Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Diarrea en niños: lo que los padres necesitan saber

Cuando los niños de repente tienen deposiciones sueltas, líquidas y más frecuentes, tienen diarrea. La diarrea es un síntoma común de enfermedad en los niños pequeños. En los Estados Unidos, los niños menores de 4 años pueden tener diarrea 1 o 2 veces al año.

A continuación presentamos algunas respuestas a preguntas que puede tener si su hijo tiene diarrea, consejos para ayudar a controlarla y cuándo llamar al médico.

¿Cuál es la mejor forma de tratar o controlar la diarrea?

  • Diarrea leve sin vómitos. La diarrea a menudo desaparece por sí sola en un par de días. La mayoría de los niños con diarrea leve no necesitan cambiar su dieta y, por lo general, no se necesitan soluciones de electrolitos. Puede seguir dando leche materna, fórmula o leche de vaca. Sin embargo, si su hijo parece hinchado o con gases después de beber fórmula o leche de vaca, pregúntele al médico de su hijo si debe evitarlas.

  • Diarrea leve con vómitos. Los niños que tienen diarrea y están vomitando deberán interrumpir sus dietas habituales. Las soluciones de electrolitos deben administrarse en pequeñas cantidades, a menudo hasta que cesen los vómitos. En la mayoría de los casos, se necesitan solo durante 1 o 2 días. Una vez que los vómitos hayan disminuido, regrese lentamente a la dieta habitual de su hijo. Algunos niños no pueden tolerar la leche de vaca cuando tienen diarrea y es posible que el médico de su hijo la elimine brevemente de la dieta. La lactancia debe continuar.

  • Diarrea grave. Llame al médico de su hijo si tiene diarrea grave. Los niños que tienen una evacuación intestinal líquida cada 1 o 2 horas, o más seguido, y presentan signos de deshidratación, pueden necesitar dejar de comer por un período corto (como 1 día o menos) para concentrarse en beber y reponer el líquido perdido en esas heces. Deben evitar los líquidos con alto contenido de azúcar, alto contenido de sal o muy bajo contenido de sal (es decir, agua y té). En caso de deshidratación grave, es posible que los niños deban recibir líquidos por vía intravenosa (IV) en el departamento de emergencias.

Diarrea y deshidratación

Los niños con diarrea viral tienen fiebre y pueden vomitar. Poco después de que aparezcan estos síntomas, los niños tienen diarrea. La parte más importante del tratamiento de la diarrea es evitar que su hijo se deshidrate.

Llame al médico de su hijo de inmediato si su hijo muestra algún signo o síntoma de deshidratación (consulte aquí).

Además, llame a su pediatra si su hijo tiene diarrea y:

  • Fiebre que dura más de 24 a 48 horas

  • Heces con sangre

  • Vómitos que duran más de 12 a 24 horas

  • Vómito que parece verde, teñido de sangre o como café molido

  • Abdomen (estómago, barriga) que parece hinchado

  • No come ni bebe

  • Sufre dolor abdominal severo (estómago, vientre)

  • Erupción o ictericia (color amarillo de piel y ojos)

¿Mi hijo necesita soluciones de electrolitos?

La mayoría de los niños con diarrea leve no necesitan soluciones de electrolitos. Las soluciones de electrolitos son muy útiles para el tratamiento en el hogar de la diarrea moderadamente grave.

Las soluciones de electrolitos son fluidos especiales que han sido diseñados para reemplazar el agua y las sales que se pierden durante la diarrea. Las bebidas sin alcohol (gaseosas, refrescos), las sopas, los jugos, las bebidas deportivas y la leche hervida tienen cantidades incorrectas de azúcar y sal y pueden enfermar más a su hijo.

No intente preparar sus propias soluciones de electrolitos en casa. Utilice únicamente líquidos disponibles comercialmente; la marca de la tienda y la marca de fábrica actúan de la misma manera. El médico o farmacéutico de su hijo puede decirle qué productos están disponibles.

¿Mi hijo con diarrea debe ayunar (no comer)?

El ayuno no es un tratamiento para la diarrea. Sin embargo, algunos niños pueden beneficiarse al reducir la ingesta de alimentos sólidos si están vomitando. Es conveniente seguir brindando pequeñas cantidades de líquidos, especialmente soluciones de electrolitos, en estos casos. A medida que los niños se recuperan, está bien dejarles comer tanto o tan poco de su dieta habitual como deseen.

¿Ayuda la dieta BRAT?

La dieta de plátanos, arroz, puré de manzana y tostadas (BRAT, por sus siglas en inglés), que antes se recomendaba mientras se recuperaba de la diarrea, ya no se considera útil. Debido a que los alimentos de la dieta BRAT son bajos en fibra, proteínas y grasas, la dieta carece de nutrientes suficientes para ayudar a que el tubo digestivo del niño se recupere. Algunos pediatras creen que en realidad puede hacer que los síntomas duren más. En el mejor de los casos, los niños pueden volver a comer una dieta normal y bien balanceada apropiada para su edad dentro de las 24 horas posteriores a la enfermedad. Esa dieta debe incluir una mezcla de frutas, verduras, carne, yogur y carbohidratos complejos.

¿Qué ocurre con los medicamentos antidiarreicos?

Los medicamentos antidiarreicos de venta libre no se recomiendan para niños menores de 2 años. También pueden ser perjudiciales para los niños mayores. Siempre consulte con el médico de su hijo antes de darle cualquier medicamento para la diarrea.

Además, no le dé a su hijo remedios caseros. Algunos pueden no ser eficaces y algunos pueden finalmente empeorar las cosas.

¿Los probióticos ayudan a la diarrea?

Los probióticos son tipos de bacterias "buenas" que viven en los intestinos. Pueden tener efectos beneficiosos para la salud con respecto a la diarrea, aunque se necesitan más estudios.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de diarrea de mi hijo?

La mayor parte de la diarrea en los niños es causada por virus. La diarrea también puede ser causada por bacterias, parásitos, cambios en la dieta (como beber demasiado jugo de frutas), problemas intestinales (como alergia a alimentos) y el uso de algunos medicamentos. A continuación presentamos algunas formas de ayudar a prevenir la diarrea:

  • Detenga la diseminación de gérmenes. Lávese las manos frecuentemente con jabón o con un desinfectante para manos. Trate de mantener a su hijo alejado de los niños que tienen diarrea o vómitos.

  • No le dé a su hijo leche cruda (no pasteurizada) o alimentos que puedan estar contaminados.

  • Evite los medicamentos, especialmente los antibióticos, si no son necesarios.

  • Amamante a su bebé. La leche materna tiene muchas sustancias que las fórmulas no contienen y que ayudan a proteger a su bebé de muchas enfermedades e infecciones. La American Academy of Pediatrics recomienda la lactancia materna como la única fuente de alimentación para su bebé durante aproximadamente 6 meses. Cuando agregue alimentos sólidos a la dieta de su bebé, continúe amamantando hasta por lo menos 12 meses. Puede continuar amamantando después de los 12 meses si usted y su bebé lo desean.

  • Limite la cantidad de jugos y bebidas azucaradas.

  • Asegúrese de que su hijo haya recibido la vacuna contra el rotavirus. La vacuna contra el rotavirus protege contra la causa más común de diarrea y vómitos en bebés y niños pequeños.

Más información



Última actualización
7/9/2021
Fuente
Adapted from Diarrhea and Your Child (American Academy of Pediatrics (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos