Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

El aprendizaje de niños con TDAH durante el COVID-19

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​Por:  Adiaha Spinks-Franklin, MD, MPH, FAAP​

​Los cambios en las rutinas y actividades habituales para ayudar a prevenir la propagación del COVID-19 pueden ser estresantes para cualquier niño. Los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) podrían enfrentar dificultades adicionales con estos cambios, en especial durante el regreso a la escuela en el otoño. 

La American Academy of Pediatrics (AAP) sugiere formas de ayudar a los estudiantes con TDAH y a sus familias durante estos tiempos estresantes. 

El estrés del COVID-19 y los síntomas del TDAH

Muchos niños, en ocasiones, exhiben conductas difíciles de manejar. Pero los niños con El TDAH tienen síntomas frecuentes e intensos de hiperactividad, impulsividad y distracción. También tienen dificultades con las “destrezas de funcionamiento ejecutivo": organizar qué tareas comenzar primero, administrar su tiempo, terminar una tarea y llevar la cuenta de las herramientas que necesitan para la tarea.

Los estudiantes con TDAH suelen necesitar orden en su día para poder funcionar de la mejor manera. Los cambios de horarios y rutinas ya sean los de casa o los de la escuela, pueden aumentar los síntomas de TDAH de un niño. Estas conductas suelen ser señales de que el niño está estresado. Un continuo estrés puede afectar el modo en que un niño:

  • Se desarrolla y aprende. El estudiante podría negarse a hacer tareas, actuar sin pensar y discutir.

  • Se concentra en las tareas, aprende cosas nuevas y recuerda lo aprendido. Podría parecer que el estudiante se distrae y se desvía de la tarea con más facilidad. 

  • Se comporta. Los estudiantes podrían parecer inquietos o tal vez les cueste mantener la calma.

Si bien los padres pueden prever que haya más problemas de conducta en tiempos de estrés, es importante recordar que su hijo no está siendo desorganizado, se distrae fácilmente ni se muestra incapaz de esperar su turno a propósito. También es importante recordar que hay estrategias y recursos a disposición de los padres que enfrentan las increíbles dificultades de criar hijos con TDAH durante el COVID-19.

Concentrarse en las fortalezas de su hijo, trabajar juntos para establecer una rutina, fijar expectativas y reglas claras y adecuadas para la edad, buscar el apoyo de maestros, pediatras o consejeros que conozcan a su hijo y conectarse con recursos de gestión del comportamiento en línea para niños con TDAH pueden ayudar tanto a padres como a hijos a aprovechar al máximo este tiempo singular. 

TDAH: el aprendizaje virtual y presencial durante la pandemia

Cuando cerraron las escuelas en la primavera, algunos estudiantes con TDAH probablemente hayan tenido dificultades para adaptarse al aprendizaje virtual sin la presencia de un maestro que los apoye. 

El aprendizaje virtual suele requerir que los estudiantes se guíen a ellos mismos, gestionen su tiempo y su motivación y terminen las tareas, los trabajos o los proyectos en el tiempo establecido. No obstante, otros estudiantes tal vez tengan menos distracciones en casa, por lo que les resulta más fácil concentrarse en las tareas. Además, aprender desde casa ofrece a los estudiantes una forma de desarrollar su independencia.

En general, la AAP sostiene que los estudiantes aprenden mejor en forma presencial y recomienda la reapertura de las escuelas si fuera posible hacerlo en forma segura en las comunidades. Pero ya sea que su hijo vuelva a la escuela en forma virtual o presencial el próximo otoño, aquí le presentamos algunas formas de ayudar a su hijo con TDAH a manejar las dificultades que presenta la pandemia:

  • Si su hijo forma parte de un programa de educación individualizada, es preciso seguir adelante con los servicios incluidos en su plan escrito. Esto incluye terapia del habla o instrucción especializada para lectura. Un programa de educación individualizado está diseñado para ayudar con las necesidades de aprendizaje de un estudiante, y debe incluir intervenciones de instrucción, ayuda, adaptaciones y modificaciones.

  • Con los nuevos métodos de enseñanza, es posible que algunos estudiantes necesiten nuevas o diferentes formas de adaptación. Por ejemplo, ¿un software de lectura o dictados ayuda con el aprendizaje virtual? ¿Se podría quizá extender el tiempo para las tareas que requieren de supervisión de los padres, quienes tal vez no estén disponibles en el horario escolar?

  • Si la escuela de su hijo sigue dictando clases en forma remota y no hay un horario establecido para conectarse, puede permitir que su estudiante elija el horario que mejor convenga. Tal vez sea útil que el estudiante elabore un calendario con horarios y lista de verificación visuales basándose en las tareas de cada día. Esto puede ayudar al estudiante a mantener el interés y la voluntad de hacer las tareas. Anime a su hijo a explorar lo que le sirve, por ejemplo, usar un cronómetro o aplicaciones que ayudan a los estudiantes a mantenerse concentrados en la tarea.

  • Al estructurar el día, pruebe alternar las tareas escolares que menos le atraen a su hijo con la motivación de actividades más disfrutables. Y recuerde que los niños y adolescentes con TDAH se benefician de recreos y juego libre que pueden ayudarlos a usar la mente de diferentes maneras y adquirir destrezas.

  • Durante el aprendizaje virtual, recuerde a su hijo tomarse recreo/descansos para movimiento entre tareas. Los recreos en espacios cerrados pueden incluir bailar y hacer ejercicios sencillos. Tenga en cuenta las actividades al aire libre seguras, como andar en bicicleta o saltar la soga. Esto también les ofrece ejercicios que podrían ayudar con los síntomas de TDAH.

  • Use la atención positiva, concentrándose en las fortalezas y esfuerzos de su hijo. Los niños con problemas de atención y control de impulsos a menudo se benefician de los comentarios específicos, inmediatos y enérgicos. Por ejemplo, decir: “¡Buen trabajo, empezaste tu trabajo justo a tiempo!" en vez de balbucear “bien hecho" desde la cocina puede tener efectos muy diferentes.

  • Muchos estudiantes tienen dificultades para aprender información nueva en tiempos estresantes. Los estudiantes con TDAH podrían beneficiarse del repaso del material que sus maestros ya enseñaron. Esto puede ayudarlos a recordar lo que aprendieron. En muchos casos, tener una supervisión y una orientación más activa de los padres puede ayudar. Si está trabajando desde casa, dígales cuándo usted está disponible e intente, en esos momentos, darles su atención absoluta.

  • Además, los padres pueden preguntar a los maestros qué videos o sitios web recomiendan para ayudar a los estudiantes a dividir la información en partes más pequeñas. Los maestros pueden, además, ofrecer horas de atención virtual por computadora u otras formas para que los estudiantes reciban atención más personalizada.

  • Los sistemas escolares y los maestros también han trabajado incansablemente intentando adaptarse a los sistemas educativos cambiantes. Si siente que su hijo no está recibiendo suficiente apoyo en este nuevo sistema, comuníquese con el especialista en aprendizaje, el director o el superintendente de su escuela para defender los derechos de su hijo. Su pediatra puede apoyarlo en esto según sea necesario.

​​​TDAH y otras afecciones

Alrededor del 70 % de los estudiantes con TDAH tienen otras afecciones, como diferencias de aprendizaje, depresión, ansiedad y trastorno negativista desafiante. Además, los cambios en la vida diaria pueden aumentar los síntomas de estas afecciones. Por ejemplo, los estudiantes con:

TDAH y depresión pueden mostrarse de mal humor o mayor irritabilidad mientras permanecen alejados de sus compañeros o de las actividades normales que suelen disfrutar.

TDAH y ansiedad pueden mostrarse más preocupados, ansiosos o tener ataques de pánico. Pueden buscar en internet información sobre el COVID-19 y sentirse muy angustiados con respecto a la pandemia.

TDAH y trastorno nnegativista desafiante pueden discutir más con los padres, los maestros, los cuidadores, los hermanos y demás. Pueden negarse a escuchar o contradecir los deseos de los adultos que estén a cargo. Por ejemplo, podrían negarse a seguir las reglas sobre distanciamiento físico, lavado de manos y uso de cubiertas de tela para la cara.

También es posible que los estudiantes demuestren algunas fortalezas que suelen percibirse en relación con el TDAH. Entre estas se pueden incluir tener más energía para canalizar en pos del éxito, ser más creativos e inventivos, espontáneos y estar más dispuestos a probar cosas nuevas. El TDAH, además, brinda una oportunidad de fomentar resiliencia​ y compasión por los demás.

Hable con su pediatra

Su pediatra está disponible para ayudarlo si tiene preguntas o inquietudes acerca de los síntomas del TDAH de su hijo en estos tiempos de mayores cambios y estrés. Asimismo, su pediatra podría remitirlo a un profesional de salud mental que pueda trabajar en formas de ayudar a su hijo a lidiar con el estrés.

Llame a su pediatra de inmediato si su niño o adolescente:

  • Tiene síntomas que interfieren con su desempeño normal.

  • Está tomando medicamentos para síntomas del TDAH, depresión o ansiedad y los síntomas empeoran notablemente.

Recuerde

Ayudar a los alumnos con TDAH que cursan la escuela en tiempos del COVID-19 puede ser más difícil pero gratificante. Los pediatras, los maestros y los profesionales de la salud mental están aquí para ayudarlo a usted, a su hijo y a su familia para que se sientan bien y para salir adelante. 

Información adicional:


Sobre la Dra. Spinks-Franklin

Adiaha Spinks-Franklin, MD, MPH, FAAP, es pediatra especialista en Desarrollo y Comportamiento Centro Meyer para el Desarrollo Pediátrico del Hospital Infantil de Texas y es profesora adjunta de Pediatría de la Facultad de Medicina del Baylor College. La Dra. Spinks-Franklin es miembro del Comité Ejecutivo del Departamento de Pediatría del Desarrollo y Comportamiento de la American Academy of Pediatrics. También trabaja en el Departamento sobre Salud de Minorías, Equidad e Inclusión y el Consejo sobre Cuidados de Crianza Temporal, Adopción y Acogimiento Familiar de la AAP. 




Última actualización
7/20/2020
Fuente
AAP section on Developmental and Behavioral Pediatrics (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos