Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

La mejor estadística sugiere que a la edad de 17 años, la mitad de adolescentes estadounidenseshan tenido relaciones sexuales por lo menos una vez. Algunos factores parecen ayudar a retrasar el momento en que esto ocurre; los adolescentes de familias intactas y las niñas con alta autoestima, por ejemplo, tienden a empezar a tener sexo a una edad mayor. Los mejores estudios sobre los adolescentes que hacen un “compromiso de virginidad” sugieren que estos niños tienen sexo igual de pronto que los que no hacen el compromiso, pero que tienen menos probabilidades de usar métodos de control de la natalidad cuando tienen sexo.

Control de la natalidad

Algunas tradiciones religiosas y culturales consideran que el control de la natalidad de cualquier tipo es inmoral. Como pediatra, mi prioridad es minimizar los riesgos de los adolescentes de tener embarazos no deseados y de contraer infecciones de transmisión sexual (ITS) una vez se vuelven sexualmente activos. Aunque respeto todas las tradiciones religiosas y culturales, mi profesión me obliga a mencionar que los condones son el medio más eficaz de prevenir que los adolescentes activos sexualmente contraigan ITS potencialmente fatales.

Condones

Debido a que los condones son altamente eficaces para prevenir los embarazos en adolescentes e ITS, usted deseará hablar sinceramente con su adolescente sobre estos problemas. Primero, recuérdele que muchas personas ni siquiera saben que tienen una ITS. Muchos adolescentes creen que pueden ver a una pareja y “saber” si tiene una enfermedad, pero puede explicarles que si alguien dice que se ha hecho “pruebas”, aún es posible que tenga VIH, verrugas genitales o herpes. Las personas portan y transmiten todas estas infecciones, así como clamidia, gonorrea, tricomonas y sífilis, sin tener síntomas o señales aparentes. La única suposición segura que debe plantearse su adolescente es que cada pareja sexual es potencialmente contagiosa.

Su adolescente debe saber que existe una manera correcta para usar un condón (usualmente impresa de manera conveniente adentro de cada caja). Para que sea efectivo, el hombre debe ponerse el condón antes de empezar la relación sexual. A partir de ese punto puede ser demasiado tarde para prevenir los embarazos y la transmisión de enfermedades. Él debe dejar un poco de espacio en el extremo al sostener aproximadamente un cuarto de pulgada de la punta cuando lo está colocando. El espacio no debe estar lleno de aire, ni debe estallar como un globo. Los lubricantes a base de aceite como la Vaselina o el aceite para masajes pueden degradar el látex; todos los lubricantes deben ser a base de agua, como K-Y Jelly o Surgilube. Tan pronto como el hombre eyacula, él debe sostener el condón en la base y jalarlo hacia afuera. Si la pareja tiene sexo de nuevo, deben usar un condón nuevo.

Tener estas conversaciones con su adolescente posiblemente sea un poco incómodo para usted o para él. Sin embargo, recuerde que hablar con los hijos sobre sexo e incluso darles condones no hará que tengan sexo antes. Sin embargo, sí disminuye las probabilidades de que le hagan abuelo antes de tiempo, así como las probabilidades de tener que llevar a su hijo al consultorio del médico para tratar su infección.

Qué puede hacer

Deberá ayudar a su adolescente a comprender que puede quedar embarazada en cualquier momento, incluso si su pareja “se retira”, si ella tiene su menstruación o si salta hacia arriba y hacia abajo o si se ducha inmediatamente después. “Solo por esta vez” no existe, ya que una vez es suficiente. Puede ayudarle saber que las mujeres con frecuencia tienen más deseos de tener sexo (y son más atractivas para los hombres) cuando tienen su ciclo menstrual, que es cuando tienen más probabilidades de quedar embarazadas. No sienta miedo de darle condones a su adolescente y recuérdele que aunque quizás faltan muchos años para que decida tener relaciones sexuales, la regla “sin condón, no hay sexo” debe ser inquebrantable.

 

Autor
David L. Hill, MD, FAAP
Última actualización
3/3/2014
Fuente
Dad to Dad: Parenting Like a Pro (Copyright © American Academy of Pediatrics 2012)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.