Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

La American Academy of Pediatrics hace un llamado para que se realicen pruebas sistemáticas para detectar retrasos del desarrollo

​A los pediatras les resultan útiles las herramientas de evaluación para detectar a los niños que se pueden beneficiar de terapias de intervención temprana para tratar retrasos del desarrollo y problemas del comportamiento antes de que los niños empiecen el kínder.

La American Academy of Pediatrics (AAP) dota a los pediatras con nuevas recomendaciones clínicas para detectar en los niños pequeños retrasos del desarrollo, autismo y problemas del comportamiento en un informe clínico recientemente publicado que actualiza las recomendaciones del 2006.

"Cómo promover un desarrollo óptimo: identificar a bebés y niños con trastornos del desarrollo a través de pruebas sistemáticas de detección" (en inglés)" recomienda a los pediatras trabajar junto con las familias para añadir información recibida por los educadores de la escuela preescolar y los proveedores del cuidado infantil en las evaluaciones de sus pacientes.  El informe será publicado en el número de enero del 2020 de Pediatrics.

"A través de exámenes exhaustivos, esperamos poder identificar áreas problemáticas y logros (hitos) que no han sido alcanzados antes de que el niño cumpla 3 años", dijo Paul H. Lipkin, MD, FAAP, autor principal del informe clínico. "Con pruebas sistemáticas, problemas de aprendizaje y de atención con frecuencia son más evidentes a los 4 o 5 años. Entre más temprano se puedan abordar estos problemas, mejor".

La AAP describe a los niños que corren mayor riesgo de sufrir retrasos del desarrollo y del comportamiento, basados en su historial médico y experiencias adversas tales como, pobreza, efectos del racismo, abuso o negligencia. El Consejo de Niños con Discapacidades de la AAP y la Sección Sobre Pediatría del Desarrollo y Comportamiento de la AAP trabajaron juntos en el informe, que hace un llamado para hacer pruebas sistemáticas de evaluación. El informe ofrece un nuevo algoritmo clínico para guiar a los médicos, así como una tabla con herramientas de detección para problemas del desarrollo y del comportamiento que pueden ser usadas en la práctica pediátrica.  

La AAP ofrece recomendaciones para el hogar médico, para normativas y defensa de derechos y para investigación y desarrollo. Las siguientes son algunas de las recomendaciones:

  • Los médicos deben realizar pruebas sistemáticas del desarrollo en cada visita de control del niño sano, desde la infancia temprana hasta la adolescencia.

  • Los médicos deben hacer referidos para intervención temprana o enseñanza especial durante el preescolar, así como exámenes exhaustivos médicos y del desarrollo cuando se ha determinado que el niño corre riesgo de sufrir trastornos del desarrollo basados en exámenes y pruebas sistemáticas.

  • Pruebas estandarizadas del desarrollo deben realizarse durante las visitas de control del niño sano a los 9, 18 y 30 meses de edad. Además, los médicos deben administrar pruebas de detección para el trastorno del espectro autista durante las visitas de control de los 18 y 24 meses.

  • Los proveedores de servicios médicos deben identificar y abordar barreras para realizar estas pruebas en el hogar médico, tales como pago, educación profesional y flujo de horarios de oficina, para lograr que estas pruebas sean sistemáticas para todos los niños durante la infancia.

  • Investigación en curso sobre las pruebas y los índices de referidos debe continuar, con el objeto de lograr pruebas sistemáticas para todos los niños.

  • Se deben realizar más estudios de investigación para tener una mayor base de evidencia sobre la eficacia de las pruebas sistemáticas y de las herramientas de detección.

"La investigación nos dice que, a medida que los niños crecen, los problemas del desarrollo o del comportamiento pueden empeorar si no son detectados", dijo Michelle M. Macias, MD, FAAP, coautora del informe de la AAP.

"Le recomendamos a las familias comunicar al médico lo que han notado sobre los logros (hitos) del desarrollo y del comportamiento de sus niños, así como cualquier inquietud que otro proveedor del cuidado haya compartido sobre el comportamiento del niño. Existen terapias que pueden ayudar y algunas veces tratamientos médicos que pueden aliviar estos síntomas considerablemente".

Información adicional:

Publicado
12/16/2019 12:00 AM
Síganos