Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

El papel del padre en la lactancia materna

Digamos que usted y mamá hablaron y se decidieron por la lactancia materna. Existen toneladas de cosas que puede hacer para ayudar, comenzando incluso antes de que nazca el bebé. A pesar de que la lactancia materna es instintiva, puede haber mucho que aprender para asegurarse de que va lo mejor posible. Muchos hospitales, médicos obstetras, pediatras y centros de lactancia materna independientes ofrecen clases de lactancia materna, a las cuales esperan que asistan los padres gestantes. Mientras más conocimiento tenga sobre la lactancia, más útil puede ser cuando llegue el momento.

La lactancia exitosa depende de una gran cantidad de factores, con muchos de los cuales puede ayudar.

  • La posición es la clave. La madre puede necesitar una almohada o ayuda para apoyarse para alinear al bebé correctamente. En ese momento probablemente ella no esté en la mejor condición para saltar y agarrar una almohada que está al otro lado de la habitación para apoyarse, ¡usted está ahí!
  • Calme su sed. Además de todas las otras cosas que hace la prolactina, con frecuencia provoca que la madre sienta una intensa sed debido a que realmente su leche está empezando a fluir. ¿Tiene un vaso de agua fría? Usted sabe qué hacer.
  • Sea un héroe. La lactancia es mejor cuando la madre está relajada y se siente feliz con respecto a su bebé. ¿Puede ajustar la iluminación? ¿Poner un poco de música? ¿Frotar su espalda? Estas son todas oportunidades para ser un héroe.

Reflejo gastrocólico

Si en realidad desea ganarse su capa, recordará el reflejo gastrocólico. Éste es un término médico para la manera en la que el cuerpo hace espacio para los alimentos entrantes eliminando los residuos. En otras palabras, no es su imaginación que su bebé haga popó cada vez que ella lo amamanta. Intervenga regularmente para manejar este asunto y puede tener la certeza que la madre hará alarde sobre usted con cualquiera que la escuche. Sin bromas, estas son las cosas de las que hablan las mujeres, hágalo.

Escuchar

Escuchar, por supuesto, es una manera especialmente importante en la que puede ayudar. La lactancia puede ser natural, pero también puede ser muy frustrante e incómoda, especialmente al principio. Es posible que los pezones de la madre se agrieten y sangren; sus pechos se pueden volver incómodamente llenos o incluso infectarse. Usted puede ayudar ahí, también, llevándole ungüento o preparándole compresas calientes. Pero algunas veces es incluso más importante que solo escuche y le brinde simpatía. Su apoyo literalmente puede hacer la diferencia al ayudar a la madre a superar los desafíos de la lactancia.

Autor
David L. Hill, MD, FAAP
Última actualización
11/21/2015
Fuente
Dad to Dad: Parenting Like a Pro (Copyright © American Academy of Pediatrics 2012)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest