Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Cómo mantener seguro a su bebé cuando duerme: explicamos la política de la AAP

​Por Rachel Y. Moon MD, FAAP

En Estados Unidos, todos los años mueren alrededor de 3,500 bebés de forma repentina e inesperada, generalmente mientras duermen. Generalmente esto se debe al síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) o a muertes accidentales por asfixia o estrangulación.

Para reducir el riesgo de todas las muertes infantiles relacionadas con el sueño, la American Academy of Pediatrics, (AAP) ha revisado su declaración de política e informe técnico sobre el sueño seguro. Esto actualiza la orientación de 2016 e incluye formas adicionales para reducir el riesgo de SMSL, así como algunas nuevas recomendaciones.

Nota: Salvo que se le indique algo diferente, todas estas recomendaciones son para bebés sanos de hasta 1 año de edad. Hable con su pediatra si tiene preguntas sobre alguna de las recomendaciones indicadas.

Recomendaciones para un entorno de sueño seguro

Nadie sabe qué causa el SMSL, así que no hay una forma garantizada de prevenirlo. Sin embargo, crear un entorno de sueño seguro puede ayudar a reducir el riesgo de SMSL de su bebé.

Por otra parte, sabemos qué causan la asfixia y estrangulación accidentales en la cama. Esto significa que los padres pueden ayudar a prevenir estos accidentes siguiendo la orientación de la AAP para el sueño seguro.

Un entorno de sueño seguro disminuye el riesgo de todas las muertes infantiles relacionadas con el sueño. Estas son algunas formas en las que puede ayudar a crear un entorno de sueño seguro.

Coloque a su bebé boca arriba para dormir la siesta y en la noche

Los bebés que duermen boca arriba tienen mucha menos probabilidad de morir de SMSL que los bebés que duermen boca abajo o de lado. El problema con la posición lateral es que su bebé puede girarse más fácilmente para quedar boca abajo. A algunos padres les preocupa que los bebés se ahoguen cuando están boca arriba. Pero la anatomía de las vías respiratorias de su bebé y su reflejo nauseoso evitarán que eso s​​uceda. Incluso los bebés con enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) deben dormir de forma horizontal boca arriba.

También tenga en cuenta lo siguiente:

  • Se debe colocar al recién nacido piel con piel con su madre tan pronto como sea posible después de que nazca, durante al menos una hora. Después de eso, o cuando la madre necesite dormir o atender sus otras necesidades, se debe colocar al bebé boca arriba en un moisés que no esté inclinado.

  • Es posible que los bebés prematuros deban estar boca abajo temporalmente mientras se encuentran en la UCIN, pero usted debe colocarlos boca arriba ni bien estén estables médicamente. Esto los ayuda a acostumbrarse a dormir boca arriba antes de irse a casa.

  • Algunos bebés giran y se quedan boca abajo. Siempre debe colocar a su bebé boca arriba para dormir pero, si a este le resulta cómodo girarse de ambas formas (para quedar boca abajo y para quedar boca arriba), no hace falta que vuelva a colocar a su bebé boca arriba. Sin embargo, asegúrese de que no haya mantas, almohadas, juguetes de peluche ni cojines de protección en la cama de su bebé. Su bebé podría girarse sobre cualquiera de estos objetos, lo que podría obstruir su flujo de aire.

Use una superficie firme y plana para dormir

Una superficie plana no debe quedar marcada cuando su bebé se encuentra sobre ella. Las superficies que tengan una inclinación de más de 10 grados no son seguras para que su bebé duerma.

  • Coloque a su bebé en una cuna, un moisés, una cuna portátil o un corral que cumpla los estándares de seguridad de la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés).

  • Consulte el sitio web de la CPSC (en inglés) para asegurarse de que su cuna no se haya retirado del mercado, especialmente si es usada.

  • Asegúrese de que el colchón de su cuna esté diseñado específicamente para la cuna y de que calce justo. Use solamente una sábana ajustada; no debe haber nada más en la cuna con su bebé.

  • No use una cuna que no tenga instrucciones, a la que le falten piezas o que esté rota.

  • Las superficies alternativas para dormir solo se consideran una opción segura si cumplen con la regla de junio de 2021 de la CPSC (en inglés) que establece que todos los productos de bebés para dormir deben cumplir con los estándares de seguridad federales existentes para las cunas, los moisés, las cunas portátiles o los corrales. Esto incluye los productos para dormir con inclinación, las hamacas, las cajas de bebés, las camas colecho, los nidos y soportes para bebés, los moisés compactos, los moisés para viajar y las tiendas para bebés. Si el producto no cumple los estándares de seguridad federales, evítelo.

  • Si su bebé se duerme en el asiento de automóvil, el cochecito, el columpio, el arnés para bebés o en el cabestrillo, debe colocarlo en una superficie plana boca arriba lo antes posible.

  • No use productos para dormir que no se comercialicen específicamente para que los bebés duerman. Los ejemplos incluyen las almohadas Boppy y Dock-a-Tots.

  • En una emergencia, puede dejar que su bebé duerma temporalmente en una caja, una cesta, un cajón de tocador o algo similar. Debe tener un relleno firme. Ni bien pueda conseguir una superficie para dormir aprobada por la CPSC, coloque a su bebé en ella.

  • Si necesita ayuda financiera, hay organizaciones a lo largo del país que ofrecen superficies para dormir a bajo costo o gratuitas. Consulte con su agencia local de servicios sociales (en inglés).

Nunca duerma con su bebé

En función de las pruebas, la AAP no recomienda compartir la cama con su bebé en ninguna circunstancia. Esto incluye a los bebés gemelos o a los nacidos de un parto múltiple.

  • Puede llevar a su bebé a su cama para alimentarlo o consolarlo. Coloque nuevamente a su bebé en su propio espacio para dormir cuando esté listo para irse a dormir.

  • Si existe la posibilidad de que usted se duerma mientras su bebé está en su cama, asegúrese de que no haya almohadas, sábanas, mantas ni ningún otro artículo que pueda cubrirle la cara, la cabeza y el cuello a su bebé, o que pueda darle calor en exceso. Ni bien se despierte, asegúrese de llevar a su bebé a su propia cama.

  • Evite también quedarse dormido con su bebé en otros lugares. El riesgo de muerte infantil relacionada con el sueño es hasta 67 veces mayor cuando los bebés duermen con alguien en un sofá, un sillón blando o un cojín.

  • Es importante saber que las siguientes situaciones hacen que compartir la cama sea todavía más peligroso:

    • Ha estado bebiendo alcohol, consumido marihuana o tomado algún medicamento o droga ilícita. El riesgo de muerte infantil relacionada con el sueño es más de 10 veces mayor para los bebés que comparten la cama con alguien que está fatigado o ha tomado medicamentos que les dificultan despertarse; ha consumido sustancias como el alcohol o las drogas.

    • Su bebé es muy pequeño, pequeño o nació prematuro. El riesgo de muerte infantil relacionada con el sueño mientras comparte la cama es de 5 a 10 veces mayor cuando su bebé tiene menos de 4 meses. Y el riesgo de muerte infantil relacionada con el sueño es de 2 a 5 veces mayor cuando su bebé nació prematuro o con bajo peso al nacer.

En lugar de compartir la cama con su bebé, comparta la habitación

Esto supone mantener el área para dormir de su bebé en la misma habitación donde usted duerme durante al menos los primeros 6 meses. Coloque la cuna, el moisés, la cuna portátil o el corral de su bebé en su habitación, cerca de su cama. La AAP recomienda compartir la habitación porque puede disminuir el riesgo de SMSL tanto como en un 50 % y es mucho más seguro que compartir la cama. Compartir la habitación también hará que sea más fácil para alimentar, consolar y vigilar a su bebé.

