Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Los accidentes de tránsito son la causa principal de muerte de adolescentes y adultos jóvenes. Más de 5,500 personas jóvenes fallecen cada año en colisiones automovilísticas y miles más resultan lesionadas. Los padres pueden desempeñar una función importante para reducir estos números y mantener a salvo a sus hijos adolescentes.

Las siguientes son maneras en las que puede ayudar a mantener a los adolescentes a salvo en las carreteras:

  • Sea un ejemplo a seguir. Si espera que su hijo adolescente conduzca de manera segura, usted debe conducir así también.
    • Utilice siempre su cinturón de seguridad.
    • No beba si va a conducir. No permita alcohol ni drogas ilegales en el auto.
    • No coma, ni beba, ni hable, ni mande mensajes de texto en su teléfono celular, ni tampoco haga nada que pueda distraerlo mientras conduce.
    • Permanezca dentro del límite de velocidad y obedezca todas las señales de tránsito.
  • Conozca las leyes en su estado.Es importante que conozca y comprenda las leyes para licencia de conductor graduado (GDL) del lugar en donde vive. Especialmente, necesita conocer las restricciones y limitaciones para los conductores adolescentes que tienen permisos y permisos de conducir provisionales. También debe conocer sobre sus propias responsabilidades legales para proporcionar una buena experiencia de manejo supervisado para su hijo adolescente.
  • Establezca reglas específicas.Antes de permitir que su hijo adolescente conduzca, establezca las reglas específicas que se deben seguir (consulte el Contrato para conducir entre padres y adolescentes).
    • Al principio, las restricciones que establezca deben ser estrictas. Las reglas podrán ser menos estrictas poco a poco, después de que su hijo adolescente haya demostrado que conduce con seguridad. Además, las reglas que establece dependerán del nivel de madurez de su hijo adolescente.
    • Debido a que ocurren muchas colisiones durante los primeros 6 meses después de conducir sin supervisión; al principio, su hijo adolescente no debe llevar pasajeros adolescentes ni conducir después de las 9:00 p.m. No le pida a su hijo adolescente que lleve a sus hermanos menores hasta que tenga amplia experiencia conduciendo.
    • Después de que su hijo adolescente haya demostrado que conduce con seguridad durante 6 meses, podría permitirle que lleve 1 pasajero y asignarle una hora de llegada a casa más tarde (por ejemplo, 10:00 p.m.). Antes de permitirle llevar más pasajeros, tenga presente que más pasajeros podría incrementar la posibilidad de que su hijo adolescente sufra una colisión. Estudios demuestran que 1 pasajero incrementa el riesgo de una colisión en un 40%, 2 pasajeros duplica el riesgo y 3 pasajeros casi cuadruplica el riesgo.
  • Aplique castigos estrictos.Generalmente, los castigos por incumplir el contrato deberían coincidir con la seriedad de la regla que se rompió. Los castigos por conducir de manera imprudente, como conducir a alta velocidad o ebrio, deberán ser estrictos y pueden involucrar la pérdida del privilegio de conducir.
  • Lleve a su hijo adolescente a que conduzca en la carretera. La práctica de conducción de 6 horas en muchos programas para conductores, no es suficiente. Su hijo adolescente necesita práctica de conducción mucho más supervisada y es importante que también conduzca durante la noche. Algunos estados requieren 50 horas de práctica supervisada. Existen libros, videos y clases para padres sobre cómo enseñar a los conductores adolescentes. Recuerde que probablemente necesitará mucha paciencia.
  • Comuníquese con el médico si su hijo adolescente está tomando medicamentos para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (THDA). El médico puede conversar con usted y su hijo adolescente sobre los posibles beneficios de tomar medicamentos de acción corta antes de conducir por la noche. La evidencia demuestra que los medicamentos ayudan al conductor adolescente con THDA a estar más concentrado y menos distraído.
  • Revise el auto.Asegúrese de que el auto que su hijo adolescente conduce sea seguro y esté en buenas condiciones. Si su hijo adolescente compra un automóvil, ayúdele a buscar los índices de seguridad y busque un mecánico que revise el auto. Las bolsas de aire y los cinturones de seguridad para el hombro y regazo en los asientos traseros son características de seguridad importantes.
  • Tome una decisión importante. Si le preocupa que su hijo adolescente no esté listo para conducir, usted puede evitar que obtenga el permiso de conducir. Todos los estados permiten que los padres de familia impidan que sus hijos adolescentes obtengan un permiso de conducir si consideran que el hijo adolescente es inmaduro o irresponsable.

 

Última actualización
7/1/2014
Fuente
A Message to Parents of Teen Drivers (Copyright © 2007 American Academy of Pediatrics, Updated 9/2011)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.