Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto

Ansiedad de separación y problemas para dormir en los niños pequeños

​Después de la segunda mitad del primer año de vida, la ansiedad de separación puede provocar muchas noches de sueño interrumpido. Durante esta etapa (que puede durar varios meses), un niño podría despertarse varias veces y llorar con ansiedad por su padre, su madre o ambos, a menudo expresando una marcada preferencia por uno de ellos.

Esta es una etapa normal en el desarrollo emocional de los niños y suele ser necesario manejarla con un enfoque cariñoso y sistemático. La ansiedad de separación suele desaparecer en algún momento cerca del segundo cumpleaños. Hasta que eso ocurra, su hijo necesitará que le brinden seguridad varias veces, noche tras noche.

Para lidiar con la ansiedad de separación en general, aquí le ofrecemos algunas medidas que puede tomar:

  • Independientemente de lo pequeño que sea su hijo, dígale directamente cuando tienen que dejarlo. Aunque solo se esté yendo a otra habitación por un momento, dígale "Ya regreso". Un día se sorprenderá cuando lo escuche decir "Ya regreso" al separarse de usted por un ratito.

  • Genere una distracción para desviar la atención de su hijo cuando se vaya. Una niñera puede ayudar con eso, compartiendo un juguete nuevo o dándole un baño al bebé. Luego, diga adiós y váyase lo más rápido posible.

  • Cuando salga por las noches, intente contar con una niñera que el niño conozca. Si debe contar con una nueva, pídale que llegue antes de la hora del niño para irse a la cama y permita que pasen un tiempito conociéndose. Muchos padres tienen como regla emplear a la misma niñera una noche por semana y planifican sus actividades sociales de esa forma. Por lo general a los niños les resulta más fácil dicha separación cuando es parte de una rutina predecible.

Última actualización
8/21/2019
Fuente
Sleep: What Every Parent Needs to Know (Copyright © 2013 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos