Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Cabeza dispareja en bebés: causas y tratamiento de la craneosinostosis

​​​​Por Pete​r J. T​aub, MD, FAAP, FAC​S​

No es inusual que la cabeza de un bebé se vea un poco desproporcionada. Dado que los huesos individuales del cráneo de un recién nacido todavía no están fusionados, la presión producida por estar en la misma postura puede hacer que la cabeza de un bebé se deforme. Esto puede incluir un área aplanada.  

Si bien la forma asimétrica de la cabeza es una causa común de preocupación para los nuevos padres, la cabeza del bebé generalmente se redondea después del nacimiento. Las partes planas también mejoran, especialmente con cambios de postura y tiempo boca abajo adicional durante el juego. Si la deformación es moderada o grave y no responde a los cambios de postura, un casco puede ayudar.

Con menos frecuencia, la forma dispareja de la cabeza se produce cuando los huesos del cráneo se fusionan demasiado pronto. Esta afección poco común, llamada craneosinostosis, puede requerir cirugía para corregir la anormalidad de la forma de la cabeza y, en algunos casos, para dar al cerebro del bebé el espacio que necesita para crecer. Se estima que alrededor de 1 de cada 2000 bebés estadounidenses nace con craneosinostosis. 

La cabeza del bebé: un diseño inteligente 

Los espacios blandos y flexibles entre los seis huesos separados de la cabeza de un bebé, llamados “suturas", tienen más funciones además de ayudar a que la cabeza pase por el canal de parto.  También permiten que el cráneo se expanda rápidamente durante el primer año de vida, cuando el cerebro del bebé aumenta más del doble su tamaño. 

Con craneosinostosis, dos o más huesos se fusionan antes de que el crecimiento del cerebro del bebé esté completo; a veces, incluso, antes del nacimiento. Dependiendo de cuál de las suturas se cierra en forma prematura y del lugar donde se encuentra, el cráneo, el cerebro y la cara pueden deformarse.  

¿Cómo se diagnostica la craneosinostosis?

Para ayudar a determinar lo que provoca la forma dispareja de la cabeza de un bebé, los pediatras hablan con los padres para determinar los antecedentes familiares y del desarrollo.  También realizan exámenes meticulosos, observan la cabeza y la cara del bebé desde muchos ángulos diferentes en busca de áreas elevadas o aplanadas y tratan de detectar alguna asimetría.  Esto puede ser más fácil cuando el cabello del bebé está mojado.

Estas observaciones y esta información ayudarán a diferenciar la plagiocefalia postural (causada por la simple presión en un área) de la craneosinostosis (causada por la fusión ósea).

Un signo de que la forma dispareja de la cabeza de un bebé fue causada solo por la postura es la clásica forma de paralelogramo. Puede parecer que un lado de la cabeza está salido hacia afuera, y la parte posterior de la cabeza está aplanada, el oído ligeramente movido hacia adelante, y la frente salida ligeramente hacia adelante del mismo lado, en comparación con el lado opuesto.

Es posible que el médico apoye con delicadeza un dedo sobre cada oreja y observe la posición de cada dedo en relación con el otro mirando desde arriba de la cabeza del bebé. En el caso de la plagiocefalia postural, los dedos no estarán alineados entre sí. La plagiocefalia es más común del lado derecho y también se presenta con más frecuencia en bebés varones.​

Tipos de craneosinostosis

Las suturas de los huesos del cráneo que se fusionaron demasiado pronto pueden sentirse al tacto como crestas a lo largo de varias partes de la cabeza del bebé. La forma particular de la cabeza del bebé también apuntará hacia la sutura específica afectada. Algunos de los tipos de forma de cabeza que se ven con más frecuencia, con las suturas afectadas, incluyen los siguientes:

  • Escafocefalia: Una cabeza alargada y estrecha se observa comúnmente con sinostosis “sagital" en la línea media, cuando la sutura que se extiende desde el frente hacia atrás en la parte superior de la cabeza se fusiona demasiado pronto. La sinostosis sagital es la forma más común de craneosinostosis, y representa entre el 40 % y el 45 % de los casos.

  • Trigonocefalia: Una frente puntiaguda en el centro con una cresta que va desde el puente de la nariz hasta el punto blando en la parte superior de la cabeza indica una sinostosis “metópica".

  • Plagiocefalia anterior: La sinostosis “coronal" de un lado puede provocar una cabeza y una cara asimétricas con la frente aplanada, una ceja levantada y la nariz desviada.     

  • Braquicefalia: La sinostosis “coronal" de ambos lados produce una frente aplanada y/o alta, generalmente con aplanamiento de las mejillas, una nariz pequeña desviada hacia arriba o con forma de “pico" y ojos saltones. Esta forma está presente a menudo en los síndromes médicos que afectan la cara y el cráneo.

  • Plagiocefalia posterior: La sinostosis “lambdoidea", que es la forma menos común, puede provocar una cabeza asimétrica con una cresta pronunciada en la parte posterior y una protuberancia de gran tamaño detrás de la oreja.​

Cirugía para la craneosinostosis

La craneosinostosis generalmente requiere cirugía, tanto para corregir la deformidad como, en algunos casos, para evitar la presión dentro del cráneo a medida que el cerebro del bebé crece. Si bien el tiempo boca abajo adicional y el “moldeado" con un casco pueden corregir las deformidades posturales del cráneo, no son, en sí, eficaces para corregir la craneosinostosis (aunque en ocasiones se utilizan después de la cirugía).

Los niños con craneosinostosis son derivados a especialistas, incluidos cirujanos plásticos craneofaciales y neurocirujanos pediátricos, además de otros expertos que trabajan en equipo.   A menudo, estos especialistas pueden hacer el diagnóstico correcto al examinar a su hijo, pero solicitarán realizar procedimientos detallados de diagnóstico por imágenes, como tomografía computada, antes de recomendar la cirugía.

Dependiendo de la edad del bebé cuando se le diagnostica craneosinostosis y de la sutura afectada, hay diferentes opciones quirúrgicas disponibles para retirar o desprender el hueso fusionado. Otros procedimientos reconstructivos pueden incluir colocar resortes o tornillos en los huesos afectados y dispositivos de “distensión" que separan lentamente los huesos y permiten que se rellenen en forma gradual con el proceso de cicatrización.

La cirugía para la craneosinostosis debe realizarse en centros médicos con equipos craneofaciales experimentados y unidades de cuidados intensivos pediátricos. Después de la cirugía, los niños permanecen uno o dos días más en el hospital y reciben controles en consultas de seguimiento con el médico. Las complicaciones como sangrado, hemorragia y pérdida de hueso son relativamente poco comunes. Los niños sometidos a estos procedimientos, por lo general, crecen y se desarrollan normalmente hasta la adultez​.

​Información adicional:

Sobre el Dr. Ta​ub:

Peter J. Taub, MD, FAAP, FACS es profesor de cirugía, pediatría y neurocirugía en la Facultad de Medicina Icahn y en el Hospital Infantil Kravis en Mount Sinai. Trabaja como director del Programa de Cirugía Plástica y Reconstructiva y es expresidente de la Sección de Cirugía Plástica de la American Academy of Pediatrics y expresidente de la Asociación Estadounidense de Cirugía Plástica Pediátrica (American Association of Pediatric Plastic Surgery). 


Autor
Peter J. Taub, MD, FAAP, FACS
Última actualización
9/29/2020
Fuente
American Academy of Pediatrics Sections on Plastic Surgery and Neurological Surgery (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos