Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Información para los padres sobre el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, TDAH

​Casi todos los niños tienen momentos en que su comportamiento está fuera de control. Pueden correr de un lado a otro en constante movimiento, hacer ruidos sin parar, negarse a esperar su turno y chocarse todo lo que los rodea. En otras ocasiones, pueden andar sin rumbo como si estuvieran soñando despiertos, incapaces de prestar atención o de terminar lo que comenzaron. 

Sin embargo, para algunos niños, estas clases de comportamiento son algo más que un problema ocasional. Los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad tienen problemas de comportamiento que son tan frecuentes y graves que interfieren con su capacidad de vivir una vida normal. 

De acuerdo con datos nacionales, cerca de 9,4 % de niños estadounidenses entre 2 y 17 años se ven afectados por el TDAH, incluyendo a 2,4% de niños entre 2 y 5 años y entre 4 % a 12 % de niños en edad escolar.  Los niños varones tienen más del doble de probabilidad que las niñas de ser diagnosticados con TDAH.  Ambos, los niños y las niños con este trastorno muestran síntomas de otros trastornos mentales y podrían sufrir también de problemas de aprendizaje y del lenguaje.

El TDAH es una enfermedad crónica del cerebro que le dificulta a los niños poder controlar su comportamiento.

Esta afección afecta el comportamiento de formas concretas: Por ejemplo, los niños con TDAH con frecuencia se les dificulta llevarse bien con sus hermanos o con otros niños en la escuela, en el hogar o en otros lugares. Aquellos que tienen problemas para prestar atención, generalmente tienen dificultades para aprender. Su naturaleza impulsiva puede ponerlos en peligros físicos reales. Debido a que los niños con TDAH se les dificulta controlar su comportamiento, pueden ser etiquetados como "niños malos" o "lunáticos". 

Existe tratamiento eficaz. Si su niño tiene TDAH, su pediatra le puede ofrecer un plan de tratamiento a largo plazo para ayudar a su niño a que tenga una vida sana y feliz. Como padre, usted tiene una función muy importante que desempeñar para su tratamiento.  

Si no se trata el TDAH, este continuará causando problemas serios a los niños a largo plazo, tales como malas calificaciones en la escuela, problemas con la ley, relaciones fallidas e incapacidad de mantener un trabajo. 

El TDA abarca 3 grupos de síntomas de comportamiento: desatención, hiperactividad e impulsividad.

Síntomas del TDAH

Comportamiento  Síntoma:

  Cómo puede comportarse un niño con este síntoma 
Falta de atención
  • Con frecuencia tiene dificultad para prestar atención, sueña despierto.
  • A menudo parece que no está escuchando.
  • Se distrae fácilmente durante las tareas o el juego.
  • Muchas veces no parece preocuparse por los detalles, comete errores descuidados.
  • Repetidas veces no sigue instrucciones ni termina las tareas.
  • Es desorganizado.
  • Frecuentemente pierde muchas cosas importantes.
  • Con frecuencia olvida cosas.
  • Frecuentemente evita hacer cosas que requieren un esfuerzo mental constante.
Hiperactividad
  • Está en constate movimiento, como si lo "tuviera un motor".
  • No permanece sentado.
  • Frecuentemente se retuerce y está inquieto.
  • Habla demasiado.
  • Con frecuencia corre, salta y trepa cuando no está permitido hacerlo.
  • No puede jugar de manera tranquila.
Impulsividad
  • Frecuentemente actúa y habla sin pensar.
  • Puede correr hacia la calle sin mirar primero el tráfico.
  • Con frecuencia se le dificulta respetar los turno.
  • Se le dificulta esperar por las cosas.
  • Con frecuencia responde antes de que haya terminado la pregunta.
  • Frecuentemente interrumpe a los demás.

 No todos los niños con TDAH tienen todos los síntomas.

Los niños con TDAH pueden tener uno o más de los síntomas de los grupos que se enumeran en la siguiente tabla. Los síntomas por lo general son clasificados de acuerdo con los siguientes tipos del TDAH: 

  • Distraído/desatento (conocido antes como trastorno por déficit de atención [TDA], los niños con este tipo de TDAH no son muy activos. Debido a que no interrumpen en el salón de clases o en otras actividades, los síntomas se pueden pasar por alto. Entre las niñas con TDAH, este es el tipo más común.

  • Hiperactivo/impulsivo, los niños con este tipo de TDAH muestran comportamiento hiperactivo e impulsivo a la vez, pero pueden prestar atención. Este es el tipo menos común y con frecuencia afecta a los más jóvenes.

  • Distraído/hiperactivo/impulsivo combinado, los niños con este tipo de TDAH muestran síntomas en todas las tres dimensiones. Este es el tipo que la mayoría de las personas identifican cuando piensan en alguien con el TDAH.

Si su niño ha mostrado síntomas del TDAH con regularidad por más de 6 meses, discútalo con su pediatra.

Tenga en cuenta que es normal que todos los niños muestren algunos síntomas del TDAH de vez en cuando. Su niño podría estar reaccionando al estrés en la escuela o en la casa, puede estar aburrido o simplemente está atravesando una etapa difícil en la vida. Esto no significa que él o ella tenga el TDAH. 

Algunas veces un maestro puede ser el primero en notar la falta de atención, hiperactividad o impulsividad, y puede plantear estos síntomas a los padres.  

Otras veces, las preguntas de los pediatras pueden plantear el problema. Durante las visitas de rutina, los pediatras con frecuencia hacen preguntas, tales como: 

  •  ¿"Cómo le va a su niño en la escuela?".

  •  ¿"Tiene algún problema con el aprendizaje que usted o el maestro de la escuela hayan notado?".

  •  "¿Su niño es feliz en la escuela?".

  •  "¿Se le dificulta a su niño terminar el trabajo escolar en la escuela o las tareas en casa?".

  •  "¿Le preocupa algún problema de comportamiento que tenga su niño en la escuela o en la casa, o cuando su niño juega con amigos?".

Sus respuestas a estas preguntas pueden requerir que se haga una evaluación adicional para el TDAH. Más información aquí .

Información adicional:

Última actualización
9/26/2019
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright @ 2019)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos