Cerciórese de que se cubra la nariz y la boca, le queda bien ajustada a la cara sin espacios y que sea cómoda de usar.

  • Haga que su hijo practique su uso durante simulacros, prácticas o cuando juegan su deporte antes de que la temporada comience.

  • Si se quitan las mascarillas para un descanso, los atletas deben permanecer por lo menos a 2 metros de distancia (6 pies) de todos los individuos.

  • Designe un lugar especial para guardar la mascarilla. Por ejemplo, su hijo puede guardarla en el mismo lugar donde tiene la mochila con el equipo deportivo cuando no la está usando.

Manténgala limpia

  • De la misma forma que usted debe desinfectar el equipo deportivo antes y después de cada uso, las mascarillas o tapabocas de tela deben lavarse a diario en agua caliente. 

  • No las vuelva a usar hasta que las haya lavado.

Sea un buen ejemplo

A los entrenadores, oficiales, voluntarios y a los espectadores también se les debe recomendar el uso de mascarillas para su protección y la de otras personas. Al hacerlo, también están dando buen ejemplo a los jóvenes atletas. 

Recuerde

Usar mascarillas para la cara lo más posible es seguro y ayuda a los atletas jóvenes a proteger a sus compañeros de equipo, a ellos mismo y a la temporada de deportes. Hable con su pediatra si tiene alguna pregunta sobre los riesgos de exponerse o de propagar el COVID-19

​Información adicional:

​Junto con la American Academy of Pediatrics, está información fue elaborada conjuntamente por:​

       NATA_LOGO.jpg

Última actualización
3/3/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos