Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

El desarrollo físico en los varones: qué puede esperar

La pubertad es un tiempo de locos y se produce durante un largo proceso que comienza con un aumento en la producción de hormonas, que a su vez provoca una serie de cambios físicos. El reloj biológico para la pubertad de cada persona es diferente. A continuación presentamos una descripción general de algunos cambios físicos previstos en los varones durante estos años.

Agrandamiento de los testículos y el escroto

Con la llegada de la pubertad, el tamaño de los testículos y el saco escrotal prácticamente se duplica. A medida que los testículos siguen creciendo, la piel del escroto se oscurece, se agranda, se afina, cuelga del cuerpo y muestra pequeñas protuberancias. Se trata de folículos pilosos. En la mayoría de los varones, uno de los testículos (generalmente el izquierdo) cuelga más abajo que el otro.

Vello púbico

Los próximos cambios de la pubertad, alimentados por la testosterona, vienen en rápida sucesión. Aparece algo de vello de color claro en la base del pene. Como sucede con las niñas, el vello púbico pronto se oscurece, su textura cambia y se vuelve más rizado y grueso, pero el patrón tiene una forma romboidal más que triangular. En los próximos años, cubrirá la zona púbica y luego se extenderá hacia los muslos. Una línea delgada de vello también sube hasta el ombligo. Aproximadamente dos años después de la aparición del vello púbico, comienza a crecer vello ralo en el rostro, las piernas, los brazos y las axilas y posteriormente en el pecho de un varón.

Cambio en la forma del cuerpo

La fuerza física de una niña prácticamente es igual a la de un niño hasta mediados de la adolescencia, cuando la diferencia entre ellos se amplía de manera considerable. Los varones tienden a verse un poco regordetes y desgarbados (piernas y brazos largos en comparación con el tronco) justo antes y al comienzo de la pubertad. Empiezan a tener un crecimiento acelerado a medida que avanzan hacia la pubertad, con un pico que se produce durante las últimas etapas de maduración sexual. Las proporciones del cuerpo cambian durante este crecimiento ya que se produce un crecimiento rápido del tronco y también de las piernas, en cierta medida. El aumento de la masa muscular en los varones se prolonga mucho más que en las niñas, por lo que al final de la adolescencia la composición corporal de un varón solo tiene un 12 por ciento de grasa, menos de la mitad que una niña promedio.

Crecimiento del pene

Un varón puede tener genitales de tamaño adulto entre los 13 y los 18 años. En primer lugar, se produce un aumento en la longitud del pene y luego en su ancho. Los varones adolescentes tienden a dedicar un tiempo excesivo a examinar su pene y a compararse con otros varones de manera secreta (o abiertamente). ¿Su preocupación número uno? Sin lugar a duda: el tamaño. Consulte Inquietudes que los niños tienen acerca de la pubertad.

La mayoría de los varones no entienden que la función sexual no depende del tamaño del pene ni que las dimensiones del pene flácido no indican necesariamente el tamaño que éste alcanza cuando está erecto. Los padres pueden ahorrarle a sus hijos varones angustia innecesaria anticipándose a estas inquietudes, en lugar de esperar que ellos digan algo, ya que esa duda siempre está presente aunque se exprese o no. En el curso de una conversación, podría "musitar" voz alta: "Sabes, a muchos chicos de tu edad les preocupa que su pene sea demasiado pequeño. Casi nunca es el caso". Piense en pedirle al pediatra de su hijo que refuerce este punto en su próximo control. A veces, si es un médico quien le asegura a un adolescente que todo está "bien", sus palabras tienen más peso que las de un padre.

La preocupación de los varones con su pene probablemente no termina ahí. Quizás noten que algunos de los otros chicos en el gimnasio tienen un prepucio y ellos no, o viceversa, y le pregunten por qué fueron o no circuncidados. Puede explicar que el procedimiento se realiza por decisión de los padres o por una costumbre religiosa.

"¿Qué son estas protuberancias (granos) en mi pene?"

Aproximadamente uno de cada tres adolescentes varones tienen pápulas de color rosa nacarado en el pene: lesiones que son como granos alrededor de la corona del glande. Aunque las diminutas protuberancias son inofensivas, es probable que un adolescente tema haberse contagiado algún tipo de enfermedad de transmisión sexual. No es necesario hacer nada al respecto. Aunque generalmente son permanentes, las pápulas apenas se notan.

Fertilidad

Se considera que los varones son capaces de procrear en su primera eyaculación, lo que ocurre alrededor de un año después de que los testículos comienzan a agrandarse. Los testículos ahora producen esperma además de testosterona, mientras que la próstata, las dos vesículas seminales y otro par de glándulas (llamadas glándulas de Cowper) secretan fluidos que se combinan con el esperma para formar el semen. Cada eyaculación, que representa aproximadamente una cucharadita de semen, contiene de 200 millones a 500 millones de espermatozoides.

Sueños húmedos y erecciones involuntarias

La mayoría de los varones han acariciado o frotado sus penes por placer mucho antes de que ser capaces de llegar al orgasmo, en algunos casos, ya desde la infancia. Un niño puede masturbarse conscientemente hasta llegar a su primera eyaculación. O este acontecimiento fundamental de la maduración sexual puede suceder durante la noche mientras está dormido. Se despierta con las sábanas y el pijama húmedos, preguntándose si se orinó en la cama.

Una emisión nocturna o "sueño húmedo" no es necesariamente la culminación de un sueño erótico. Consulte Enuresis nocturna en adolescentes.

Qué pueden hacer los padres:

  • Explíquele a su hijo que este fenómeno les sucede a todos los varones durante la pubertad y que se detendrá cuando sea un poco mayor.
  • Enfatice que no debe avergonzarse ni sentirse incómodo por una emisión nocturna.
  • Tenga en cuenta que la masturbación es normal e inofensiva tanto para las niñas como para los niños, siempre que se realice en privado.

Las erecciones también son imprevisibles durante la pubertad. Pueden producirse sin ningún motivo aparente y, al parecer, en los momentos menos oportunos, como durante una exposición oral frente a la clase. Dígale a su hijo adolescente que no hay mucho que pueda hacer para reprimir las erecciones espontáneas (la técnica tradicional de concentrarse en el pensamiento menos sexy imaginable no funciona), y que con el paso del tiempo van a ser menos frecuentes.

Cambio de la voz

Justo después del pico del crecimiento acelerado, la laringe de un varón se agranda, tal como lo hacen las cuerdas vocales. Durante un breve período de tiempo, la voz de su hijo puede "quebrarse" ocasionalmente a medida que se profundiza. Una vez que la laringe alcanza el tamaño adulto, la voz dejará de quebrarse. Las voces de las niñas se hacen más graves también, pero el cambio no es tan sorprendente.

Crecimiento de los senos

Al comenzar la pubertad, la mayoría de los varones experimentan dolor o sensibilidad alrededor de sus tetillas. De hecho, tres de cada cuatro, si no más, tendrán cierto crecimiento de los senos, como resultado de una reacción bioquímica que convierte parte de su testosterona en la hormona sexual femenina, estrógeno. La mayor parte del tiempo, el agrandamiento de los senos llega a tener el tamaño de un botón firme de hasta 2 pulgadas (5 cm) de diámetro debajo de las tetillas.  En ocasiones, este puede ser más grande, convirtiéndose en una "ginecomastia" profunda. Los niños con sobrepeso pueden presentar el aspecto de una seudoginecomastia (lipomastia), debido a un exceso de tejido graso sobre la pared torácica.

Como se puede imaginar, este desarrollo puede ser problemático para un niño que está en el proceso de tratar de establecer su masculinidad. Si de repente su hijo parece cohibido al cambiarse para ir a su clase de gimnasia o se niega a mostrarse sin camiseta, es razonable suponer que ha notado alguna hinchazón en uno o en ambos senos. (Un signo particularmente revelador: usar una camiseta para ir a nadar).

Los varones se sienten muy aliviados al saber que la ginecomastia generalmente se soluciona en uno o dos años. "¡Gracias por decírmelo! ¡Pensaba que me estaba convirtiendo en una chica!" es una reacción común. Hay casos poco comunes en los que el exceso de tejido no desaparece después de varios años o los senos se agrandan demasiado. Se puede optar por realizar una cirugía plástica, fundamentalmente por el bienestar psicológico del joven paciente.

La ginecomastia justifica la evaluación de un pediatra, especialmente si aparece antes de la pubertad o al final de la adolescencia, cuando es más probable que la causa sea orgánica.

Existen determinadas afecciones médicas que pueden causar un excesivo crecimiento de los senos, entre otras:

  • Tumores endocrinos.
  • Un trastorno suprarrenal (hiperplasia suprarrenal congénita).
  • Un trastorno cromosómico (síndrome de Klinefelter).
  • Una enfermedad hepática.
  • Trastornos genéticos poco comunes.

El crecimiento de los senos también puede ser un efecto secundario de varios fármacos, incluidos ciertos antidepresivos, ansiolíticos y medicamentos para el reflujo, o debido a la exposición a fuentes externas de estrógeno o precursores de estrógeno, como el consumo de soja y el uso de fitoestrógenos en lociones o artículos de cuidado personal, como el aceite de lavanda o del árbol de té aplicado a la piel. Puede haber otras posibles fuentes ambientales, algunas de las cuales se están investigando, como ciertos recipientes de plástico.

Información adicional:

Última actualización
6/28/2016
Fuente
Caring for Your Teenager (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest