Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

¿Está usando el asiento de automóvil orientado hacia atrás de forma segura?

Los asientos de automóvil orientados hacia atrás son una opción sumamente popular entre los padres ocupados de nuestros días. Y los sistemas de transporte le permiten trasladar a su bebé del auto a la tienda, al cochecito y de nuevo al auto sin tener que sacar al bebé del asiento.

Si bien la portabilidad y la facilidad son atractivas, la American Academy of Pediatrics (AAP) recuerda a los padres que pasar demasiado tiempo en su asiento para el auto estando fuera del vehículo pueden tener consecuencias para la salud del bebé.    

Antes de los sistemas de traslado...

Antes de la existencia de estos sistemas ("en los viejos tiempos"), una madre habría tenido al bebé en sus brazos y así lo habría llevado al automóvil. Habría colocado al bebé en el asiento para automóvil, luego lo habría sacado de allí y sentado en el cochecito. Durante todo ese tiempo, el bebé podía disfrutar del tacto amoroso de la madre y usar los músculos de su tronco y cuello mientras lo cargaban.

Estas son algunas consecuencias para la salud que pueden sufrir los bebés que permanecen demasiado tiempo en los asientos para automóvil:

  • Cabeza plana. La cabeza de un bebé es blanda, y al dejarla en una misma posición durante mucho tiempo se deforma, tomando otra forma, lo que provoca una deformidad postural del cráneo. Esto es común en los bebés que duermen, como deben, boca arriba, y se considera normal prácticamente en todos los casos; se resuelve por sí solo cuando el bebé empieza a dar vuelta y a sentarse. No obstante, pasar demasiado tiempo en el asiento para el automóvil puede hacer que la deformidad sea más pronunciada.

  • Preocupaciones respecto a la respiración. Estar sentado en ángulo de reclinación puede afectar la respiración de un bebé, en especial la de los recién nacidos y en particular la de los prematuros. Si bien puede parecer contrario al sentido común, estar sentado en ángulo reclinado es peor para el reflujo. Si la cabeza del bebé se cae hacia adelante, podría estrecharse la vía respiratoria; lo que puede causar problemas graves. De hecho, es mejor que los bebés más pequeños estén acostados en posición horizontal. Los padres deben tener presente cuánto tiempo su bebé permanece sentado en esta posición y pensar en cambiarlo de posición, ya sea con un cochecito de posiciones ajustables o un arnés para cargarlo al frente del cuerpo, si fuera adecuado. También es importante ser consciente de la posición de la cabeza del bebé para cerciorarse de que no se haya caído hacia adelante.

  • Músculo del cuello acortado. Cuando están en un asiento para auto, muchos bebés inclinan la cabeza hacia un lado. Al tener la cabeza constantemente hacia un lado, los músculos del cuello de ese lado se pueden contraer, problema que se conoce como tortícolis postural. Si bien la mayoría de los bebés no les afecta, puede empeorar si están en esta posición por un tiempo prolongado.

Recordatorios para padres:

Permita que el bebé descanse durante los viajes.

  • Por supuesto que pasar breves períodos en un asiento para auto no es un problema, y los asientos son fundamentales en cada viaje para evitar lesiones o muerte en caso de un choque. Pero si el bebé pasa mucho tiempo trasladándose, es importante dejarlo descansar de su asiento de vez en cuando y limitar la cantidad de tiempo que pasa en otros tipos de equipos para bebés, como columpios autónomos y sillitas saltarinas. Todos estos elementos agregan presión a la parte posterior de la cabeza del bebé.

Recuerde el tiempo boca abajo.

  • Pase tiempo con el bebé en sus brazos, así como vigilándolo mientras juega en el piso, tanto boca abajo como boca arriba. Consulte Boca arriba para dormir, boca abajo para jugar para obtener más información y aprender formas de jugar con el bebé mientras pasa tiempo boca abajo.

Cuando no estén de viajando, ponga al bebé dormido en un espacio seguro para dormir.

  • Si el bebé se queda dormido mientras viaja en su asiento para el auto, cosa que sucede a menudo, la AAP recomienda retirarlo del asiento cuando lleguen a destino y ponerlo en una cuna u otro lugar seguro para dormir donde pueda terminar su siesta. Los asientos para automóviles y otros dispositivos para sentarse, como columpios o asientos saltarines reclinados no son entornos seguros para dormir. Si esto no es posible, es importante que el adulto mantenga contacto cercano y observe permanentemente al bebé.

Por razones de seguridad, repita esta frase: 

Los asientos para automóvil son para viajar, las cunas son para dormir.


Esfuerzo físico de los padres:

Car Seats' Physical Strain on Parents La AAP recomienda que los bebés y niños pequeños viajen orientados hacia atrás el mayor tiempo posible, hasta que hayan alcanzado el peso o la estatura máximos permitidos por el fabricante de su asiento de seguridad para el automóvil. Esto significa que los padres tendrán que voltearse, flexionarse y levantar peso aún más tiempo.

​Los asientos para auto orientados hacia atrás pueden pesar hasta 10 libras (5 kilos), que combinados con el peso de un bebé (la mayoría de los asientos orientados hacia atrás se usan para bebés de entre 22 y 35 lb [10 a 16 kg]), pueden causar daño a la espalda, los hombros y los brazos de los padres.  

¿Cuál es la mejor manera de evitar dolores de espalda?

  • Cuando sea posible, cargue a su bebé en lugar de correr el riesgo de lastimarse cargando el asiento.

  • No se acostumbre a sostener a su bebé sobre un solo lado.

  • Alterne los brazos para evitar una presión excesiva en un lado de su cuerpo.

  • Recuerde usar las piernas y los muslos en vez de los brazos al hacer fuerza para levantar y cargar a su bebé.

  • Cuando la carga se torne pesada, piense en instalar un asiento para auto convertible o 3-en-1 orientado hacia atrás: esos quedan instalados en el auto, por lo que solo tendrá que cargar con su bebé y no con el asiento.

Información adicional:

Última actualización
4/4/2019
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2019)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos