Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Cómo cuidar del pene de su hijo

​El pene circuncidado

Si elige circuncidar a su hijo, es probable que el procedimiento se realice en el hospital antes del alta, pero a veces se puede realizar después. Las circuncisiones rituales por razones religiosas generalmente se realizan en la segunda semana después del nacimiento.

Después de eso, se coloca en la cabeza del pene un apósito liviano como una gasa con vaselina. Generalmente este vendaje se caerá la próxima vez que su bebé orine. Algunos pediatras recomiendan mantener un apósito limpio hasta que el pene sane por completo, pero otros pediatras recomiendan no poner ningún vendaje. Lo más importante es mantener el área lo más limpia posible. Si se depositan partículas de material fecal en el pene, límpielo suavemente.

Qué puede esperar

La punta del pene se verá bastante enrojecida durante los primeros días y es probable que observe una secreción amarillenta. Estos síntomas indican que el área está sanando normalmente. El enrojecimiento y secreción deben desaparecer gradualmente en el transcurso de una semana.

Cuándo debe llamar al pediatra

Si el enrojecimiento persiste, hay hinchazón o llagas amarillas con costra que contienen un líquido turbio, es probable que haya una infección. Esto no sucede con mucha frecuencia, pero si sospecha que hay infección, consulte con su pediatra.

Después de que la circuncisión ha sanado

Por lo general, luego que la circuncisión haya sanado, el pene no necesitará ningún cuidado adicional. En algunas ocasiones, un pequeño pedazo de prepucio todavía queda adherido al pene. Si es este el caso, retraiga la piel suavemente cada vez que bañe a su hijo. Examine la ranura alrededor de la cabeza del pene y asegúrese que esté limpia.

Nota: Si la circuncisión no se realiza dentro de las dos primeras semanas de vida de su bebé (posiblemente por razones médicas), entonces, por lo general, se pospone algunas semanas o meses. El cuidado de seguimiento es el mismo siempre. Si es necesario circuncidar después del período neonatal, se utiliza anestesia general, pues es necesario practicar un procedimiento quirúrgico más formal que requiere controlar la hemorragia y suturar los bordes cutáneos.

El pene no circuncidado

Durante los primeros meses, usted debe limpiar y lavar con agua y jabón el pene no circuncidado de su bebé, así como el resto de la zona del pañal. Inicialmente, el prepucio está conectado al glande, o cabeza del pene, con tejido, por lo que no debe tratar de retraerlo. No es necesario limpiar el pene con hisopos de algodón o antiséptico.

El médico le dirá cuando el prepucio se haya separado y pueda retraerse de forma segura. Esto no será por varios meses o años, y nunca debe forzarse. Si fuerza al prepucio a retraerse antes de que esté listo, podría causar sangrado doloroso y desgarros en la piel. Después de que se produzca esta separación, retraiga el prepucio de vez en cuando para limpiar suavemente la punta del pene.

Qué debe hacer a medida que crece el niño

A medida de que su hijo crece, necesitará enseñarle qué debe hacer para orinar y lavarse el pene. Enséñele a limpiarse el prepucio indicándole que:

  • Retraiga suavemente el prepucio de la cabeza del pene.

  • Lave con jabón y agua tibia la cabeza del pene y el pliegue interior del prepucio.

  • Empuje el prepucio hacia la cabeza del pene.

Última actualización
8/20/2021
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 7th Edition (Copyright © 2019 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos