Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Nuestra misión
Tamaño del texto

Lista de la AAP de exámenes y pruebas que los médicos y pacientes deben reconsiderar antes de proceder

Como parte de la campaña Choosing Wisely (Elecciones Inteligentes), la AAP se concentra esta vez en pruebas relacionadas con el sistema endócrino para tratar baja estatura y pubertad precoz. Las pruebas no siempre son necesarias en niños sanos.

De acuerdo con la American Academy of Pediatrics, cinco de las pruebas requeridas en consultas sobre pubertad precoz, baja estatura y otras preocupaciones relacionadas con el sistema endocrino en niños y adolescentes sanos pueden ser innecesarias.  

Como parte de la campaña Choosing Wisely, que se está llevando a cabo ahora, la AAP publicó una lista de pruebas y procedimientos que deben generar conversaciones minuciosas entre padres y médicos. La lista, compilada por el Departamento de Endocrinología de la AAP, incluye varias pruebas que suelen indicarse cuando a un padre le preocupa que el niño sea demasiado bajo, que haya comenzado la pubertad demasiado pronto, que tenga sobrepeso o que tenga la tiroides agrandada.

La lista está disponible aquí (en inglés)

El Dr. Paul Kaplowitz, MD, PhD, FAAP, ex presidente del Departamento de Endocrinología de la AAP comentó que muchas veces estos niños están sanos y las pruebas adicionales podrían exponerlos a riesgos innecesarios a cambio de escasos beneficios.

"Como endocrinólogo pediátrico he asesorado a muchos padres preocupados por el crecimiento de sus hijos", dijo el Dr. Kaplowitz. "El margen de la 'normalidad' es muy amplio en lo que respecta al crecimiento y desarrollo de los niños. Si un niño es en general saludable y sigue su propia curva de crecimiento, lo que los padres suelen necesitar es que los tranquilicen diciéndoles que sus hijos están bien, y no hacerles un sinnúmero de pruebas". 

La lista de Choosing Wisely se basa en estrategias de evidencia para elegir pruebas cuando corresponda y evitarlas cuando haya poca probabilidad de que beneficien al niño o que le puedan causar daño.

La lista de la AAP identifica 5 cosas que los médicos y los pacientes deben cuestionarse:

  1. Pruebas de hormonas a niños con vello púbico u olor corporal, pero sin otros signos de pubertad. La AAP no recomienda estas pruebas cuando el desarrollo de vello púbico o axilar u el olor en las axilas no van acompañados de otros signos físicos de madurez sexual, como por ejemplo el desarrollo de los senos en las niñas o un crecimiento rápido.

  2. Pruebas de evaluación para detectar enfermedades crónicas o trastornos endocrinos en niños sanos que crecen al nivel del percentil 3 o por encima a un ritmo de crecimiento normal. Incluso en niños que estén por debajo del percentil 3 de estatura y que tienen una historia clínica y examen físico normales, estas pruebas sólo revelan nuevas afecciones subyacentes cerca del 1 % de las veces. En pacientes con baja estatura significativa o que están muy por debajo de su potencial genético dada la estatura de sus padres, la AAP recomienda evaluaciones escalonadas o secuenciales.

  3. Evaluaciones del nivel de vitamina D de rutina en niños sanos, incluso aquellos con sobrepeso u obesosLa deficiencia de vitamina D es una evaluación recomendada únicamente para pacientes con trastornos vinculados con bajo nivel de masa ósea, como raquitismo, o antecedentes de fracturas óseas reiteradas provocadas por traumatismos de poca relevancia. Los suplementos de vitamina D son una opción económica para niños con insuficiencia de vitamina D en sus dietas o para niños obesos, que suelen tener bajos niveles de vitamina D. 

  4. Pruebas de función tiroidea o de niveles de insulina en niños con obesidad. Las pruebas de función tiroidea sólo deben considerarse en niños si su índice de crecimiento está por debajo de lo que debería o si hubiera otros signos de un problema de tiroides. La medición de niveles de insulina en niños obesos no afecta el modo en el que los médicos la tratan.  

  5. Ecografías de tiroides de rutina en niños que tienen bocio simple o tiroiditis autoinmune. La AAP recomienda limitar estas pruebas a niños que tengan glándulas tiroides cuyo tamaño aumente notoriamente, presente hinchazón en un solo lado del cuello o tengan ganglios que puedan palparse a través de la piel durante un examen físico. El uso excesivo de las ecografías (ultrasonidos) puede provocar ansiedad innecesaria tanto en los pacientes como en sus padres y puede ser una pérdida de tiempo y dinero destinado para otros cuidados médicos.

"Esta lista de Choosing Wisely mejorará las conversaciones entre médicos y familias sobre problemas del crecimiento y el desarrollo que suelen surgir y ayudará a formular mejores planes de tratamiento", manifestó el Dr. Kaplowitz.

Choosing Wisely es una iniciativa de la Fundación ABIM y organizaciones asociadas de todo el campo de la medicina. Esta es la tercera lista de Choosing Wisely de la AAP, elaborada tras meses de observaciones y revisiones atentas y utilizando la evidencia más actualizada acerca de las opciones de gestión y tratamiento. La lista completa (en inglés) ofrece más detalles sobre las razones para prestar más atención a cada prueba o tratamiento y menciona evidencias relacionadas con cada recomendación.

Hasta la fecha, 125 asociaciones de especializaciones médicas a nivel nacional y estatal, organizaciones regionales de colaboración en salud y socios del consumidor han participado en las conversaciones acerca de una atención adecuada. Con la publicación de estas listas nuevas, la campaña habrá incluido más de 510 recomendaciones sobre pruebas y procedimientos usados en exceso o de forma inadecuadas que los médicos deben reconsiderar con sus pacientes. Además, la campaña sigue llegando a millones de consumidores en todo el país a través de socios y defensores del consumidor liderados por la agencia Informes al Consumidor (Consumer Reports), la organización independiente más grande del mundo que evalúa productos y que ha trabajado en colaboración con la Fundación ABIM para distribuir recursos de fácil comprensión para pacientes a los consumidores y médicos con el fin de que tomen parte en estas importantes conversaciones.

Para saber más acerca de Choosing Wisely y para ver las listas completas y detalles adicionales sobre las recomendaciones y la evidencia que las respalda, visite www.ChoosingWisely.org (en inglés).

Información adicional:

Última actualización
8/14/2018
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2017)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos