Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

El hueso del tobillo puede estar conectado al hueso de la rodilla, y el hueso de la rodilla conectado al hueso de la cadera, pero el globo ocular no está conectado completamente al cerebro. Para este grupo por edad de 6 a 9 años, el ojo usualmente ha alcanzado su forma redonda y los músculos del ojo ahora pueden ayudar a rastrear y seguir objetos en movimiento mucho mejor. Sin embargo, cuando las señales del ojo llegan a la Estación Central en el cerebro, todas las diferentes partes del movimiento aún son difíciles de interpretar.

Lo que esto significa es que los niños probablemente pueden determinar qué tan rápido se mueve una pelota, pero no podrán determinar su dirección muy bien, así que serán mejores recibiendo la pelota, bateando, haciendo pases o pateando una pelota que lanzan, tiran, pasan o patean directamente hacia ellos. Tener que descifrar hacia dónde va la pelota y qué tan rápido se deben mover para alcanzarla con frecuencia es difícil.

Otros deportes que no involucran regularmente objetos en movimiento o coordinación mano-ojo también mostrarán más mejora debido a sus muchos y diferentes requerimientos. Por ejemplo, saber dónde está la pared para dar la vuelta en natación se logra con más facilidad ya que la velocidad de la pared que se acerca que es el centro muerto será más fácil de procesar.

Ahora no exagere tratando de descubrir maneras en las que puede hacer ejercicios con el globo ocular para acelerar el proceso, esto no funcionará. No hay videos de ejercicio para el globo ocular. Incluso el Canal de compras por televisión o eBay no los tendrán. La madurez de las destrezas visuales es un proceso de desarrollo natural que debe suceder con el tiempo. Recuerde lo que su madre siempre le enseñó, la olla que estamos observando nunca hierve.

Tenga paciencia y deje que su hijo desarrolle al máximo sus destrezas deportivas con la mínima presión.

 

Autor
Paul R. Stricker, MD, FAAP
Última actualización
5/1/2014
Fuente
Sports Success Rx! Your Child’s Prescription for the Best Experience (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.