Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

¿Cómo puedo saber si estoy listo para tener relaciones sexuales?

Independientemente de lo que hayas oído, leído o visto, no todos los chicos de tu edad tienen sexo, incluido el sexo oral y las relaciones sexuales. De hecho, más de la mitad de todos los adolescentes eligen esperar hasta ser mayores para tener sexo. Si ya has tenido sexo pero no estás seguro si deberías hacerlo nuevamente, espera antes de volver a hacerlo.

Nuevas sensaciones

Sentirse atraído físicamente por otra persona y tratar de entender cómo manejar estos sentimientos es perfectamente normal. Los besos y abrazos a menudo van acompañados de sensaciones sexuales muy intensas. Estas sensaciones pueden tentarte a "hacerlo".

Antes de que las cosas lleguen demasiado lejos, intenta hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Realmente quiero tener sexo?
  • ¿Esta persona me está presionando para tener sexo?
  • ¿Estoy preparado para tener sexo?
  • ¿Qué pasará después de tener sexo con esta persona?

Recuerda que puedes demostrar lo que sientes por alguien sin tener sexo (practicar la abstinencia) con esa persona.

¿Puedes ser sexual sin tener sexo?

Sí. Ser sexual puede significar:

  • Pasar un momento romántico juntos.
  • Tomarse de la mano, besarse o mimarse.

¿Estás preparado?

Pregúntate lo siguiente:

  • ¿Cómo te sientes cuando estás con esta persona?
  • ¿Esta persona es cariñosa y afectuosa?
  • ¿Esta persona te respeta a ti y respeta tus opiniones?
  • ¿Han hablado juntos sobre tener sexo?
  • ¿Han hablado juntos sobre el uso de alguna forma de protección, como preservativos, para prevenir infecciones y sobre el uso de preservativos u otras formas de protección para evitar un embarazo?
  • ¿Seguirán juntos aunque uno de los dos no quiera tener sexo?
  • ¿Sabes si tu pareja alguna vez ha tenido sexo con otras personas?
  • ¿Te sientes presionado por tener sexo solo para complacer a tu pareja?

Si a ti y a tu pareja les cuesta hablar de sexo, esto podría ser una señal de que no están preparados para tener sexo. La comunicación franca y abierta es importante en cualquier relación, especialmente en una que involucra sexo.

Conoce los riesgos

Es normal que los adolescentes sientan curiosidad por el sexo, pero decidirse a tener sexo es un gran paso.

El sexo aumenta tus probabilidades de quedar embarazada, convertirte en padre/madre adolescente y contraer una infección de transmisión sexual (STI por sus siglas en inglés), y puede afectar la opinión que tienes sobre ti mismo o la opinión que los demás tienen sobre ti.

Algunas cosas que deberías pensar antes de tener sexo:

  • ¿Qué dirían tus padres si tuvieras sexo?
  • ¿Estás preparado para ser padre/madre?
  • ¿Podrías soportar que te digan que tienes una STI?
  • ¿Sabes dónde obtener métodos anticonceptivos?
  • ¿Cómo te sentirías si tu pareja te dijera que todo se terminó después de tener sexo?
  • ¿Cómo te sentirías si tu pareja contara en la escuela que ustedes tuvieron sexo?
  • ¿Cómo soportarías sentirte culpable, asustado o triste porque tuviste sexo?

Establece tus límites

Si no quieres tener sexo, establece límites antes de que las cosas se pongan demasiado serias. Nunca permitas que nadie te convenza de hacer algo que no quieres hacer. Los niños y las niñas deben entender que obligar a alguien a tener sexo está mal.

Respeta tu decisión

Si no sabes qué decir, estas son algunas sugerencias:

  • "Me gustas mucho, pero no estoy preparado para tener sexo".
  • "La paso realmente bien contigo y no quisiera arruinar nuestra relación con el sexo".
  • "Eres una gran persona, pero no uso el sexo para probar que una persona me gusta".
  • "Me gustaría esperar hasta ser mayor antes de tomar la decisión de tener sexo".

Recuerda que "no" significa "no", independientemente de lo lejos que hayas llegado. Si crees que las cosas están yendo demasiado lejos sexualmente, dile a tu pareja que se detenga.

Es mejor prevenir que lamentar

Si eliges esperar para tener sexo, trata de evitar:

  • Estar solo con la misma persona con demasiada frecuencia. Pasar tiempo con tus otros amigos también es importante.
  • Darle a alguien una idea errónea. Respeta tus límites. Tampoco es una buena idea que beses demasiado o que vayas demasiado lejos sexualmente si realmente no quieres tener sexo.
  • Tomar alcohol o usar drogas. Ambos afectan tu buen juicio, lo que puede hacer que te resulte difícil respetar tu decisión de no tener sexo.
  • Ceder a la presión. Puede ser tentador hacer lo que hacen los demás, pero recuerda que pueden no estar diciéndote la verdad.

¿Por qué esperar?

Las personas que esperan hasta ser mayores para tener sexo generalmente descubren que es:

  • Más especial.
  • Más gratificante.
  • Menos riesgoso para su salud.
  • Más fácil actuar de manera responsable y tomar precauciones para evitar infecciones y embarazo.
  • Más aceptado por los demás.

Ten paciencia. En algún momento, estarás preparado para tener sexo. Muévete a tu propio ritmo, no al ritmo de otra persona.

Las personas que aparecen en las fotografías en esta publicación son modelos profesionales. No tienen ninguna relación con los temas tratados. Cualquier personaje que estén representando es ficticio

 

Última actualización
8/6/2014
Fuente
Deciding to Wait: Guidelines for Teens (Copyright © 2005 American Academy of Pediatrics, Reaffirmed 8/2012)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.