Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

El síndrome de la cabeza plana y su bebé: información acerca de las deformidades craneales posturales

      ¿Sabía que 1 de cada 3 bebés sufren de algún tipo de deformidad craneal postural?

Las deformidades craneales posturales, que generalmente se conocen como "síndrome de la cabeza plana", son los cambios en la forma de la cabeza de un bebé que se relacionan con pasar más tiempo en una posición que en otras. El riesgo es mayor durante los primeros 4 meses de vida y generalmente mejora a partir de los 6 meses de edad cuando los bebés empiezan a moverse más y giran sus cabezas por sí solos con frecuencia.

3 formas de cabeza comunes asociadas con una deformidad craneal postural

  • Braquicefalia: la cabeza es plana simétricamente en la parte posterior y es ancha de un lado a otro.  Puede existir una prominencia del hueso por encima de las orejas. Esto se ve habitualmente en los bebés que pasan mucho tiempo boca arriba y no pasan suficiente tiempo boca abajo.
  • Plagiocefalia posterior: cabeza asimétrica aplanada en la parte posterior, de un solo lado.  La frente puede ser más prominente por lo que la cabeza parece un paralelogramo. Es posible que la oreja también se desplace hacia delante en el lado plano. Esto se suele observar en los bebés que también tienen tortícolis.
  • Escafocefalia: la cabeza es angosta y larga. Esto es más común en bebés prematuros que han pasado sus primeros meses de vida en la unidad de cuidados intensivos neonatales, UCIN.

¿Qué produce el aplanamiento de la cabeza de un bebé?

El cráneo de un bebé es blando, con huesos móviles. Esto permite que la cabeza pase por el canal de parto y le da al cerebro espacio para crecer rápidamente durante el primer año de vida. 

La cabeza de un bebé puede aplanarse por muchas razones. Algunos de los factores de riesgo más comunes asociados con las deformidades craneales posturales son, entre otros:

  • Gemelos o trillizos: cuando hay varios bebés con poco espacio o en posiciones inusuales en el útero de la mamá, la forma de sus cabezas puede cambiar.
  • Prematuridad: a veces, cuando un bebé está acostado boca arriba durante períodos prolongados en el hospital, su cabeza puede deformarse. Además, los huesos de los bebés prematuros son más blandos que los huesos de los bebés que nacen a término y no están completamente formados.  
  • Complicaciones en el parto: se pueden producir presiones en la cabeza durante el parto según la posición del bebé al pasar por el canal de parto. La fuerza externa de fórceps, la extracción con ventosa obstétrica o incluso un parto difícil también pueden afectar la forma de la cabeza.
  • Posición preferida de la cabeza: lamentablemente, algunos bebés muestran una preferencia para dormir o sentarse con sus cabezas inclinadas hacia un lado la mayor parte del tiempo. Cuando la cabeza está constantemente inclinada hacia un lado o se mantiene en el centro, la presión constante forma una zona plana en el cráneo.
  • Exposición boca abajo limitada: la falta de tiempo boca abajo no solamente puede afectar la forma de la cabeza, sino también el tiempo que le toma a un bebé dominar destrezas básicas como levantar la cabeza, girar, sentarse y gatear.
  • Tortícolis: se calcula que el 85 % de los bebés con tortícolis, una afección en la que los músculos del cuello están tensos o desequilibrados, tiene una deformidad craneal postural.  

Es importante señalar que las deformidades craneales posturales son puramente estéticas. No cambian el volumen ni el contenido de la cabeza, ni causan problemas en el crecimiento del cerebro o el desarrollo intelectual.

Detección temprana del síndrome de la cabeza plana

Después de la hora del baño, cuando el cabello del bebé está mojado, los padres y cuidadores pueden comprobar fácilmente:

  • La redondez simétrica en la parte posterior de la cabeza.
  • La simetría de las orejas.
  • El ancho simétrico de la cabeza.
  • El ancho simétrico de la frente.

Si ve asimetrías o desniveles, hable con su pediatra. La mayoría de los cambios en la forma de la cabeza se relacionan con la postura y no son peligrosos. Sin embargo, su pediatra debe diferenciar entre una deformidad craneal postural y una craneosinostosis, una causa poco común pero más grave del cambio de forma de la cabeza del bebé.

Prevención

El mejor tratamiento para una cabeza plana es evitar que se produzca el aplanamiento. ¡Es importante establecer estos hábitos de forma temprana! Cuando el aplanamiento se advierte de forma temprana, las mismas técnicas que se utilizan para la prevención pueden revertirlo totalmente.

  • Cuando sea posible, evite la presión sobre la parte posterior de la cabeza, como pasar mucho tiempo en un asiento para el automóvil, una silla mecedora, un columpio para bebés u otros medios de transporte.
  • Aumente el "tiempo boca abajo", que es un momento supervisado durante el día cuando su bebé está boca abajo sobre su estómago.  Comience con unos pocos minutos y aumente el tiempo gradualmente hasta una hora por día en diversos intervalos más cortos. El tiempo boca abajo también le permite a su bebé ejercitar su cuello, espalda, hombros, brazos y caderas.
  • Ponga a su bebé a dormir boca arriba sobre una superficie firme y plana.
  • Alterne los brazos al sostener y alimentar a su bebé.
  • Alterne la posición de la cabeza de su bebé poniéndolo boca arriba con frecuencia para dormir en extremos opuestos de la cuna.
  • Consulte Boca arriba para dormir, boca abajo para jugar para saber qué otras cosas puede hacer.

Intervención y terapia temprana

Su pediatra puede derivar a su bebé para recibir servicios de intervención temprana y una evaluación de un fisioterapeuta pediátrico especializado en la evaluación y el tratamiento de bebés. El fisioterapeuta examinará a su bebé para determinar si existe un retraso en las destrezas motrices causado por la falta de control de la cabeza y del cuello y le enseñará ejercicios posturales y de estiramiento para hacer con su bebé en casa.

Según la gravedad de la afección de su bebé, quizás se recomiende una terapia semanal. Además, algunos bebés necesitan usar un casco corrector para corregir la forma de sus cabezas. Consulte Cascos correctores para bebés: preguntas frecuentes de los padres.

Solamente se debe considerar la cirugía cuando se han agotado todas las demás opciones y después de consultar con un cirujano plástico pediátrico especializado en este tipo de casos.

Información adicional:

Autor
Anne H. Zachry, PhD, OTR/L
Última actualización
6/14/2016
Fuente
Section on Plastic Surgery (Copyright © 2016 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest