Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

 ¿Quiere que sus hijos sean sanos, creativos y de mente curiosa con aptitudes para el siglo 21?, déjelos jugar, aconseja la American Academy of Pediatrics

Mom and baby playing peekaboo. Mom and baby playing peekaboo.

 

Un informe clínico de la American Academy of Pediatrics titulado, "El poder del juego" (en inglés) recomienda que los niños jueguen para contrarrestar el estrés tóxico, fomentar relaciones con los padres y mejorar las funciones ejecutivas.

La forma más eficaz para que los niños aprendan no sólo está en los salones de clases o en las bibliotecas, sino en los patios de recreo, de acuerdo con la American Academy of Pediatrics (AAP). De hecho, un nuevo informe de la AAP señala, "La importancia de aprender a través del juego nunca debe dejar de ser enfatizada".

De acuerdo con el informe clínico de la AAP, publicado el 20 de agosto, el juego de los niños no es algo frívolo. Más bien, el juego fortalece el cerebro, una parte central del desarrollo sano del niño, es clave para las habilidades de la función ejecutiva y para contrarrestar los efectos negativos del estrés. Además, el juego fomenta el lazo entre los padres y el niño.

"Estamos recomendando que los médicos receten tiempo para el juego, porque es muy importante", dijo el pediatra Michael Yogman, MD, FAAP, autor principal del informe de la AAP. "El juego con los padres y pares es sumamente importante para desarrollar habilidades para el siglo 21, tales como destrezas sociales, emocionales, del lenguaje y cognitivas, todas necesarias para la próxima generación en un mundo competitivo económicamente que requiere colaboración e innovación. Las ventajas no deben dejar de enfatizarse debido a que el juego sirve para mitigar el estrés, mejorar las destrezas académicas y ayuda a fomentar relaciones estables, seguras y propicias que contrarrestan el estrés tóxico, y fomentan resiliencia socioemocional".

La AAP publicará "El poder del juego: su función pediátrica para optimizar el desarrollo de los niños pequeños" en el número de septiembre de 2018 de Pediatrics. Este informe actualiza el informe clínico previo publicado en el 2007. La versión del 2018 incluye nueva información sobre los vínculos entre el juego y el aprendizaje, y la investigación revela que el juego es un regulador importante del estrés tóxico.

La investigación brinda muchos ejemplos de la importancia del juego en el desarrollo sano del niño.

  • En un estudio, de niños de 3 a 4 años, ansiosos de entrar al preescolar, aliviaron dos veces más su estrés cuando les permitieron jugar con profesores o compañeros por 15 minutos, comparado con los compañeros que escuchaban a un profesor leerles una historia.

  • La investigación también descubrió que los niños en edad preescolar con conductas disruptivas tenían menos estrés y estaban menos alterados cuando el profesor jugaba uno a uno con ellos de forma regular durante el año, comparado con sus compañeros que interactuaban con la estructura habitual. 

 Sin embargo, el tiempo de juego para los niños ha sido amenazado por los cambios sociales.

  •  De 1981 a 1997, el tiempo para el juego de los niños ha disminuido un 25 %, y un 30 % de los niños de kínder ya no tienen recreo, el cual ha sido reemplazado por lecciones académicas, de acuerdo con investigación publicado por el Curso de Investigación sobre Avances de la Vida. 

  • Una encuesta nacional de 8.950 niños en edad preescolar y sus padres descubrió que solo 51 % de los niños salían a caminar o jugar una vez al día con un padre de familia.

  • Y las encuestas revelaron que hasta a un 94 % de los padres les preocupada la seguridad de los niños cuando juegan al aire libre.

  • A pesar de que estudios de investigación conectan  ver televisión con un estilo de vida sedentario y un mayor riesgo de obesidad, un estudiante de preescolar típico mira 4,5 horas de televisión al día, de acuerdo con estudios realizados por los medios de comunicación.

 "El consumo de medios, tales como la televisión, los video juegos,  y aplicaciones para teléfonos inteligentes y tabletas distraen cada vez más a los niños del juego. Es preocupante cuando la inmersión en los medios electrónicos le quita tiempo al juego de verdad, ya sea al aire libre o en interiores", dijo el pediatra Jeffrey Hutchinson, MD, FAAP, coautor del informe.

"Aunque la participación con medios de comunicación apropiados para la edad puede ser beneficiosa para los niños más grandes, especialmente si se miran o se juegan juntos con padres o amigos, la interacción social y el juego es mas eficaz para el aprendizaje que los medios digitales. 

La AAP recomienda que para incentivar mejor el aprendizaje se le permita al niño el impulso natural de jugar en lugar de hacerlo por medio de motivaciones externas, tales como resultados de pruebas, y ofrece varios consejos importantes para los padres, pediatras y educadores:

  •  Así como los pediatras apoyan programas  como Reach Out and Read en inglés  (Extienda una mano y lea), los médicos deben exhortar un aprendizaje divertido a los padres y a sus bebés, recetando "jugar activamente" durante cada visita de control del niño sano durante los primeros dos años de vida.

  •  Jugar empieza pronto y continúa durante todo el desarrollo del niño. Los nuevos padres deben observar y responder a las señales (comportamientos) no verbales de los niños durante sus primeros meses de vida. Por ejemplo, cuando el bebé le sonríe, sonríale también. El juego de cucú tras (dónde está bebé, aquí está).

  • Los educadores, pediatras y familias deben abogar y proteger el juego no estructurado y el aprendizaje divertido en las escuelas y preescolares debido a que tienen muchos beneficios.

  • Los profesores deben enfocarse en el aprendizaje divertido en lugar del didáctico, permitiéndole a los niños asumir el liderazgo y seguir su propia curiosidad.

  • Promover los recreos y la actividad física para los niños todos los días. 

"La próxima vez que su niño quiera jugar con usted, dígale que sí. Es una de las mejores cosas de ser padres, y una de las mejores cosas que usted puede hacer por su niño", dijo el Dr. Yogman. "Jugar ayuda a los niños aprender el idioma, las matemáticas y las destrezas sociales, y reduce el estrés. El juego es importante para los niños y para sus padres ya que compartir momentos divertidos juntos durante el juego puede fomentar su relación".

Información adicional:



Publicado
8/20/2018 12:05 AM
Síganos