Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Para inscribir a su hijo en la escuela, necesitará demostrar que cumple con los requisitos de edad del distrito escolar para el jardín de infantes. Algunas escuelas requieren que el niño tenga cinco años cumplidos en septiembre del año en que ingresa. Otras establecen distintas fechas límite. Si se solicita una constancia de edad, lleve un certificado de nacimiento, certificado religioso (bautismo) o un acta de nacimiento del médico. Si está convencido de que su hijo está preparado para el jardín de infantes y quiere que asista, pero no ha alcanzado la edad cronológica establecida, averigüe acerca del proceso de exención que probablemente se ofrezca en su distrito escolar.

Visitas al médico

Antes de que su hijo ingrese a la escuela, haga una cita con su pediatra para su jovencito. El médico se asegurará de que su hijo esté debidamente vacunado y puede conversar con usted acerca de los diversos temas relacionados con esta importante transición.

Dado que muchas escuelas inscriben a estudiantes nuevos del jardín de niños en la primavera, programe una consulta con su médico para finales del invierno o a inicios de la primavera para poder abordar los temas importantes de la preparación con anticipación y de tal modo que evite el atasco de finales del verano en el consultorio del médico. Solicite una copia del registro de vacunas de su jovencito para llevarla a la escuela para la inscripción. 

Vacunas

Cuando inscriba a su jovencito, le solicitarán el historial de vacunas. Específicamente, el personal de la escuela querrá ver ya sea la copia del historial emitido por el pediatra de su hijo o por la clínica en donde le aplicaron las vacunas, incluyendo la firma del médico, o bien, una copia del resumen del consultorio de su médico.

Si no cuenta con el historial pero está seguro de que a su hijo le han aplicado todas las vacunas necesarias, la escuela, por lo general, le dará tiempo para obtener el historial. En muchos lugares simplemente no podrán aceptar su palabra; el requisito de vacunación es una ley estatal y el estado estipula que tipo de historiales son aceptables.

Un niño con sus vacunas completas que ha tenido chequeo de cuatro o cinco años, habrá tenido que recibir una o dos SPR (sarampión, paperas, rubéola), cinco DTP, DTaP, o DT (difteria, tos ferina, tétano), cuatro vacunas contra la poliomielitis y tres o cuatro vacunas conjugadas de Haemophilus influenzae B . Puede que lo hayan vacunado también contra la hepatitis B y varicela. Todas estas vacunas no son solicitadas necesariamente para ingresar a la escuela, así que verifique en la escuela cuáles son necesarias.

Si su hijo no tiene todas las vacunas solicitadas por su distrito escolar en particular, su pediatra probablemente lo reconocerá y puede abordar el problema durante la cita que usted haya hecho en el jardín de infantes. Las vacunas necesarias pueden aplicarse en esa visita. Incluso si se necesitan vacunas adicionales, a su hijo probablemente lo acepten en la escuela con una nota de su pediatra que indique que las vacunas están "en curso". El personal de la escuela está consciente de que los intervalos de tiempo (como seis semanas) son a menudo necesarios entre algunas de estas vacunas, pero puede que solo permitan este período de tiempo, así que sea puntual.

Si su hijo no ha sido vacunado por sus objeciones morales o religiosas hacia las vacunas, consulte al personal de la escuela acerca del proceso de exención. Algunos padres que no hayan vacunado previamente a sus hijos deciden vacunarlos cuando inician la escuela, debido a que sus jovencitos estarán ahora expuestos a un mayor número de niños y enfermedades. Si tiene alguna duda o inquietud, platíquelo con su pediatra.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.