Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Cuando la cabeza de un bebé se deforma: deformidad craneal postural

​Cuando un bebé está mucho tiempo en una posición, esto puede hacer que la forma de su cabeza cambie. Esto se llama deformidad craneal postural.

Para un 20 % de los bebés, una deformidad postural del cráneo ocurre cuando están en el vientre o en el canal de parto. Con mayor frecuencia, sucede en las primeras 4 a 12 semanas de vida. Esto ocurre cuando los bebés no puede incorporarse o moverse por sí mismos. Para los 6 meses de edad, muchos bebés se movilizan más y pueden mover su cabeza por sí mismos con mayor regularidad.

¿Qué hace que cambie la forma de la cabeza de un bebé?

El cráneo de un bebé tiene placas óseas blandas que aún no se han fusionado. Las placas óseas pueden moverse un poco, lo que ayuda a que la cabeza del bebé pase por el canal de parto. Las placas también hacen lugar para que el cerebro crezca durante el primer año de vida.

Existen muchas cosas que pueden producir una deformidad postural del cráneo, como por ejemplo:

  • Una posición preferida de la cabeza. A algunos bebés les gusta sentarse o dormir con su cabeza girada de cierta manera.

  • No pasan suficiente tiempo boca abajoEl tiempo boca abajo es para los bebés que están despiertos y vigilados. Ayuda a que los bebés dominen metas básicas como levantar la cabeza, darse vuelta, sentarse y gatear.

  • Mellizos o trillizos. Las posiciones apretadas o inusuales en el vientre pueden llevar a cambios en la forma de la cabeza.

  • Prematuros. El hecho de estar acostado sobre su espalda en el hospital puede hacer que la cabeza de un prematuro se deforme. Los bebés prematuros también tienen huesos más blandos que no están totalmente formados como los huesos de los bebés nacidos a término.

  • Complicaciones al nacer. La posición del bebé cuando se mueve por el canal de parto puede afectar la forma de su cabeza. Otras cosas que afectan la forma de la cabeza de un bebé en el nacimiento es el uso de fórceps, ventosa obstétrica o inclusive un parto difícil.

  • Tortícolis: se calcula que el 85 % de los bebés con tortícolis, una afección en la que los músculos del cuello están tensos o desequilibrados, tiene una deformidad craneal postural. Los bebés con tortícolis también necesitarán terapia física.

3 tipos comunes de cabeza deformada
El cambio en la forma de la cabeza de un bebé se relaciona con la posición en la cual pasa la mayor parte del tiempo. Su pediatra puede determinar si la forma de la cabeza de su bebé se debe a una deformidad postural del cráneo o a una afección poco común pero más seria llamada craneosinostosis. Las deformidades posturales comunes del cráneo no requieren cirugía.

  • Braquicefalia deformativa es cuando la cabeza es plana simétricamente (en partes iguales) en la parte posterior y es ancha de un lado al otro. El hueso por encima de las orejas podría parecer proyectado. Esto se ve habitualmente en los bebés que pasan mucho tiempo boca arriba y no están boca abajo el tiempo suficiente.

  • Plagiocefalia deformativa es cuando la cabeza es plana asimétricamente (en partes desiguales) en la parte posterior de un lado. La frente puede ser más prominente por lo que la cabeza parece un paralelogramo. Es posible que la oreja también se desplace hacia delante en el lado plano. Esto se ve con frecuencia en bebés que prefieren dormir con su cabeza girada hacia un lado y en aquellos con tortícolis.

  • NICUcefalia es una afección común en bebés prematuros que han pasado sus primeros meses de vida en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN). Esta deformidad postural del cráneo hace que los bebés prematuros desarrollen cabezas largas y estrechas.

Un buen momento para revisar la cabeza de su bebé es después del baño cuando su cabello está mojado.

  • La parte posterior de la cabeza de su bebé debe ser redonda de forma pareja.

  • Las orejas de su bebé deben ser parejas.

  • El ancho de la cabeza y de la frente de su bebé deben ser parejos y equilibrados.

Si nota algún cambio o tiene alguna preocupación, hable con su pediatra.

¿Qué sucede si mi bebé tiene una deformidad craneal postural?

El mejor tratamiento es evitar una deformidad postural del cráneo. Y cuando se descubre en forma temprana, unos simples cambios en la posición de su bebé ayudarán. Por ejemplo:

  • Evite que pase demasiado tiempo en un asiento de seguridad para automóvil, asiento saltarín, columpio para bebés, u otro elemento para el transporte. Estas posiciones ponen presión en la parte posterior de la cabeza de su bebé.

  • Aumente el tiempo que pasa boca abajo. Es importante poner a los bebés boca arriba para dormir. Pero un bebé necesita tiempo supervisado boca abajo para jugar  durante el día. Esto también permite al bebé ejercitar su cuello, espalda, hombros, brazos y caderas. Empezar con períodos cortos. Trabajar gradualmente hasta una hora por día en varias sesiones cortas.

  • Cambie o alterne los brazos al sostener y alimentar a su bebé.

  • Alterne en qué extremo de la cuna coloca a su bebé para dormir.

Las deformidades posturales del cráneo no afectan el crecimiento del cerebro o el desarrollo intelectual. Son puramente cosméticas y la mayoría de ellas no requiere cirugía.

Intervención temprana y terapia

En algunos casos, el médico de su bebé puede recomendar tratamiento para la deformidad postural del cráneo, especialmente en aquellos casos con aplanamiento moderado o grave.

Fisioterapia. Su pediatra puede derivar a su bebé para recibir servicios de intervención temprana y una evaluación de un fisioterapeuta pediátrico. El terapeuta verificará si su bebé tiene habilidades motrices retrasadas debido a un control insuficiente de la cabeza y el cuello, o si tiene tortícolis. Usted también deberá aprender ejercicios de estiramiento y postura para hacer con su bebé en casa. Dependiendo de qué tan grave sea la deformidad postural del cráneo, su bebé puede necesitar terapia semanal.

Terapia de casco corrector. Si su bebé tiene un aplanamiento moderado o grave que no responde al tratamiento para los 5 o 6 meses de edad, puede necesitar terapia de casco corrector. Los cascos correctores ayudan a volverle a dar forma a la cabeza del bebé y son ajustados por un especialista.

Solamente se debe considerar la cirugía cuando se han agotado todas las demás opciones y después de consultar con un  neurocirujano o cirujano plástico pediátrico especializado en este tipo de casos.

Recuerde

Hable con su pediatra si tiene alguna pregunta o inquietud sobre el crecimiento y el desarrollo de su bebé.

Información adicional:


Última actualización
9/29/2020
Fuente
American Academy of Pediatrics Section on Neurological Surgery and Section on Plastic and Reconstructive Surgery (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos