Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

En general, es trabajo de los padres supervisar lo que su hijo come, mientras el niño está en la mejor posición para decidir cuánto comer. Normalmente, los cuerpos saludables y activos de los niños hacen un buen trabajo al "pedir" justo la cantidad adecuada de alimentos, aunque sus mentes pueden dirigirlos en la dirección incorrecta al elegir qué alimentos comer.

Usted puede fácilmente sobreestimar la cantidad de alimentos que su hijo necesita en realidad, especialmente durante los primeros años de la segunda infancia. Los niños de esta edad no necesitan porciones de alimentos del tamaño de la de un adulto. Sin embargo, si usted no sabe esto, puede poner casi tanta comida en el plato de su hijo como en el suyo. Como resultado, su hijo debe elegir entre ser criticado por dejar los alimentos en su plato o por comer demasiado y correr el riesgo de volverse obeso.

Pesar a su hijo ocasionalmente es una manera de supervisar la nutrición de su hijo. Pocas veces existe una razón para contar las calorías que come su hijo, ya que la mayoría de niños controlan su consumo bastante bien. A medida que progresan los años de la segunda infancia, las necesidades de energía de los niños aumentarán y por lo tanto so consumo de alimentos también, especialmente cuando se acercan a la pubertad. Entre las edades de siete y diez años, tanto los niños como las niñas consumirán aproximadamente de 1,600 a 2,400 calorías por día, aunque las necesidades calóricas obviamente variarán considerablemente incluso en circunstancias normales. La mayoría de niñas experimentan un aumento significativo en su tasa de crecimiento entre las edades de diez y doce años y consumirán aproximadamente 200 calorías más cada día, mientras que los niños pasan a través de su período de crecimiento acelerado aproximadamente dos años después y aumentarán su consumo de alimentos en casi 500 calorías al día. Durante este momento de rápido crecimiento, ellos probablemente requerirán más calorías totales y nutrientes que en cualquier otro período de su vida, desde el calcio para fomentar el crecimiento de los huesos, hasta la proteína para desarrollar tejido corporal.

En la mayoría de edades, los niños necesitan más calorías que las niñas, principalmente debido al tamaño más grande de su cuerpo. Pero los apetitos pueden variar, incluso de un día a otro, dependiendo de factores como los niveles de actividad. Un niño que pasa la tarde haciendo tareas de la escuela, por ejemplo, puede tener menos necesidades calóricas que uno que juega afuera después de la escuela. Las necesidades calóricas de cada niño son diferentes.

 

Última actualización
10/8/2014
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.