Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Consejos y Herramientas
Tamaño del texto

Pregunta

¿Cómo debemos alimentar a nuestro bebé si se nos está acabando el dinero?

Steven A. Abrams, MD, FAAP

Respuesta

How should we feed our baby if we’re running low on money?

​La pérdida de empleos y negocios durante el brote del  COVID-19  ha dejado a muchas familias con dificultades para pagar por víveres (abarrotes) incluyendo a la fórmula de leche para bebés. Las despensas de alimentos y programas de ayuda públicos, como por ejemplo el WIC y SNAP están disponibles, pero muchos no tienen todos los productos que las familias necesitan para mantenerse sanos. También, las familias que repentinamente se encuentran con necesidades pueden no cumplir con los ​requisitos necesarios de algunos de estos programas de ayuda al público.

La AAP cree firmemente que una buena nutrición es esencial para el futuro sano de los bebés y los niños pequeños. Poner primero sus necesidades es vital, y hay maneras de hacerlo más asequible.

A continuación, ofrecemos algunos consejos para ayudar a las familias que están teniendo dificultades económicas para adquirir la fórmula para bebés:

  • Si su bebé es menor de 12 meses de edad, contacte al consultorio de su pediatra para ver si ellos le pueden facilitar de urgencia un suministro pequeño de leche de fórmula de su representante de ventas de su localidad o de alguna organización benéfica. Algunas compañías de fórmulas disponen de programas de asistencia a pacientes que su pediatra le puede ayudar a encontrar. Su oficina local del WIC también podría prestar ayuda.

  • Si es posible, compre fórmula en línea o en los tamaños más grandes que tengan disponibles en las tiendas minoristas, y esté pendiente de ofertas y rebajas. Recuerde que solo debe comprar fórmulas de leche de distribuidores y farmacias reconocidos. Evite comprar fórmulas de leche que venden individuos particulares o en sitios de subasta.

  • Para la mayoría de los bebés no hay problema en cambiarle la marca de la fórmula de leche, incluyendo marcas de tienda (distribuidor), a no ser que el bebé tome una fórmula extensamente hidrolizada como Alimentum o Nutramigen. Si no está segura, hable con su pediatra.

  • ¡Nunca diluya (aguar)  la fórmula! Siga siempre las instrucciones de la etiqueta o las indicaciones que le dé su pediatra. Diluir (aguar) la fórmula es peligroso y puede ocasionar desequilibrios nutricionales en su bebé que pueden causar problemas graves de salud.

¿Puedo dar a mi bebé productos lácteos alternativos si no puedo pagar por la fórmula para bebés?

La leche entera de vaca y los productos lácteos alternativos no son recomendados para los bebés menores de 12 meses de edad. Lo mejor que puede hacer es darle únicamente leche de pecho o leche de fórmula durante el primer año de vida, excepto durante una breve emergencia.  Los bancos de alimentos, las oficinas locales del WIC, y otros recursos de la comunidad pueden generalmente ayudar en el caso de una emergencia por falta de alimentos. Tenga en cuenta que los requisitos que debe cumplir para programas de ayuda al público como WIC y SNAP pueden cambiar, así que manténgase en contacto con estas agencias para cerciorarse de que puede participar.

Las fórmulas de leche para niños pequeños no son necesarias para bebés mayores de 12 meses de edad. La leche de vaca o productos lácteos fortificados son menos costosos que la fórmula de leche, satisfacen las necesidades de productos de leche de los niños pequeños y proporcionan los minerales y proteínas adecuados.

¿Puedo hacer yo misma los alimentos para mi bebé en casa?

La AAP aconseja firmemente no utilizar fórmulas de leche hechas en casa. Aunque algunas recetas para hacer fórmulas caceras que circulan en el internet parecen saludables y menos costosas, no son seguras o cumplen con los requerimientos nutricionales de su bebé.

Sin embargo, sí puede hacer sus propios alimentos para el bebé cuando el bebé esté listo para alimentos sólidos cerca de los 6 meses de edad. No hay necesidad de depender de alimentos prefabricados para el bebé que son más costosos. Si usted prepara sus propios alimentos para el bebé, cerciórese de que tengan suficientes proteínas y hierro, dos nutrientes claves para el crecimiento de su niño. Tampoco le dé miel a un bebé menor de 1 año de edad y evite alimentos que puedan ocasionar atragantamientos (asfixia).  

Recuerde:

A su pediatra le preocupa la salud de su niño y está disponible incluso durante el brote del COVID-19. Siempre debe sentirse en libertad de hablar con su pediatra de cualquier preocupación que tenga sobre la alimentación de su bebé.

Información adicional:

​​

Steven A. Abrams, MD, FAAP

​​Steven A. Abrams, MD, FAAP es pediatra certificado y es director del Instituto de Investigación Pediátrica de Dell y profesor de Pediatría de la Universidad de Tejas en Austin. Dentro de la American Academyof Pediatrics es el presidente del Comité Nacional de Nutrición. El Dr. Abrams también fue parte del Comité Consultivo de Nutrición del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Última actualización
5/1/2020
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos