Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

¿Cuándo deben los adolescentes usar anticonceptivos de emergencia?

When should teens use emergency contraception? When should teens use emergency contraception?

Los anticonceptivos de emergencia, también conocidos como la "píldora del día después", ayudan a reducir el riesgo de embarazo después de las relaciones sexuales y es segura para los adolescentes.

Contrario a lo que muchos piensan, no interrumpe un embarazo que ya está implantado en el útero. Tampoco evita o frena infecciones transmitidas sexualmente.

Los embarazos de adolescentes se pueden prevenir un 100 %.

Los adolescentes sexualmente activos deben siempre usar dos métodos anticonceptivos. Uno es el condón, que ayuda a proteger contra infecciones. Los siguientes son otros métodos.

La American Academy of Pediatrics (AAP) también recomienda dar recetas a los adolescentes por adelantado para el surtido de anticonceptivos de emergencia. De esta forma, los adolescentes los pueden usar tan pronto los necesiten.

La AAP también apoya firmemente la educación sobre la salud y la salud sexual en las escuelas, la abstinencia, y el derecho a solicitar un aborto.

Los siguientes son casos para cuando una receta de anticonceptivos de emergencia puede ser útil:

  • Los adolescentes se olvidan de usar anticonceptivos.

  • El condón se rompe/desgarra o se desliza.

  • La adolescente vomita después de tomar su píldora anticonceptiva.

  • La adolescente fue agredida sexualmente.

Existen 3 métodos de anticonceptivos de emergencia:

  • DIU. El método más efectivo es hacer que un médico inserte un dispositivo intrauterino (DIU) en un plazo de 5 días después de la actividad sexual. Puede ayudar a prevenir el embarazo y se mantiene fijo. Es un método anticonceptivo de largo plazo. El DUI de cobre no contiene hormonas.

  • Píldoras. Otra opción es el anticonceptivo de emergencia por vía oral. Las denominaciones genéricas son acetato de Ulipristal y Levonorgestrel.

    • Nota: Las píldoras anticonceptivas de emergencia deben ser tomada en un plazo de 120 horas (5 días) después de haber tenido relaciones sexuales sin protección para prevenir el embarazo.

    • El Levonorgestrel está aprobado para la venta sin receta médica a individuos de todas las edades. Es importante señalar que algunos estudios de los llamados "compradores secretos" revela que algunas farmacias todavía tienen restricciones de edad, y el costo para los productos de venta libre puede ser extremadamente caro, especialmente para los adolescentes.

    • El Ulipristal sólo está disponible con receta médica. Sin embargo, estudios de investigación revelan que muchas farmacias no los almacenan.

Todos los adolescentes deben ser informados sobre cómo y cuándo pueden usar cada método. Esto incluye a los adolescentes con discapacidades físicas o cognitivas. Los jóvenes con discapacidades tienen el doble de probabilidad de ser agredidos sexualmente, de acuerdo con la AAP.

Preguntas frecuentes:

¿Qué pasa si los adolescentes no pueden tener acceso a los medicamentos anticonceptivos?

  • Deben consultar con su pediatra sobre cómo utilizar píldoras anticonceptivas en un plazo de 120 horas (5 días)después de tener relaciones sexuales para prevenir el embarazo.

¿Qué deben hacer los adolescentes después de haberse tomado el anticonceptivo de emergencia?

  • Después de tomar los anticonceptivos de emergencia, es importante hacer una cita con el pediatra para hablar sobre opciones más eficaces de prevenir el embarazo. A los adolescentes también se les debe hacer evaluaciones para detectar infecciones y también preguntarles si se han aplicado las vacunas.

  • Por ejemplo, la AAP recomienda dos dosis de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) para obtener protección contra las infecciones transmitidas sexualmente que causan cáncer

Información adicional:



Última actualización
11/18/2019
Fuente
Adapted from AAP News (Copyright © 2019 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos