Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

La American Academy of Pediatrics urge a que se prescriba la actividad física durante las consultas médicas

Small children playing outside. Small children playing outside.

 Un nuevo informe clínico señala las formas en que los pediatras pueden mantener a sus pacientes en movimiento, y por qué es tan importante para la salud.

Para ayudar a que los niños crezcan con cuerpos y mentes sanas, y para prevenir muchas de las enfermedades crónicas, se puede hacer uso de un tratamiento al alcance y sin costo, y que no viene en forma de píldora o de inyección.

​La actividad física es una parte muy importante de la salud del niño, y, sin embargo, solo uno de cada cuatro niños cumple con las pautas recomendadas de 60 minutos de actividad física al día. La American Academy of Pediatrics, en un nuevo informe clínico, hace un llamado a los pediatras para examinar a sus pacientes y darles una receta para la actividad física, cuando sea necesario.

El informe titulado, "Evaluación y asesoramiento de la actividad física en entornos clínicos pediátricos" (en inglés) será publicado en el número de marzo del 2020 de Pediatrics. El informe incluye gráficos que resaltan las recomendaciones hechas a nivel nacional en las Pautas del 2018 para la actividad física en los Estados Unidos por grupo de edad, así como herramientas para integrar evaluaciones y asesoramiento en la práctica.

"Como pediatras, diagnosticamos todos los días a los niños con enfermedades tales como la obesidad, la enfermedad del hígado graso, prediabetes y depresión", dijo Natalie D. Muth, MD, MPH, FAAP, FACSM, coautora del informe clínico, escrito por el Consejo de Medicina Deportiva y Estado Físico de la AAP y la Sección sobre la Obesidad de la AAP. "La investigación nos dice que una buena condición física puede y debe ser parte del plan para el tratamiento general de todos los pacientes, desde la infancia a la adultez, incluyendo a los que tienen necesidades especiales de salud".

De acuerdo con la Encuesta del 2017 sobre comportamientos riesgosos en la juventud, solo un 26 % de los adolescentes estadounidenses dicen cumplir con la cantidad de actividad física recomendada al día, y 15 % dicen no haber participado en actividades físicas por lo menos durante una hora en un solo día la semana anterior a la encuesta.

Un típico niño en edad preescolar pasa más de seis horas en actividad sedentaria, de acuerdo con la investigación.  Más del 40 % de los niños miran más de 3 horas de televisión al día en los días de escuela, y el promedio de los niños entre 8 a 18 años pasa más de siete horas diarias en frente de una pantalla, revelan los estudios.

La AAP recomienda que los médicos examinen y hagan un registro sobre el desarrollo motor​ de los niños, de instrucción física y de los niveles de actividad física durante todas las visitas al consultorio médico. El pediatra puede ayudar a identificar las barreras y a establecer estrategias con la familia sobre cómo superarlas.

Una receta médica que detalle las recomendaciones puede ser compartida con otros proveedores de salud, terapeutas y los encargados del cuidado para ayudar a poner el plan en acción.

"Sabemos que los padres son modelos poderosos", dijo Blaise A. Nemeth, MD, FAAP, coautora del informe. "Cuando los padres participan en juegos activos​ con sus niños, no solo les están ayudando a aprender nuevas habilidades, también están fortaleciendo sus relaciones y ayudando a que sus niños aprendan a disfrutar el movimiento de sus cuerpos".

La AAP recomienda que las familias se esfuercen por cumplir con estas pautas nacionales:

  • Los bebés necesitan 30 minutos durante el día para una actividad física. Esto podría ser tiempo boca abajo mientras están despiertos.

  • Los niños pequeños deben ser activos 3 horas o más al día, o cerca de 15 minutos cada hora que están despiertos. Caminatas por el vecindario o juego libre son algunos ejemplos de actividades que pueden hacer.

  • Los niños en escuela primaria e intermedia necesitan 60 minutos de actividad física casi todos los d​ías, incluyendo actividad vigorosa para fortalecer los músculos y los huesos tres días a la semana. El juego libre y los deportes organizados son buenas opciones. Para los estudiantes de la escuela intermedia, enfóquese en actividades que fomenten la socialización y evite la especialización en un solo deporte.

  • Los adolescentes necesitan 60 minutos de actividad física diaria casi todos los días, incluyendo tres días para participar en actividades que fortalezcan los músculos y los huesos. Anímelos a participar en actividades que fomenten la socialización y la competencia, cuando sea apropiado.

La AAP recomienda a los pediatras que hablen durante las consultas médicas y de control con las familias sobre los beneficios que tiene la actividad física en la salud física y mental de los niños, el crecimiento social y su desarrollo. También deben ser un buen ejemplo, y animar a los padres a serlo, de una forma de vida que incluya la actividad física. Es importante abogar para que se brinden mayores oportunidades para la actividad física en las guarderías, preescolares, escuelas, el hogar y en la comunidad y otros lugares.

 impacto de la actividad física sobre la salud es enorme, y existe mucha evidencia de que la actividad entre moderada y vigorosa mejora la salud cardiovascular y la condición de los músculos y los huesos, el peso corporal y los factores de riesgo cardiometabolicos.  Y algo menos difundido y apreciado, de acuerdo con la AAP, son los beneficios que tiene la actividad física en el comportamiento de los niños y en su enfoque y desempeño académico.

​"Lo ideal sería que cada niño saliera del consultorio de su pediatra con instrucciones específicas y metas sobre cómo ser más activos", dijo la doctora Muth. "La actividad física es un medicamento potente para mejorar la salud y el bienestar de toda la familia".

Información adicional:





Publicado
2/24/2020 12:00 AM
Síganos