Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

Una declaración de política de la AAP hace un llamado para apoyar a los niños y adolescentes trans y de género diverso

Woman speaking with adolescent. Woman speaking with adolescent.

La Academia publicó su primera declaración de política para ofrecer orientación a los padres y clínicos a través de un enfoque de reafirmación del género.

Los niños trans y de género diverso se enfrentan a muchos desafíos en la vida, pero, como todos los niños, pueden llegar a ser adultos felices y saludables cuando reciben apoyo y cariño durante su desarrollo.

Este es el mensaje central de la nueva declaración de política publicada por la American Academy of Pediatrics (AAP) titulada, "Cómo garantizar cuidado integral y apoyo a los niños y adolescentes trans y de género diverso" (en inglés). La declaración, que será publicada en el número de octubre de Pediatrics intenta ofrecer ayuda a los pediatras y padres para navegar las inquietudes de salud de la juventud de género diverso al mismo tiempo que aboga por formas para eliminar la discriminación y estigma.

A pesar de que la creciente concientización pública y algunas protecciones legales, los niños que se identifican como lesbianas, gay, trans o de género diverso, con frecuencia no reciben atención médica adecuada, incluyendo acceso a recursos para la atención de la salud mental. En su primera declaración de política sobre este tema, la AAP examina la investigación más reciente y ofrece recomendaciones que se enfocan específicamente en los niños que se identifican como trans o de género diverso, un término usado para describir a personas con comportamientos de género, apariencias o identidades que no se alinean con aquellas que culturalmente se asignan a las del sexo de nacimiento.

"Sabemos que el apoyo de la familia y la comunidad son esenciales para el desarrollo saludable de cualquier niño, y es lo mismo para los niños que son de género diverso", dijo Jason Rafferty, MD, MPH, Ed, FAAP, autor principal de la declaración. "Lo más importante que deben hacer los padres es escuchar, respetar y ayudar a su niño a expresar su propia identidad. Esto incita conversaciones honestas que pueden ser difíciles pero que son la clave para la salud mental del niño y la resiliencia y bienestar de la familia".

Aunque la información es limitada, una encuesta de población calcula que 0,7 % de los adolescentes entre 13 y 17 se identifican como trans, de acuerdo con el informe. En este campo clínico de rápida evolución, los médicos desempeñan un papel importante ofreciendo un lugar seguro e inclusivo para los jóvenes trans y de género diverso, quienes sufren índices mayores de depresión, ansiedad, trastornos alimentarios, uso de sustancias y daño autoinfligido y suicidio.

 Los niños que reciben apoyo de sus padres y familias tienen más probabilidad de tener mejor salud física y mental, de acuerdo con la AAP. En un estudio, 56 % de los jóvenes que se identificaron como trans comunicaron haber pensado alguna vez en el suicidio, y 31 % dijeron haber intentado el suicidio en el pasado. Este compara, respectivamente, a 20 % y 11 % de los jóvenes que se identifican como cisgénero, un término que se usa para describir a una persona que se identifica de forma consistente con el sexo que les fue asignado al nacimiento.

"Exhortamos a las familias, escuelas y comunidades a valorar a cada niño por quienes son en el presente, incluso a una edad temprana", dijo Cora Breuner, MD, FAAP, la presidente del Comité de Adolescentes de la AAP. "Como pediatras y padres, también sabemos que puede ser complejo y a veces desconcertante para los miembros de la familia entender las experiencias y sentimientos de su niño".

La AAP recomienda adoptar una postura de reafirmación del género sin prejuicios que le ayude a los niños a sentirse seguros en una sociedad que con frecuencia marginaliza o estigmatiza a aquellos que son diferentes. El modelo de reafirmación de género consolida la resiliencia en la familia y limita el énfasis que se le da a al género, permitiéndole a los niños la libertad de enfocarse en lo académico, la formación de relaciones y otras tareas normales del desarrollo.

Estas son otras recomendaciones de la AAP:

  • Proveer acceso a la juventud a servicios generales de salud que reafirmen el género y que estén de acuerdo con su desarrollo.

  • Proveer terapia familiar y apoyo que cubra las necesidades de los padres, cuidadores y hermanos del joven que se identifica como transgénero.

  • Cerciorarse de que los registros electrónicos de salud, sistemas de cobro, sistemas de notificación del paciente e investigación clínica sean designados y respeten el género declarado por cada paciente y al mismo tiempo mantener su privacidad.

  • Apoyar a los planes de seguro que ofrecen cobertura para las necesidades específicas de los jóvenes que se identifican como trans, incluyendo cobertura para servicios médicos, sicológicos y cuando sea apropiado, intervenciones quirúrgicas.

  • Apoyo de los pediatras dentro de sus comunidades a políticas y leyes que busquen promover aceptación de todos los niños sin miedo a ser hostigados, excluidos o acosados debido a la expresión de género.

"La juventud trans es mucho más visible hoy en día que antes, empoderada por otras personas que ven el internet o en sus comunidades", dijo Ilana Sherer, MD, FAAP, miembro del comité ejecutivo de la Sección de la Salud y Bienestar de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transgénero de la AAP. "Ellos necesitan nuestro apoyo y amor constante, y los que formamos parte de la comunidad médica estamos preparados a ayudarlos".

Información adicional:



Publicado
9/17/2018 12:05 AM
Síganos