Mantenga los objetos suaves y la ropa de cama suelta fuera del área de dormir de su bebé

Estos objetos pueden aumentar el riesgo de que su bebé se quede atrapado, se asfixie o se estrangule. Esto incluye las almohadas y los juguetes similares a las almohadas, las colchas, los edredones, los cubrecolchones, las sábanas que no estén ajustadas, las mantas, los juguetes, los cojines de protección o los productos relacionados que se unan a los barrotes o a los lados de la cuna.

  • Si le preocupa que su bebé pase frío, puede vestirlo con varias capas de ropa o ponerle una manta de vestir. En general, debe vestir a su bebé solo con una capa más de la cantidad que usted esté usando.

  • No use mantas con peso, mamelucos, mantas para envolver u otros objetos con peso sobre su bebé, ni los deje cerca de él.

No deje que su bebé reciba calor en exceso

El abrigo en exceso puede aumentar el riesgo de SMSL. Su bebé solo necesita una capa más de la que usted usaría en el mismo entorno para estar cómodo.

  • Compruebe que su bebé no presente signos de calor en exceso, como sudoración, calor en el tórax o piel ruborizada.

  • No le ponga un gorro a su bebé cuando esté en espacios interiores cuando vuelva a casa del hospital.

Otras formas de disminuir el riesgo de SMSL

Además de crear un entorno de sueño seguro, la AAP tiene más recomendaciones para disminuir el riesgo de SMSL de su bebé.

Alimente a su bebé con leche materna

Las pruebas indican que la leche materna reduce el riesgo de SMSL. Cuanto más tiempo le dé leche materna a su bebé, más protección le brindará.

  • Amamante a su bebé o aliméntelo con leche materna que se extraiga. La AAP recomienda la leche materna como única fuente de alimentación para su bebé durante aproximadamente 6 meses.

  • Incluso después de que incorpore alimentos sólidos a la dieta de su bebé, continúe amamantándolo por lo menos hasta que tenga 12 meses o más si usted y su bebé lo desean.

Intente ofrecerle un chupete a su bebé a la hora de la siesta y a la hora de dormir

Esto ayuda a reducir el riesgo de SMSL, incluso si el chupete se cae después de que su bebé se duerma.

  • Si el bebé es amamantado, espere a que amamante bien antes de ofrecerle un chupete. Esto significa que su suministro de leche es bueno, que amamantar resulta cómodo y se hace de forma continua, y que su bebé se prendió bien y está subiendo de peso como debería. Si no amamanta a su bebé, puede darle el chupete cuando quiera.

  • Está bien si su bebé no quiere un chupete. Puede intentar dárselo más adelante, pero a algunos bebés simplemente no les gusta. Si el chupete se cae después de que su bebé se duerma, no hace falta que se lo ponga en la boca de nuevo.

  • No le cuelgue el chupete en el cuello al bebé ni se lo adhiera a su ropa mientras duerme.

Obtenga atención prenatal de forma regular

Hay evidencias sólidas de que la atención prenatal de rutina reduce el riesgo de SMSL de su bebé. Además, evite el alcohol, la marihuana, los opioides o las drogas ilícitas durante el embarazo y después del nacimiento de su bebé. El riesgo de SMSL es mayor cuando los bebés están expuestos al alcohol oa sustancias ilícitas.

No fume ni use nicotina durante el embarazo o después de que nazca su bebé

Fumar durante el embarazo y fumar en el entorno de su bebé después del nacimiento son factores de riesgo significativos para el SIDS. No fume en ningún lugar cerca de su bebé, incluso si está afuera. Esto incluye el vapeo y los cigarrillos electrónicos, que contienen nicotina. Mantenga su automóvil y su hogar libres de humo. Deshágase del humo de segunda mano en cualquier área donde su bebé y otras personas que no fuman pasen tiempo. Si es fumadora o fumó durante el embarazo, recuerde que es especialmente importante que no comparta la cama con su bebé. El riesgo de SMSL es especialmente alto, incluso cuando el fumador no fuma en la cama.

