Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Cuál es nuestra posición frente a la prevención de la obesidad

​La obesidad y el sobrepeso infantil es ahora una emergencia de salud a nivel nacional. La obesidad ocasiona vidas más cortas y de baja calidad, así como varias enfermedades crónicas, muchas de las cuales ahora se ven durante la infancia. Tememos que ahora nuestra actual generación de niños pueda tener vidas más cortas que sus padres debido a los efectos a largo plazo de la obesidad. Sin embargo, hay mucho que podemos hacer para tratar y prevenir la obesidad, y entre más temprano lo hagamos, mejor. Hacer algunos pequeños cambios (relacionados a nuestro enfoque hacia los alimentos, alimentación, actividad física, etc.) en un niño pequeño puede prevenir muchos problemas de salud futuros.

No quiere decir que esto sea fácil, debido a que por ahora la opción saludable no siempre es la más fácil, ¡pero vale la pena! Anteriormente era común creer que los niños superarían o tendrían un peso normal al crecer, pero ahora es más frecuente que esto no suceda. De hecho, en las dos décadas pasadas, los índices de obesidad se han duplicado en los niños y triplicado entre los adolescentes en los Estados Unidos. La obesidad afecta a todos los sistemas del cuerpo y puede ocasionar posibles problemas de salud graves, tales como la diabetes, presión arterial alta, apnea del sueño, insuficiencia hepática y otros. También puede ser la causa del estrés psicológico asociado con sentirse diferente de los compañeros, lo que conlleva a la depresión, ansiedad y baja autoestima.

La American Academy of Pediatrics (AAP) cree que hacer pequeños cambios y pronto con respecto a la obesidad infantil puede prevenir complicaciones para el resto de la vida, y ambos, los padres y los pediatras pueden tomar medidas para ayudar a los niños a mantener y a lograr un peso saludable.

Índice de masa corporal (IMC)

Su pediatra debe supervisar el peso de su niño y el índice del aumento de peso desde la infancia en adelante. El índice de masa corporal (IMC) y el percentil son indicadores de cómo el pediatra puede garantizar que su niño tenga un peso saludable para su edad, sexo y estatura. Un IMC que está en el percentil 85 o más se clasifica en la categoría de sobrepeso, y un IMC que esté en el percentil 95 o más se define como en la categoría de obesidad. Estas categorías son esencialmente categorías de riesgo de sufrir problemas médicos a corto y a largo plazo, y entre más alto sea el IMC (por encima del percentil 85), mayor el riesgo.

Gráficas de crecimiento infantil

La AAP recientemente avaló las gráficas de crecimiento infantil de la Organización Mundial de la Salud. Esto significa que el IMC puede ser supervisado desde el nacimiento de su niño. ¡Definitivamente no nos gusta ver a un bebé bajar de peso! Sin embargo, estas gráficas de crecimiento pueden darle la tranquilidad de que su niño pequeño está creciendo bien, y que por esta razón no necesitará fórmula adicional o suplementación. Esto puede ayudarle a recuperar la confianza si usted estaba preocupada de que las molestias de su niño eran debido a que no estaba comiendo lo suficiente.

Algunos niños tienden a subir más de peso debido a antecedentes familiares (tales como, la genética, tener un metabolismo lento y costumbres de la familia con respecto al tipo y cantidad de alimentos que consumen), pero en casi todos los casos, hacer algunos pequeños cambios en la alimentación y aumentar la actividad física pueden ayudar a mejorar el peso de su niño.

  • Anime a su niño a tener un estilo de vida sano en el hogar, en los centros de cuidado infantil y en la escuela para que se encaminen hacia una vida saludable a largo plazo.

  • Hable con su pediatra sobre formas para fomentar hábitos saludables de alimentación que comiencen desde la infancia, tales como reducir al mínimo el consumo de jugos, ofrecer una variedad de alimentos saludables, especialmente verduras y frutas, y continuar con estos hábitos durante toda la infancia.

  • Desde un principio, anime a su niño a comer una variedad de alimentos saludables y deje que decida cuando se siente lleno. No olvide que sus preferencias o gustos pueden cambiar con el tiempo y puede que necesite probar hasta diez veces un nuevo alimento antes de que lo disfrute.

  • Elija refrigerios saludables, tales como verduras, frutas, alimentos lácteos bajos en grasas y granos enteros.

  • Siéntelo a la mesa del comedor y trate de apagar el televisor. Los estudios revelan que los niños que miran demasiada televisión tienden a tener sobrepeso debido a que:

    • La televisión y el tiempo que pasan frente a una pantalla le quitan la oportunidad de poder hacer cosas como correr, saltar e interaccionar con otras personas.

    • Los niños tienden a comer más cuando están viendo la televisión.

    • Están expuestos a comerciales que los inducen a tener antojos de alimentos poco saludables.

  • Además, trate de que las horas de las comidas sean libres de pantallas/medios de comunicación. Cuando la televisión está apagada, la hora de las comidas puede ser una excelente oportunidad para tener conversaciones con la familia.

  • Mantener los canales de comunicación abiertos con sus niños durante sus años escolares puede darles mucha protección.

  • Ir de caminata en familia, así como la actividad física puede también ser una buena oportunidad para hablar con sus niños.

Como padre de familia, usted puede impactar de forma positiva a su niño pequeño, no sólo sobre los alimentos saludables que elije por el resto de su vida, sino también sobre otros aspectos que pueden contribuir a prevenir la obesidad. Trate de ser siempre un ejemplo.

Información adicional:

Última actualización
1/11/2018
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5, 6th Edition (Copyright © 2015 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest