Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

La American Academy of Pediatrics dice que los niños no comen suficiente comida de mar

Un nuevo informe técnico señala muchos de los beneficios de consumir pescados y mariscos y ofrece una guía sobre cómo las familias pueden elegir las mejores opciones para adicionar a la dieta de los niños. 

La comida del mar es rica en proteína de alta calidad y de otros nutrientes necesarios para el desarrollo saludable de los niños. Sin embargo, el pescado y los mariscos solo son una parte muy pequeña de la dieta de la mayoría de los niños en los Estados Unidos, en comparación con otras fuentes de proteína animal, tales como las carnes rojas o el pollo. Una de las razones es la preocupación sobre el contenido de mercurio del pescado que puede ser absorbida por aguas contaminadas.

Un nuevo informe técnico de la American Academy of Pediatrics (AAP) publicado en el número de junio de Pediatrics titulado, "El pescado, los mariscos y la salud de los niños: una evaluación de los beneficios, riesgos y viabilidad", ofrece evidencia sobre las ventajas que tiene para la salud comer pescado, y ayuda a los pediatras a indicarles a los padres cuáles son las fuentes más seguras.

Además de ser ricos en proteínas sin grasas saturadas o azúcar, muchas variedades de pescados tienen alto contenido de vitamina D y calcio, y algunos son una fuente importante de ácidos grasos omega 3 de cadena larga, que el cuerpo usa para construir células nerviosas en el cerebro y los ojos. Es necesario hacer más investigación, de acuerdo con la AAP, pero el estudio sugiere que el consumo de comida de mar puede mejorar el desarrollo neurológico de los bebés y disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular. Un cuerpo de investigación creciente demuestra que incorporar el pescado pronto en la dieta del niño puede ayudar a prevenir enfermedades alérgicas tales como el asma y el eczema. 

"Para las familias que consumen carnes, el pescado también podría ser una buena opción para la dieta de los niños", dijo el autor principal del informe, Aaron Bernstein, MD, MPH, FAAP, miembro del comité ejecutivo del Consejo para la Salud Medioambiental de la AAP. 

"Estamos exhortando a los pediatras a que pregunten sobre el consumo del pescado y los mariscos, ya que la mayoría de los niños no lo come mas que en las pocas oportunidades que consumen barritas de pescado, y les recomienda cuáles son las opciones más saludables".

El consumo de alimentos de mar por parte de los niños viene disminuyendo desde el 2007. La principal razón por la que muchas familias evitan darle pescado a sus niños y por la cual las mujeres no lo consumen durante el embarazo es la contaminación por metilmercurio.  Consumir pescado contaminado puede tener consecuencias nocivas para el desarrollo del sistema nervioso de un niño. 

El mercurio es un metal que está presente de forma natural y que es liberado al aire principalmente por la quema de carbón y otros tipos de explotaciones mineras. Cuando se deposita en el agua, la bacteria convierte al mercurio en una forma más nociva, el metilmercurio. El metilmercurio puede acumularse en los peces, especialmente en aquellos que consumen otros peces y viven más tiempo. Estos tienden a ser especies marinas más grandes, tales como los tiburones, los peces espada y los peces reloj anaranjado, pero los peces de agua dulce también pueden contener mercurio, dependiendo de cuando son pescados. 

Sin embargo, la AAP dice que la exposición al mercurio en el pescado puede reducirse o evitarse, basado en las guías de la Administración de Alimentos y Medicamentos y la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. Las agencias recomiendan que los niños y las mujeres embarazadas o lactantes consuman de 1 a 2 porciones de pescado a la semana, seleccionados de entre las mejores o buenas opciones identificadas.  Las familias que consumen pescado de aguas dulces que ellos mismos pescan deben estar pendientes de cualquier advertencia, y limitar su consumo a una porción a la semana si el cuerpo de agua de donde lo obtienen está siendo vigilado/monitoreado. 

La AAP también recomienda que la viabilidad/sostenibilidad de los diferentes tipos de pescado y mariscos sea un factor para considerar cuando se elige comida del mar. Algunas de la zonas de pesca en el mundo están siendo sobre explotadas. En ciertas regiones, especialmente en el caso de cultivos de camarones, se practica la explotación laboral infantil y otras prácticas que dañan el medio ambiente. Por lo general, las mejores opciones sostenibles de pescado de pesca o pescado y mariscos cultivados provienen con frecuencia de pesqueras de los Estados Unidos, de acuerdo con la AAP.

El Dr. Bernstein dijo que saber más sobre los diferentes tipos de pescado y mariscos, y cómo incorporarlos más a la dieta de los niños es algo que todas las familias deberían hacer.

"En el caso de la mayoría de los productos de mar, los beneficios nutricionales superan los riesgos", dijo el Dr. Bernstein.

Información adicional:

Publicado
5/20/2019 12:00 AM
Síganos