Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Conducir drogado: por qué la marihuana y conducir al mismo tiempo son una mezcla peligrosa

Si tiene un conductor adolescente en su hogar, posiblemente ya habrá hablado sobre los posibles peligros de conducir bajo la influencia del alcohol. Pero ahora, con las nuevas leyes que han hecho el acceso de la marihuana más fácil en muchos estados, la American Academy of Pediatrics (AAP) urge a los padres a que se aseguren de que sus adolescentes saben que conducir drogado, como es el caso de conducir embriagado, se considera como conducir intoxicado.

​Conducir bajo la influencia de la marihuana es ilegal. Los adolescentes nunca deben conducir o viajar con una persona que ha estado consumiendo marihuana.

Los riesgos de conducir drogado

Deterioro del criterio o juicio, del tiempo de reacción y más. Usted puede haber escuchado decir a la gente que la marihuana no es peligrosa. Esto no es cierto. La marihuana causa problemas con la memoria, atención y la capacidad para resolver problemas en los niños. También afecta el criterio, la concentración y el  tiempo de reacción y coordinación. Esto puede causar accidentes/choques automovilísticos. De hecho, un estudio reciente reveló que los conductores hacen "eses" en los carriles de la misma forma cuando consumen marihuana o alcohol.

Adicionando un nuevo riesgo. Los conductores jóvenes ya corren riesgo de sufrir accidentes automovilísticos debido a su falta de experiencia frente al volante. Combinar el consumo de marihuana y de alcohol incrementa el riesgo, especialmente para los adolescentes. El cuerpo no procesa la marihuana como el alcohol. La dosis, el poder (pureza) y la forma como se consume (fumar, en vapor, o comestible) afecta a cada persona de forma diferente.

Dato: Más de 9 % de los conductores entre las edades de 16 a 20 admiten haber manejado bajo la influencia de la marihuana. 

Mientras que el alcohol es la causa más común de accidentes automovilísticos de conductores impedidos de todas las edades, la marihuana es la segunda, de acuerdo con datos del gobierno.

Cómo pueden ayudar los padres

La AAP se opone al uso de la marihuana por parte de los niños menores de 21 años y alienta a los padres para que empiecen a hablar sobre los peligros del consumo de sustancias tan pronto como sea posible, cuando el niño está en la escuela primaria. Esta conversación puede suceder poco a poco, no todo de una vez. De esta forma, para cuando el niño está listo para conducir, usted ya habrá explicado sus reglas y expectativas. Cuando hable sobre seguridad al volante, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Establezca reglas claras. Déjele saber a su adolescente lo que usted espera y cuáles son las consecuencias si las reglas se rompen.

  • Sea un buen ejemplo. Nunca conduzca bajo la influencia. Si usted consume alcohol u otras sustancias, tenga siempre un conductor o chófer designado. Tenga en cuenta, si usted consume marihuana delante de sus adolescentes, es mucho más probable que ellos lo hagan también.

  • Firme en la línea punteada (de puntos). Utilice el Contrato entre Padre y Conductor Adolescente para resumir las reglas y lo que se espera de usted y de su conductor adolescente. Imprímalo y fírmenlo juntos, para que todos tengan claro lo que se ha acordado.

Información adicional:

 

Última actualización
2/14/2020
Fuente
Adapted from AAP News Parent Plus (Copyright © 2020 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos