Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Procedimientos realizados después de un parto vaginal normal

Mientras el bebé yace junto usted después de un parto de rutina, su cordón umbilical seguirá unido a la placenta. El cordón puede continuar latiendo durante varios minutos, proporcionándole oxígeno al bebé mientras este establece su propia respiración. Una vez que se detengan las pulsaciones, se le pondrá una pinza al cordón y será cortado. (Debido a que no hay nervios en el cordón, el bebé no siente dolor durante este procedimiento). La pinza permanecerá colocada de veinticuatro a cuarenta y ocho horas, o hasta que el cordón se seque y deje de sangrar. El muñón que queda después de que se quita la pinza se caerá entre una y tres semanas después del nacimiento.

Una vez que haya tenido un momento para conocerse con su bebé, lo secarán para que no le de demasiado frío, y un médico o enfermero lo examinará brevemente para asegurarse de que no haya problemas o anomalías evidentes. Le darán un puntaje según la escala Apgar, que mide su nivel de receptividad en general. Luego, lo envolverán en una manta y se lo darán a usted de nuevo.

Dependiendo de la rutina del hospital, es posible que también pesen y midan a su bebé y le den medicamentos antes de que abandone la sala de partos. También recibirá una dosis de vitamina K, ya que todos los recién nacidos tienen niveles ligeramente bajos de esta vitamina (que es necesaria para la coagulación normal de la sangre). Debe sentirse en libertad de sugerir que todos estos pasos se realicen de 30 minutos a una hora después mientras usted sostiene a su recién nacido y el bebé pueda moverse hacia su pecho para amamantarlo por primera vez. Una vez que lo logre, y el bebé parezca estar descansando sobre su piel, pueden realizarse los otros pasos, incluida la inyección de vitamina K. Lo más importante es maximizar el contacto piel a piel entre usted y su bebé tanto como le sea posible en esos primeros minutos.

Debido a que las bacterias que se encuentran en el canal de parto pueden infectar los ojos del bebé, su bebé recibirá antibióticos o gotas antisépticas o pomadas para los ojos (habitualmente se usa la pomada de eritromicina), inmediatamente después del parto o más adelante en la sala de recién nacidos, a fin de prevenir una infección en los ojos.

Se debe realizar, al menos, otro procedimiento importante antes de que usted o su recién nacido abandonen la sala de partos: Usted y su bebé (y el padre del bebé) recibirán pulseras iguales que incluirán su nombre y otros detalles que lo identifican. Después de verificar la exactitud de la información de estas pulseras, serán sujetadas en su muñeca y en la muñeca del padre, mientras que la otra se sujetará en la muñeca de su bebé (y, a menudo, también en su tobillo). Cada vez que se lleven al niño o se lo devuelvan mientras usted se encuentra en el hospital, el enfermero revisará estas pulseras para asegurarse de que coincidan. Muchos hospitales también toman huellas de los pies de los recién nacidos como precaución adicional y colocan un pequeño dispositivo de seguridad en el tobillo del bebé.

Última actualización
12/12/2015
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5, 6th Edition (Copyright © 2015 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest