Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

Comunicado de la AAP sobre la protección de los niños inmigrantes

Por: Fernando Stein, MD, FAAP, presidente de la American Academy of Pediatrics

La misión de la American Academy of Pediatrics es proteger la salud y el bienestar de todos los niños —sin importar su lugar de nacimiento o el de sus padres. Subsiguiente al decreto de hoy sobre la inmigración firmado por el presidente, Donald Trump, la Academia enfatiza su compromiso constante con nuestra misión y reitera nuestro apoyo a todos los niños inmigrantes y a sus familias.

"Las familias inmigrantes son nuestros vecinos, son parte de todas las comunidades y son nuestros pacientes. El decreto firmado hoy es perjudicial para los niños inmigrantes y sus familias en todo el país. Muchos de los niños que se verán afectados son víctimas de violencia indescriptible y han sido expuestos al trauma. Los niños no migran. Los niños huyen. Vienen a los Estados Unidos en busca de un refugio seguro en nuestro país y necesitan de nuestra compasión y ayuda. La expansión a gran escala de centros de detención para las familias de inmigrantes sólo exacerba su sufrimiento.

"Ya son demasiados niños en este país que viven en constante temor de que sus padres sean detenidos o deportados, y el mensaje que estos niños han recibido hoy de los más altos niveles del gobierno federal intensifica este miedo y ansiedad. Un niño nunca debe vivir con miedo. El miedo puede afectar la salud y el desarrollo de los niños. De hecho, el miedo y el estrés, en especial la exposición a un estrés grave y continuo —conocido como estrés tóxico— puede perjudicar el desarrollo del cerebro e impactar su salud de manera negativa a corto y largo plazo.

"La American Academy of Pediatrics es políticamente imparcial, independiente y a favor de la niñez. Exhortamos al presidente Trump y a su administración a garantizarle a todos los niños y a las familias que están huyendo de la violencia y adversidad a que pueden continuar buscando refugio en nuestro país. Los niños inmigrantes y sus familias son parte integral de nuestras comunidades y de nuestra nación y merecen ser atendidos y tratados con compasión y aprecio. Y, sobre todo, merecen tener buena salud y sentirse a salvo. Los pediatras apoyan a las familias inmigrantes a las que le brindamos atención médica y continuaremos abogando para satisfacer sus necesidades y darles la prioridad que ameritan”.

Información adicional:


Publicado
2/7/2017 12:00 AM
Síganos