Programe y vaya a todas las visitas de control

Los controles periódicos ayudan a garantizar que el crecimiento y el desarrollo de su bebé estén encaminados. Además, su bebé recibirá vacunas importantes en estas visitas de niño sano con su pediatra. La evidencia sugiere que las vacunas infantiles pueden ayudar a proteger contra el SMSL.

Asegúrese de que su bebé pase tiempo boca abajo mientras esté despierto todos los días

Un adulto despierto debe supervisar el tiempo que el bebé pasa boca abajo despierto. Esto ayuda con el desarrollo motor de su bebé y previene el síndrome de cabeza plana. Comience con una breve cantidad de tiempo boca abajo poco después de llegar a casa del hospital. Aumente gradualmente el tiempo hasta que su bebé pase al menos de 15 a 30 minutos boca abajo todos los días cuando tenga 7 semanas.

Envuelva a su bebé si lo desea

Solo tenga en cuenta que envolver al bebé no reduce el riesgo de SMSL.

  • Asegúrese de que su bebé esté siempre boca arriba cuando esté envuelto.

  • No debe envolverlo de forma muy ajustada ni hacer que le resulte difícil respirar al bebé o mover las caderas.

  • Cuando parezca que su bebé está intentando girarse, debe dejar de envolverlo. El riesgo de asfixia es mayor si el bebé gira y se queda boca abajo mientras está envuelto. El bebé comienza a girarse generalmente a sus 3 o 4 meses, pero puede ocurrir más temprano.

  • No use objetos con peso para envolver al bebé ni coloque objetos pesados dentro de la manta para envolverlo.

Preste atención al comprar ciertos productos

  • Evite los productos para bebés que no cumplan las recomendaciones de sueño seguro. Esto es así especialmente para productos que se considera que reducen el riesgo de SMSL u otras muertes infantiles relacionadas con el sueño. No hay pruebas de que esto sea verdad. Si no tiene seguridad sobre un producto específico, consulte el sitio web de la CPSC (en inglés).

  • No use monitores cardiorrespiratorios en el hogar para ayudar a reducir el riesgo de SMSL. Puede comprar dispositivos de bienestar del consumidor como los oxímetros de frecuencia cardíaca y pulso. Algunos son portátiles. Pero recuerde que no hay pruebas que indiquen que estos dispositivos sirvan para disminuir el riesgo de SMSL. No hace falta que cumplan los mismos requisitos que los dispositivos médicos tampoco. Recuerde que estos dispositivos pueden darle una falsa sensación de seguridad. Está bien que use uno si lo desea, solamente no lo use como sustituto para todas las pautas de sueño seguro indicadas anteriormente.

Recuerde

No dude en hablar con su pediatra si tiene alguna pregunta o inquietud sobre la seguridad del entorno para dormir de su bebé.

Información adicional:

Sobre la Dra. Moon:

https://www.healthychildren.org/SiteCollectionImagesArticleImages/Rachel_Moon_headshot.jpgRachel Y. Moon, MD, FAAP, es pediatra e investigadora de SMSL en la University of Virginia. También es la directora de la División de Pediatría General y profesora de Pediatría en la Facultad de Medicina de la University of Virginia. Sus investigaciones se centran en el SMSL y en los factores de riesgo de SMSL, particularmente en las poblaciones de alto riesgo, como la de afroamericanos y la de bebés que reciben cuidado infantil. Dentro de la American Academy of Pediatrics (AAP), es la presidenta del Grupo de Trabajo sobre el SMSL y editora asociada de la revista Pediatrics. La Dra. Moon también es la editora de Sleep: What Every Parent Needs to Know. (Sueño: lo que los padres deben saber -en inglés-).

Autor
Rachel Y. Moon, MD, FAAP
Última actualización
7/6/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2022)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos