Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Cáncer infantil

Aproximadamente 1 de cada 285 niños en los Estados Unidos será diagnosticado con cáncer antes de los 20 años. Si bien los avances en el tratamiento han aumentado la tasa de supervivencia en muchos tipos de cáncer infantiles, la enfermedad sigue siendo la segunda causa principal de muerte (después de los accidentes) en niños de 5 a 14 años.

Acerca del cáncer:

El cáncer se produce cuando células anormales crecen y se diseminan rápidamente. A diferencia de las células normales, las células cancerosas se agrupan o aglomeran para formar un tumor. El tejido sano del cuerpo se dice que es benigno (no canceroso). Hay algunos tumores que se consideran benignos, pero que es posible que igualmente necesiten terapia para ayudar a controlar los síntomas, etc.

Algunas veces las células cancerosas se separan del tumor original e invaden otras partes del cuerpo. Pueden avanzar y formar nuevos tumores. Si no se tratan correctamente, estas masas malignas seguirán creciendo y posiblemente se diseminen a otras partes del cuerpo. El término médico para esto es metástasis. Es importante tener en cuenta que el cáncer se identifica según la ubicación original y el tipo de células.

  • Ejemplo: Un tumor en el colon que hace metástasis en el hígado no es la misma enfermedad que el cáncer de hígado primario, ni se trata de la misma manera. El nuevo tumor maligno se denominaría "cáncer de colon con metástasis hepática". Sus células, si bien se encontraron en el hígado, son células del cáncer de colon.

La detección temprana es fundamental para el pronóstico de un paciente con cáncer porque los tumores que permanecen localizados en el sitio original generalmente se controlan o se curan con mayor facilidad que los tumores que han hecho metástasis (han propagado).

Causas del cáncer infantil:

Se desconoce en gran parte la causa del cáncer infantil y los tipos de cáncer que sufren los niños generalmente no se pueden prevenir. Una pequeña cantidad de tipos de cáncer infantiles puede estar relacionada con el síndrome de Down y otras anomalías cromosómicas, o con la exposición a radiación.

Tipos de cáncer infantil:

Si bien el cáncer es la enfermedad más mortífera de la niñez y la adolescencia, afecta a cerca de 15 500 niños al año, en comparación con 1 200 000 adultos aproximadamente. Nueve de cada diez tipos de cáncer en adultos son los carcinomas, tumores malignos que invaden las células que recubren las superficies internas o externas de órganos como pulmones, mamas, próstata, colon y vejiga. Los cánceres de niños y adolescentes pertenecen principalmente a otros cuatro grupos: leucemias, linfomas, sarcomas y gliomas.

¿Cuáles son los tipos de cáncer más comunes en niños y adolescentes?

Los tipos de cáncer más comunes entre los niños y los adolescentes varían con la edad y se muestran en el gráfico que se incluye a continuación.

https://www.healthychildren.org/SiteCollectionImagesArticleImages/Cancers-in-children-table_es.jpg 

Leucemia

La leucemia es un cáncer de la médula ósea que produce tres tipos de células sanguíneas. Las leucemias son también los tipos de cáncer infantiles más comunes. Los glóbulos blancos (leucocitos) funcionan como el sistema de defensa del cuerpo contra una infección. En la leucemia, la médula ósea produce un exceso de glóbulos blancos cancerosos. Con el tiempo, desplazan a los leucocitos maduros sanos que combaten las infecciones en la médula ósea y el torrente sanguíneo, abriendo la puerta a virus, bacterias y otros microorganismos. Al mismo tiempo, la médula ósea deteriorada produce menos glóbulos rojos portadores de oxígeno y menos plaquetas, las células encargadas de la coagulación que detienen las hemorragias.

Los tipos de leucemia son, entre otros:

  • Leucemia linfoide aguda (acute lymphoid leukemia, ALL): afecta los glóbulos blancos llamados linfocitos.
  • Leucemia mieloide aguda (acute myeloid leukemia, AML): afecta otros glóbulos blancos llamados granulocitos y monocitos.

Debido a que inunda la sangre con glóbulos blancos malignos, la enfermedad es por naturaleza sistémica o una enfermedad que afecta a todo el sistema. Cuando el cáncer se disemina fuera de la médula ósea, los vasos sanguíneos pueden llevarlo rápidamente al cerebro y la médula espinal, los testículos, los ovarios, los riñones y otros órganos.

Linfoma

El linfoma es un cáncer del sistema inmunitario y los tejidos linfáticos. Con frecuencia, crece en los ganglios linfáticos y otros tejidos linfáticos, como las amígdalas o el timo. Los linfomas también pueden afectar la médula ósea y otros órganos, y pueden provocar diferentes síntomas según dónde se encuentre el cáncer.

Los tipos de linfomas son, entre otros:

  • Enfermedad de Hodgkin (o linfoma de Hodgkin): generalmente avanza a una velocidad lenta, pero predecible y responde muy bien al tratamiento. Se observa con más frecuencia en adolescentes y adultos jóvenes. Con un índice de supervivencia a 5 años de más del 90 %, es uno de los tipos de cáncer más curables de la adolescencia.
  • Linfoma no hodgkiniano: los tres tipos principales de linfomas no hodgkiniano infantiles son más agresivos y difíciles de controlar, aunque el índice general de cura sigue siendo de un prometedor 75 %. Los médicos pueden determinar si un niño tiene linfoma de células pequeñas no hendidas (el tipo más común), linfoma linfoblástico o linfoma de células grandes (el tipo menos común) por el aspecto de las células bajo el microscopio y otras pruebas más sofisticadas.

Debido a que hay mucho tejido linfático en el cuerpo, el linfoma de Hodgkin y el linfoma no hodgkiniano pueden aparecer y diseminarse prácticamente en cualquier lugar. Cuando estos cánceres hacen metástasis, con frecuencia lo hacen en el hígado, la médula ósea o el bazo.

Tipos de cáncer cerebrales

Hay muchos tipos de tumores cerebrales, y el tratamiento y las perspectivas de cada uno son diferentes. Debido a que el cerebro es un sitio frecuente de tumores metastásicos de otras partes del cuerpo, los médicos observan el grado del tumor en lugar de su etapa para determinar el tratamiento más adecuado. El grado, expresado como bajo o alto, describe el aspecto y el comportamiento de las células cancerosas.

Los tumores cerebrales pediátricos se clasifican en cuatro categorías. Sus nombres reflejan los tipos de células en las cuales estos tumores surgen.  

  • Astrocitomas: astrocitomas de grado bajo, que se parecen a los astrocitos sanos, crecen lentamente y rara vez se diseminan a otras partes del cerebro, mientras que los tumores cerebrales de grado alto son mucho más agresivos.
  • Tumores neuroectodérmicos primitivos: provienen de las células nerviosas primitivas y, rara vez, se ven en los adolescentes.
  • Gliomas del tronco encefálico: se desarrollan en la red de tejidos nerviosos en la base del cerebro, donde se regulan las funciones cruciales, como la frecuencia cardíaca, la respiración y la deglución.
  • Ependimomas: generalmente se originan en el recubrimiento membranoso de los ventrículos, las cuatro cavidades huecas interconectadas dentro del cerebro. Los ventrículos producen el líquido cefalorraquídeo que rodea y protege el cerebro y la médula espinal. En consecuencia, el líquido con frecuencia envía células malignas por todo el sistema nervioso central.

Rabdomiosarcoma

El rabdomiosarcoma es un cáncer del tejido muscular. Este tipo de cáncer puede comenzar casi en cualquier lugar del cuerpo, como la cabeza y el cuello, la ingle, el abdomen, la pelvis, un brazo o una pierna. Lo más común es que los niños reciban el diagnóstico de la enfermedad todavía limitada al sitio originario. Cuando el rabdomiosarcoma se propaga, normalmente crea nuevas lesiones en los ganglios linfáticos, los huesos, la médula ósea o los pulmones.

Hay dos tipos principales de rabdomiosarcoma pediátrico:

  • Rabdomiosarcoma alveolar: es la forma más rara que se ve con mayor probabilidad en la adolescencia y afecta a los músculos grandes del tronco, los brazos y las piernas.
  • Rabdomiosarcoma embrional: se ve en bebés y niños pequeños, y se produce con más frecuencia en la cabeza y el cuello, la vejiga, la próstata, los testículos y la vagina.

Cáncer de hueso

Los tipos de cáncer de hueso primario (que comienzan en los huesos) se producen con mayor frecuencia en niños mayores y adolescentes, pero pueden desarrollarse a cualquier edad. El cáncer de hueso primario es diferente del cáncer de hueso metastásico, que es un cáncer que comienza en cualquier otro lugar del cuerpo y se propaga hasta los huesos. El cáncer de hueso metastásico es más común que el cáncer de hueso primario, debido a que muchos tipos de cáncer (incluidos muchos cánceres en adultos) pueden propagarse a los huesos.

Hay dos tipos principales de cáncer de hueso primario que se producen en los niños:

  • Osteosarcoma: con frecuencia se produce durante el período de crecimiento acelerado de la pubertad. Los niños y niñas que se desarrollan rápidamente posiblemente pueden estar en mayor riesgo de desarrollar la enfermedad que los niños cuyo índice de crecimiento es promedio o inferior al promedio, aunque un crecimiento acelerado no debe ser causa de alarma. Aproximadamente la mitad de los osteosarcomas se desarrollan en la región de la rodilla. 
  • Sarcoma de Ewing: es un tipo menos común de cáncer de hueso. Los lugares más comunes donde aparece son los huesos pélvicos (de la cadera), las costillas, los omóplatos y los huesos largos en la parte superior de las piernas y los brazos.

Ambos tipos de cáncer pueden propagarse a los pulmones, así como a otros huesos y tejidos blandos.

Estadificación del cáncer:

Una vez que el cáncer se diagnostica, el oncólogo solicita pruebas adicionales para establecer el tamaño y la extensión del tumor. La estadificación, como se denomina, en realidad sólo es un idioma universal para expresar esta información. Un sistema de estadificación (clasificar extensión y gravedad) que se utiliza habitualmente asigna a cada tumor un número de 0 a 4.

  • En los estadios (etapas) 1 y 2, la enfermedad todavía se restringe a la zona cercana al sitio originario.
  • El estadio 3 le indica al médico que el cáncer ha invadido sitios cercanos o se ha diseminado a los ganglios linfáticos cercanos.
  • El estadio 4 se define por la diseminación a los ganglios linfáticos u órganos distantes.

No todos los cánceres se estadifican o clasifican con números; algunos simplemente se clasifican como localizados o diseminados.

Perspectiva:

Los cánceres de la infancia tienden a ser más curables que los tumores en los adultos. Mientras que el índice de supervivencia de cinco años para los adultos ha tenido dificultades para superar la marca del 50 %, los índices de supervivencia en pediatría actualmente se están acercando al 90 %, un aumento significativo desde mediados de los 70, cuando casi la mitad de todos los niños con cáncer morían.

Información adicional:


Última actualización
5/31/2016
Fuente
Section on Hematology/Oncology (Copyright © 2016 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest