Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Baja producción de leche materna: 5 medidas que pueden ayudar

Por Hailey Nelson, MD, FAAP, IBCLC

Preocuparse por el bajo suministro de leche materna puede ser muy estresante para algunas familias. Esto puede ser aún más estresante durante la escasez de fórmula para bebés si necesita complementar con fórmula. Estas son cinco medidas que pueden ayudar si desea mejorar su suministro de leche, independientemente de si la lactancia de su bebé es exclusiva o si la complementa con fórmula o alimentos sólidos.

1. Consulte al proveedor de atención médica de su hijo

A todas las madres les preocupa que la leche materna sea suficiente para su bebé. Si le preocupa el suministro de leche materna, consulte al pediatra de su hijo; con gusto la ayudaremos. Su pediatra comenzará por ver cómo está creciendo su bebé. Un bebé que sigue su curva de crecimiento como debería es muy alentador.

A veces, los bebés están molestos debido a los cólicos u otros factores, que tal vez no estén relacionados con el volumen o la cantidad de alimento. Los pediatras también pueden trabajar con usted para identificar factores que puedan ayudar a aumentar su suministro de leche materna o resolver las dificultades de lactancia, incluyendo problemas para prenderse y posiciones para amamantar. La evaluación de una asesora de lactancia certificada por la junta también puede ayudarle a descubrir cualquier otra posible causa del bajo suministro de leche materna.

Además, su pediatra también puede conectarla con recursos si tiene dificultades para encontrar fórmula para su bebé.

2. Haga una revisión técnica de su bomba extractora

La extracción de leche eficaz es la mejor forma de mantener su suministro de leche. Si se extrae y nota que hay una disminución del volumen que puede producir, revise su equipo de extracción. Asegurarse de que el ajuste del embudo (copa) sea correcto puede optimizar el bombeo. También es buena idea inspeccionar las válvulas de la bomba. Con el tiempo, pueden desgastarse y disminuir la eficacia de la bomba.

Para obtener información sobre la configuración de su bomba, puede recurrir al fabricante de su bomba. Algunos fabricantes incluso tienen líneas de ayuda a las que puede llamar para resolver los problemas de configuración de la bomba. Sin embargo, es mejor pedir ayuda a una asesora de lactancia para determinar cuál de los ajustes de configuración de su bomba es mejor para usted.

Además, considere si el tipo de bomba que está usando es la mejor para sus necesidades específicas. Una bomba eléctrica doble es mejor si necesita extraer leche materna. Las bombas manuales o de mano pueden funcionar para el uso a corto plazo, pero no son ideales cuando planea volver a trabajar fuera del hogar o extraer leche a largo plazo. Si no tiene una bomba eléctrica, su seguro tal vez pueda cubrirla. Hable con su pediatra o asesora de lactancia para obtener más información.

3. Si complementará con fórmula, primero ofrezca leche materna

Si complementará la dieta de su bebé lactante con fórmula, primero comience las tomas con la leche materna disponible. Luego, si es necesario, ofrezca fórmula para bebés para satisfacer las demandas nutricionales de crecimiento de su bebé. Asegúrese de cumplir las pautas de seguridad de alimentos para la leche materna y la fórmula para bebés. Si se deja afuera demasiado tiempo cualquiera de los dos tipos de leche, especialmente después de haber usado el biberón, la leche puede contaminarse con bacterias orales y su bebé se puede enfermar.

4. Tómese el tiempo para cuidarse usted

Mantenerse hidratada y mantener una buena alimentación es muy importante para la producción de leche materna. Debe cuidarse y alimentarse para poder alimentar a su bebé. No existen trucos especiales ni productos necesarios; los alimentos o complementos específicos que se comercializan para promover la producción de leche materna no son necesarios. ¡En cambio, enfóquese en comer alimentos saludables y beber mucha agua!

Sea consciente también de su propio nivel de estrés. La escasez de fórmula puede generar mucha ansiedad en los padres, especialmente cuando ya están lidiando con la dificultad de ser padres primerizos. Durante este tiempo, sea más consciente de su nivel de estrés; duerma lo suficiente y haga actividad física para mantener su mente y cuerpo saludables.

5. Considere otros factores de salud

Si observa que su suministro de leche es inferior a lo normal, considere otros factores de salud. Por ejemplo, el regreso de su ciclo o los problemas de tiroides pueden afectar el suministro de leche materna. Las infecciones también pueden afectar su capacidad de producir la leche materna. Algunos otros factores que podrían aumentar el riesgo de tener poca leche son: que su bebé haya nacido prematuro; tener un parto por cesárea o un parto difícil; tener un parto múltiple o haber tenido una biopsia o cirugía de mama previa. Considere consultar a su proveedor de atención médica primaria u obstetra/ginecólogo para hacerse evaluaciones adicionales si tiene alguna preocupación de salud.

Recuerde

Como dice el viejo dicho, "se necesita un pueblo...". De modo que comuníquese con su "pueblo" para sentir conexión y apoyo. Si se le está acabando la fórmula que su bebé necesita, por ejemplo, puede pedirle a sus amigos y familiares que estén atentos cuando vayan a comprar alimentos. Y no dude en comunicarse con su pediatra si tiene alguna preocupación respecto a la salud o la alimentación. Trabajar juntos y ayudarse entre sí puede ser beneficioso para asegurarse de que su bebé reciba la alimentación que necesita hasta que la producción de fórmula vuelva a aumentar o su suministro de leche materna satisfaga sus necesidades de crecimiento.

Más información

Acerca de la autora

Hailey Nelson, MD, FAAP, IBCLC, es pediatra de atención médica compleja en Valley Children’s Hospital en Madera, California. La Dra. Nelson disfruta trabajar con niños de todas las edades y habilidades, y le apasiona especialmente brindar la mejor atención posible a niños médicamente frágiles y sus familias. También es asesora autorizada sobre lactancia materna, certificada por la Junta Internacional de Asesores de Lactancia para apoyar a las madres que amamantan y a sus bebés.


Última actualización
6/14/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2022)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos