Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Diagnóstico del TDAH en los niños: pautas e información para los padres

Su pediatra determinará si su hijo tiene trastorno por déficit de atención e hiperactividad, TDAH (ADHD, por sus siglas en inglés) mediante el uso de pautas estandarizadas creadas por la American Academy of Pediatrics. Estas pautas de diagnóstico son específicamente para niños de 4 a 18 años de edad. 

Es difícil diagnosticar el TDAH en niños menores de 4 años. Esto se debe a que los niños más pequeños cambian muy rápidamente. También es más difícil diagnosticar el TDAH una vez que un niño entra en la adolescencia. 

No existe una única prueba para diagnosticar el TDAH. El proceso requiere varios pasos e implica obtener mucha información de diferentes fuentes. Usted, su hijo, la escuela y otras personas a cargo de su cuidado deben participar en la evaluación del comportamiento de su hijo.  

Los niños con TDAH muestran signos de falta de atención, hiperactividad o impulsividad de maneras específicas.

https://www.healthychildren.org/SiteCollectionImagesArticleImages/S%C3%ADntomas-del-TDAH_es.jpg 

Su pediatra comparará el comportamiento de su hijo con el de otros niños de su misma edad en función de la información que usted le ha comunicado sobre el niño, su maestro y cualquier otra persona a cargo de su cuidado que pase tiempo con él, como entrenadores o trabajadores en el cuidado infantil. 

Las siguientes pautas se utilizan para confirmar un diagnóstico de TDAH:

  • Los síntomas ocurren en 2 o más ámbitos, como el hogar, la escuela y situaciones sociales, y provocan algún problema.
  • En un niño de 4 a 17 años de edad, se deben identificar 6 o más síntomas.
  • En un adolescente de 17 años o más, se deben identificar 5 o más síntomas.
  • Los síntomas afectan de manera significativa la capacidad de su hijo para realizar algunas actividades de la vida diaria, como el trabajo escolar, las relaciones con usted y sus hermanos, las relaciones con amigos o la capacidad para interactuar en grupos, como en equipos deportivos.
  • Los síntomas comienzan antes de que el niño cumpla 12 años de edad. Sin embargo, es posible que estos síntomas no se reconozcan como síntomas del TDAH hasta que el niño sea más grande.
  • Los síntomas han continuado durante más de 6 meses.

Además de observar el comportamiento de su hijo, su pediatra le hará un examen físico y neurológico. Será necesario obtener los antecedentes médicos completos para situar el comportamiento de su hijo en contexto y buscar otras afecciones que puedan influir en tal comportamiento. Su pediatra también hablará con su hijo sobre cómo actúa y cómo se siente. 

Su pediatra puede derivar a su hijo a un subespecialista pediátrico o a un clínico de salud mental si existen inquietudes en una de las siguientes áreas: 

¿Cómo pueden los padres ayudar con el diagnóstico?

Como padre, usted proporcionará información esencial sobre el comportamiento de su hijo y cómo este afecta su vida en el hogar, en la escuela y en otros ámbitos sociales. Su pediatra querrá saber qué síntomas muestra su hijo, durante cuánto tiempo han ocurrido los síntomas y cómo el comportamiento afecta a su hijo y su familia. Es posible que deba completar listas de verificación o escalas de clasificación sobre el comportamiento de su hijo.  

Además, compartir sus antecedentes familiares puede ofrecer pistas importantes sobre la afección de su hijo.

Tenga en cuenta la seguridad:

Si su hijo muestra algún síntoma del TDAH, es muy importante que preste mucha atención a la seguridad. Un niño con TDAH no siempre está consciente del peligro y puede lastimarse con facilidad. Tenga especial cuidado con:

  • El tráfico
  • Las armas de fuego
  • Las piscinas
  • Las herramientas como cortadoras de césped
  • Sustancias químicas tóxicas, artículos de limpieza o medicamentos

 ¿De qué manera contribuye la escuela de mi hijo?

Para establecer un diagnóstico preciso, su pediatra necesitará obtener información sobre su hijo directamente de su maestro o de otro profesional de la escuela. Los niños de al menos 4 años de edad en adelante pasan muchas de las horas que están despiertos en el jardín de niños o en la escuela. Los maestros proporcionan valiosa información. El maestro de su hijo puede redactar un informe o hablar con su pediatra sobre lo siguiente: 

  • El comportamiento de su hijo en el aula
  • Los patrones de aprendizaje de su hijo
  • Durante cuánto tiempo los síntomas han sido un problema
  • De qué manera los síntomas están afectando el progreso de su hijo en la escuela
  • Las maneras en que el programa del aula se adapta para ayudar a su hijo
  • Si puede haber otras afecciones que están influyendo en los síntomas

Además, posiblemente su pediatra quiera ver libretas de calificaciones, pruebas estandarizadas y muestras del trabajo escolar de su hijo. 

¿De qué manera pueden ayudar otras personas a cargo del cuidado de mi hijo?

Otras personas a cargo del cuidado de su hijo también pueden proporcionar información importante sobre el comportamiento del niño. Antiguos maestros, líderes religiosos, líderes de niños exploradores (scouts) o entrenadores pueden tener valiosa información. Si su hijo recibe educación en el hogar, es especialmente importante evaluar su comportamiento en ámbitos fuera del hogar.  

Es posible que su hijo no se comporte de la misma manera en el hogar que en otros ámbitos. Es necesario tener información directa sobre la manera en que su hijo actúa en más de un ámbito. Es importante considerar otras causas posibles de los síntomas de su hijo en estos ámbitos.  

En algunos casos, también es posible que se necesite la participación de otros profesionales de asistencia de la salud mental para obtener información para el diagnóstico. 

¿Hay otras pruebas para el TDAH?

Posiblemente haya escuchado teorías sobre otras pruebas para el TDAH. En este momento, no existen otras pruebas comprobadas para el TDAH.

Se han presentado muchas teorías, pero los estudios han demostrado que las siguientes pruebas tienen poco valor para el diagnóstico de un niño en particular: 

  • Análisis de detección de niveles altos de plomo en la sangre
  • Análisis de detección de problemas de tiroides
  • Pruebas computarizadas de rendimiento continuo
  • Estudios de obtención de imágenes del cerebro, como exploraciones mediante tomografía axial computada, TAC y resonancia magnética, RM Electroencefalograma (EEG) o prueba de ondas cerebrales

Aunque estas pruebas no son útiles para el diagnóstico del TDAH, su pediatra puede ver otros signos o síntomas en su hijo que justifiquen análisis de sangre, estudios de obtención de imágenes o un EEG.  

Información adicional:


Última actualización
1/23/2017
Fuente
Understanding ADHD: Information for Parents About Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder (Copyright © 2007 American Academy of Pediatrics, Updated 6/2016)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos