Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Ébola: lo que los padres deben saber

​Nota del editor: Esta página será actualizada con nueva información en cuanto esté disponible.

Con el objeto de difundir información correcta, La American Academy of Pediatrics (AAP) aclara lo que es la enfermedad del Ébola y lo que los padres pueden hacer para proteger a sus niños.

¿Qué es la enfermedad del Ébola?

La enfermedad del Ébola es una infección viral, sin embargo, no es muy común y no es fácil de transmitir de persona a persona. Hay un brote grave en África del Oeste, sin embargo, es debido en parte a la carencia de métodos para  prevenir los gérmenes y a la falta de acceso a los suministros médicos adecuados.  

¿Cuáles son los signos o síntomas del virus del Ébola?

La enfermedad del Ébola comienza por lo general de forma repentina con una fiebre pero los síntomas pueden también incluir un fuerte dolor de cabeza, fatiga, dolor de músculos, debilidad, diarrea, vómito, dolor de estómago, o una hemorragia o hematoma que no tiene explicación. La duración de la infección del virus desde el inicio de los síntomas es de 2 a 21 días (siendo de 8 a 10 días lo más común). Una persona con el virus del Ébola puede infectar a otros tan pronto como comience a tener síntomas. La primera etapa de la enfermedad del Ébola se puede confundir con otras enfermedades infecciosas (por ejemplo, la gripe) porque los síntomas iniciales son similares a los asociados con otras infecciones virales.

¿Cómo se propaga el Ébola?

A diferencia de la gripe, el virus del Ébola no se propaga a través del aire o del agua. Las probabilidades de que sus niños se infecten son muy escasas. El virus del Ébola sólo se transmite por contacto directo con las secreciones de una persona infectada o con objetos como agujas que han estado en contacto con secreciones corporales infectadas. Esto significa que no se propaga a través del aire, los alimentos, el agua, o al tocar cosas como el dinero y los teclados. Vea la sección de preguntas y respuestas sobre el virus del Ébola en el sitio web de los CDC.

¿Se puede contraer el Ébola de un perro o un gato?

Hasta el momento no hay evidencia de que los perros o los gatos se puedan enfermar del Ébola o que puedan contagiar a las personas o a los animales.  La posibilidad de que un perro o un gato se vean expuestos al virus del Ébola es mínima ya que para que esto suceda deben entrar en contacto con la sangre o las secreciones de una persona con los síntomas del Ébola. Vea la sección de preguntas y respuestas sobre el virus del Ébola en el sitio web de los CDC.

¿Se puede prevenir el Ébola?

Sí, matar el virus es fácil. El virus de Ébola se puede eliminar con agua y jabón, calor, o un desinfectante o agente de esterilización.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), lavarse las manos con frecuencia . Éste es quizás el concepto más importante que los niños deben aprender y divulgar.

Debido a que la gente en África del Oeste no siempre puede tomar estas precauciones y a veces no tiene acceso al agua y el jabón, El Ébola continúa propagándose.

Un mensaje importante para los padres:

Es mucho más fácil contagiarse de la gripe o de otros virus respiratorios que del Ébola. Por ejemplo, basados en las estadísticas que tenemos del Ébola en este momento, es más probable que la gripe cause más enfermedad y muertes en todo el mundo que el Ébola.

Cobertura de noticias
Lógicamente, hay una  gran cobertura en los medio de comunicación sobre la propagación del Ébola. Sin embargo, es buena idea no dejar ver las noticias relacionadas con el Ébola a los niños pequeños. De esta manera, los padres pueden decidir qué información desean comunicarle a su niño de acuerdo con su nivel de entendimiento. Le brindamos las siguientes sugerencias para comunicarle a sus niños si están preocupados:

  • Ellos están a salvo.
  • Nuestro sistema de atención médica es uno de los mejores del mundo para encargarse de las personas enfermas.
  • El Ébola no es muy común y no existe en todas partes. Cuando se descubren casos, la persona con la infección es llevada un lugar seguro para suministrarle atención de modo que se pueda mejorar y para que no infecte a otras personas.
  • Los médicos y los científicos tienen mucho conocimiento sobre el Ébola y están trabajando intensamente para encontrar maneras de prevenir o de curar esta enfermedad.

Las redes sociales
Debido a que muchos niños y adolescentes pasan mucho tiempo en las redes sociales, también existe el riesgo de que el niño pueda leer algo en línea sobre el Ébola que no entienda y pueda alarmarse sin necesidad. Preste atención a lo que están viendo sus niños en línea. Hable con sus niños y ayúdeles a evitar la exposición gráfica de los medios.

Mantenga la calma
Las noticias sobre la propagación de enfermedades pueden ser alarmantes, incluso para los adultos. Manténgase bien informado de modo que pueda mantener sus propios temores bajo control. Hable con sus niños de una forma que ellos puedan entender para que no sientan miedo o preocupación.

Información adicional: 

Última actualización
8/22/2014
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2014)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos