Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Hablemos sobre la serie “Por trece razones” y el suicidio en los adolescentes: consejos para los padres

Cuando la serie de Netflix Por 13 razones (13 Reasons Why) se estrenó en marzo del 2017, rápidamente se convirtió en una de las más vistas y polémicas del año. No sorprende que la noticia de una segunda temporada que se inicia en mayo del 2018 continúe generando interés.

El drama-misterio se centra en una estudiante de secundaria que se suicida y deja 13 cintas de audio para las personas que ella culpa por su acción. La segunda temporada se inicia mostrando cómo la comunidad trata de lidiar con la secuela emocional y legal que se genera como resultado del suicidio.

Más concientización. ¿Más riesgo?

Los fanáticos afirman que la serie fomenta la tan necesaria concientización sobre el suicidio en los adolescentes, que ahora es la segunda causa principal de muerte de jóvenes de 10 a 24 años de edad. Cuadro de estadísticasAdemás de la representación gráfica del suicidio, la película también se enfoca en el acoso escolar, el acoso cibernético, el consumo de alcohol de los menores de edad, la agresión sexual, armas de fuego en el hogar, y otros temas que pueden servir como herramientas para iniciar la discusión.

Sin embargo, algunos expertos advierten que la serie puede hacer más mal que bien. Aunque la serie es ficción, los adolescentes pueden ser irreflexivos y emocionales. Ver que un personaje decide que el suicidio es la mejor opción podría hacerlos llegar a tomar la misma decisión. Los investigadores descubrieron un aumento considerable de términos de búsqueda en el internet, tales como "formas de morir por suicidio" y "cómo matarse" durante los 19 días siguientes al estreno de la primera temporada de "Por 13 razones".

Profesionales de la salud y la salud mental también informan de adolescentes que escriben listas con sus propias 13 razones por las cuales querían morir por suicidio. Algunas familias creen que la serie hace pensar a sus niños en quitarse la vida.

Críticos de la serie apuntan a investigaciones que sugieren que ser expuesto al suicidio de un compañero puede tener un efecto "contagioso", especialmente entre los adolescentes de 12 a 13 años de edad. Hay recomendaciones de salud pública específicas para informar sobre el suicidio en los medios de comunicación que esta serie no cumple:

  • No presentar el suicidio como una herramienta para lograr determinados fines, como la venganza o el reconocimiento.

  • No glorificar el suicidio o a las personas que se suicidan.

¿Quiénes ven la serie?

La serie está clasificada para público adulto (TV-MA) y es apta para mayores de 17 años por su violencia gráfica, actividad sexual explícita y lenguaje vulgar. Sin embargo, las autoridades escolares y los pediatras dicen haberse enterado de niños de escuela primaria ven capítulos de forma maratónica sin que sus padres lo sepan, porque la serie se puede ver de manera privada en sus teléfonos, tabletas y computadoras. Con frecuencia, a los padres les sorprende descubrir que su hijo ha visto la serie.

"Este tema suele surgir muy a menudo con mis pacientes, especialmente con aquellos que han estado deprimidos o ansiosos", dijo Cora Breuner, MD, MPH, FAAP, pediatra y presidente del Comité de Adolescencia de la American Academy of Pediatrics (AAP). "Algunos de ellos ya habían visto "Por 13 razones", sin el conocimiento de sus padres", dijo la Dra. Breuner. "Con frecuencia este es un momento de gran revelación en mi consultorio, cuando los padres miran a sus hijos y dicen, "¿Qué dices?, ¿tú la has visto?'".

Como padres, es su labor aconsejar a sus hijos preadolescentes y adolescentes sobre el uso inteligente y seguro de los medios de comunicación. La Dra. Breuner dijo que también les pregunta a sus pacientes (y a sus padres) cuánto tiempo pasan frente a las pantallas y qué programas o series ven.

Aunque su hijo no haya visto la serie...

Los padres deben estar conscientes de que sus hijos pueden escuchar a sus amigos hablar de la serie en la escuela o en las redes sociales, aunque de hecho no la hayan visto. No obstante, la Dra. Breuner dijo que la serie es "totalmente inapropiada" para niños menores de 13 años.

Si no ha visto la serie, mire los resúmenes de los episodios y prepárese para hablar con su hijo sobre las maneras en que los programas o las series de ficción no siempre reflejan la realidad. Use la serie como una oportunidad para hablar con su hijo sobre las situaciones muy reales que enfrentan los adolescentes y cómo su hijo puede contar con usted y comunicarle cualquier situación que pueda enfrentar en el futuro.

Cómo ayudar a los adolescentes a procesar la serie de manera segura y saludable:

A pesar de las preocupaciones que genera Por 13 razones, la serie puede servir como una poderosa herramienta de enseñanza con la orientación de adultos bien informados, tales como padres, maestros, líderes espirituales y otras personas que trabajen con adolescentes.  

Lo que pueden hacer los padres:

  • Ver la serie con sus hijos. Las pautas sobre el uso/consumo de los medios de comunicación de la AAP exhortan a los padres a ver los programas con sus hijos y a hablar sobre sus valores. Esto es de especial importancia en el caso de series como Por 13 Razones con temas difíciles de procesar y fáciles de malinterpretar. Por ejemplo, la posibilidad de ver la serie juntos les permite a los padres hacer una pausa y señalar casos de acoso cibernético. De este modo, los padres pueden preguntarles a sus hijos si han visto que esto suceda en la escuela, cómo reaccionaron y qué hacer si vuelve a suceder. 

    • Los niños en los grupos de mayor riesgo de tener pensamientos e intenciones suicidas no deben ver la serie solos, dice la Dra. Breuner. Esto incluye a los niños con antecedentes familiares de suicidio, antecedentes de abuso físico o sexual, trastornos del estado de ánimo, consumo de alcohol y drogas o aquellos que se identifican como lesbianas, homosexuales, bisexuales, transgénero o están cuestionándose su sexualidad.

  • Hable sobre lo que es realidad vs. ficción. Explique que la serie no ofrece una visión realista de la ayuda disponible para los adolescentes con intenciones suicidas. En particular, el hecho de que no se proporcionaran buenos servicios de salud mental a la protagonista, Hannah Baker, es preocupante y poco realista. Las estadísticas demuestran que en la gran mayoría de los casos, los adolescentes con pensamientos y comportamientos suicidas están por padecer de una enfermedad mental que es tratable, como la depresión. En la serie, Hannah da señales claras de advertencia de suicidio a su consejero escolar. Sin embargo, el consejero no la puso en contacto con otros profesionales y recursos para ayudarla y simplemente le dijo que "lo olvidara". Los críticos dicen que esto envía un mensaje peligroso de que los adultos no pueden ayudar.

  • Sea precavido. Si su hijo adolescente ve la serie, haga un esfuerzo adicional para vigilarlo un poco más de cerca después de cada capítulo con comprensión y apoyo. Conozca las señales de la depresión, como alejarse de los amigos o la familia, comer o dormir más o menos, o perder el interés en las actividades.

    • Si tiene un arma de fuego en su casa, asegúrese de que se encuentre descargada y con seguro, separada de sus municiones. Los estudios revelan que el riesgo de suicidio es de 4 a 10 veces mayor en los hogares donde hay armas de fuego que en aquellos donde no las hay. Si bien Hannah Baker utiliza un método distinto para poner fin a su vida, el suicidio con arma de fuego es en la actualidad la segunda causa principal de muerte entre los adolescentes de 15 a 19 años. Más del 80 % de las armas de fuego utilizadas en los intentos de suicidio de adolescentes estaban guardadas en la casa de la víctima, un familiar o un amigo.

  • Facilite el acceso a formas de ayuda. Sugiérale a su hijo o hija a quién puede recurrir si necesita ayuda, incluyéndolo a usted y otros adultos en los que pueda confiar. Su pediatra también puede ayudar. Recientemente la American Academy of Pediatrics recomendó que todos los niños mayores de 12 años sean evaluados por depresión durante sus chequeos médicos anuales.  Si tiene alguna preocupación inmediata por su hijo, llame a la Red Nacional de Prevención del Suicidio que tiene ayuda en español o llame al 1-888-628-9454, también en español.

Tenga en cuenta:

Quizá no sea muy agradable hablar con su hijo adolescente sobre algunos de los temas difíciles que se plantean en Por 13 razones, pero hablar de temas difíciles con los adolescentes es tan importante como asegurarse de que el agua del baño del bebé no esté demasiado caliente.

Cita de Cora Breuner, Presidente del Comité de Adolescencia de la AAP. 

 

Recuerde hablar con el pediatra de su hijo si tiene otras preguntas o inquietudes sobre el contenido digital que ve su hijo o sobre su salud mental.

Información adicional:

 

Última actualización
10/16/2018
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2018)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest