Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Cómo preparar con seguridad la leche de fórmula con agua

Por Steven A. Abrams, MD, FAAP

Los preparados para lactantes se presentan en tres formas: preparados en polvo, preparados líquidos concentrados y preparados listos para la alimentación (no concentrados). Si utiliza leche de fórmula para su bebé, independientemente de su forma, asegúrese de seguir al pie de la letra las instrucciones. La leche de fórmula diluida con demasiada agua, por ejemplo, puede causar graves problemas de salud y desarrollo a tu bebé. También es importante utilizar agua limpia de una fuente segura, libre de bacterias u otros microorganismos que puedan causar enfermedades, y baja en ciertos minerales y contaminantes que pueden ser perjudiciales. Siga leyendo para saber más.

Cuando añadir agua y qué cantidad utilizar

Fórmula no concentrada, lista para la alimentación

No añada agua a la leche de fórmula no concentrada y lista para el consumo. Recuerde que diluirla puede ser peligroso para su hijo (ver más abajo).

Leche de fórmula líquida concentrada y leche de fórmula en polvo

Utilice agua para preparar la leche de fórmula líquida concentrada y la leche de fórmula en polvo, pero sólo como se indica. Utilice una fuente de agua segura, certificada por su gobierno estatal o local. A menos que se sepa que la fuente de agua local está contaminada, puede utilizar agua del grifo para preparar la leche de fórmula líquida concentrada o en polvo. En general, sin embargo, es mejor utilizar principalmente agua del grifo fluorada y ocasionalmente agua embotellada no fluorada.

Por qué es peligroso diluir la leche de fórmula

En las noticias se ha reportado que algunos padres diluyen la leche de fórmula para tratar de ahorrar dinero o alimentan a los bebés con agua además de con leche materna o de fórmula. Esto puede conducir a una condición peligrosa llamada intoxicación por agua.

En los primeros seis meses de vida, los bebés no necesitan agua ni otros líquidos, como zumos o jugos, además de la leche artificial o materna, a menos que el pediatra lo recomiende específicamente. Añadir agua adicional a la fórmula o dar zumos reduce la cantidad de nutrientes que recibe el bebé. Esto puede ralentizar el crecimiento y el desarrollo. El exceso de agua también altera el equilibrio de electrolitos y minerales, como el calcio, el sodio y el potasio, lo que puede provocar problemas de salud importantes, como las convulsiones. Por tanto, mezcle siempre la leche de fórmula según las indicaciones del fabricante, a menos que se indique específicamente que se cambien estas instrucciones para los bebés con necesidades especiales de salud.

Si utiliza leche de fórmula, pero tiene problemas para pagarla, consulte con su pediatra, el departamento de salud local, los bancos de alimentos o la agencia de servicios sociales.

Cómo mezclar la leche de fórmula en polvo y el agua para preparar un biberón

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ofrece instrucciones detalladas sobre la preparación de la leche de fórmula para bebés. Busque también las instrucciones en las etiquetas de las latas de leche de fórmula y en otras fuentes fiables, como las agencias estatales de WIC. Hay que recordar algunos puntos clave:

  1. Primero el agua, luego el polvo. Añada siempre el polvo al agua que hay en el biberón, y no al revés.

  2. Hierva el agua cuando sea necesario. Para los bebés menores de 3 meses, los que nacieron prematuros y los que tienen un sistema inmunitario debilitado, a la hora de preparar la fórmula se debe usar agua caliente para matar cualquier microbio. Para ello, hierva el agua y déjela enfriar durante unos 5 minutos. Luego, sírvala en un biberón limpio y agregue la fórmula según las instrucciones del envase.

  3. Enfríe la fórmula a la temperatura corporal. Si va a utilizar inmediatamente la leche de fórmula que ha preparado, asegúrese de enfriarla a la temperatura corporal antes de alimentar a su bebé. Pase el biberón preparado y tapado por agua fría o colóquelo en un baño de hielo.

  4. Compruebe la temperatura de la leche de fórmula para asegurarse de que no está demasiado caliente antes de dársela a su bebé (ver más abajo).

Cómo comprobar la temperatura del biberón de su bebé

Compruebe antes el agua caliente para asegurarse de que no está demasiado caliente para su bebé. La forma más fácil de comprobar la temperatura es poner unas gotas en la parte interior de la muñeca. Si no es así, se puede preparar un biberón añadiendo leche en polvo y agua a temperatura ambiente del grifo justo antes de la toma. Los biberones preparados de este modo con la leche de fórmula en polvo pueden estar listos para la alimentación, ya que no es necesario refrigerar ni calentar.

¿Cuánto tiempo dura el biberón de leche de fórmula después de haberlo hecho?

  • La leche de fórmula preparada debe desecharse en el plazo de una hora después de dar el biberón al bebé.

  • La leche de fórmula preparada que no se haya dado al bebé puede guardarse en la heladera durante 24 horas para evitar la contaminación bacteriana.

  • Un recipiente abierto de fórmula lista para la alimentación, fórmula concentrada o fórmula preparada a partir de fórmula líquida concentrada debe taparse, refrigerarse y desecharse después de 48 horas si no se utiliza.

Más información

Acerca del Dr. Abrams

Steven A. Abrams, MD, FAAP, es pediatra certificado por la junta y profesor de pediatría en la Universidad de Texas en Austin. Dentro de la American Academy of Pediatrics, fue presidente del Comité Nacional de Nutrición. El Dr. Abrams también se desempeñó en el Comité Asesor Dietético del Departamento de Agricultura de EE. UU.


Última actualización
5/10/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics Committee on Nutrition (Copyright © 2022)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos