Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Aftas y otras infecciones por candida

​Por: Scott Pangonis, MD, MS, FAAP y S. Elizabeth Williams, MD, MPH, FAAP

La Candida es un tipo de levadura, parte de la familia de hongos que vive normalmente en nuestros cuerpos y sobre ellos. Puede hallarse en la piel y en la boca, por ejemplo, y en el tracto intestinal y la zona genital. La mayor parte del tiempo, la Candida no causa problemas. Sin embargo, cuando crece excesivamente, puede causar infecciones, como la candidiasis. Estas infecciones fúngicas pueden volverse crónicas.

¿Qué son las aftas?

La infección de la boca por candidiasis, también llamada aftas bucales, es común en bebés y niños pequeños. Las aftas también pueden afectar las uñas, los ojos y los pliegues de la piel del cuello y las axilas, así como la zona del pañal, incluidos la vagina y los pliegues de la ingle.

¿Cómo contraen aftas y otras infecciones por Candida los bebés y los niños?

Embarazo y nacimiento. Los recién nacidos pueden contraer una infección por Candida de sus madres. Esto puede ocurrir mientras están en el útero, pero también durante el paso por la vagina durante el nacimiento. La mayoría de estas infecciones son causadas por Candida albicans, aunque otras especies de Ca​ndida se están volviendo más comunes.

Medicamentos. En ocasiones, los niños presentan candidiasis después de tomar antibióticos. Si bien los antibióticos luchan contra los gérmenes que enferman a los niños, a veces, también afectan a las bacterias “buenas" que ayudan a mantener controlado el equilibrio de los microbios del cuerpo. Esto da a los hongos como la Candida la posibilidad de crecer excesivamente. Usar esteroides inhalados para el asma sin enjuagarse la boca con agua después de usar el inhalador también puede provocar candidiasis.

Afecciones de salud. En algunos niños con problemas de salud graves, el hongo puede ingresar al torrente sanguíneo. Los que tienen más riesgo de contraer infecciones del torrente sanguíneo con Candida incluyen los bebés prematuros o con muy bajo peso al nacer, los niños con catéteres intravenosos (IV) a largo plazo, y los niños con sistemas inmunitarios debilitados debido al cáncer  o a medicamentos. Para estos niños, se utilizan frecuentemente nistatina y fluconazol orales para prevenir la candidiasis.

Si las infecciones por Candida se vuelven crónicas u ocurren en la boca de niños mayores, puede ser un signo de un problema en el sistema inmunitario, como una infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Las infecciones por Candida en la piel, la boca (aftas), o la vagina en niños de más de 2 a 3 años de edad, también pueden ser un signo de diabetes.

Cómo ayudar a prevenir las infecciones por Candida

Aquí brindamos algunas formas de reducir el riesgo de candidiasis en los niños:

  • Cambie los pañales con frecuencia. Mantenga la zona del pañal de su hijo lo más limpia y seca posible.

  • Use antibióticos únicamente cuando sea necesario. Debido a que las infecciones fúngicas (aftas o vaginitis) frecuentemente siguen los ciclos de los antibióticos, es importante utilizarlos solamente de la manera indicada por su médico.

  • Siga las instrucciones para el uso de medicamentos para el asma. Si su hijo tiene asma, asegúrese de que se enjuague la boca con agua después de usar esteroides inhalados para el tratamiento.

Mantenga un buen control de la diabetes. Asegúrese de estar manejándola bien para reducir el riesgo de candidiasis.​

Signos y síntomas de las infecciones por Candida

Bebés. En los bebés, los síntomas incluyen manchas dolorosas blancas o amarillas en la lengua, los labios, las encías, el paladar (la parte superior de la boca), y la parte interna de las mejillas (aftas). También se puede extender al esófago, lo que hace que sea doloroso tragar. La candidiasis puede empeorar la dermatitis del pañal y producir enrojecimiento y sensibilidad en la zona afectada, junto con un borde rojo elevado en algunos casos.

Adolescentes. Las niñas adolescentes que desarrollan una infección por levaduras vaginal pueden tener síntomas, como picazón, dolor, enrojecimiento o descargas vaginales espesas o “parecidas al queso". Las infecciones por levaduras frecuentemente ocurren después de una terapia con antibióticos.

Niños que toman medicamentos IV. Los síntomas son diferentes para los niños que contraen infecciones por Candi​da mientras reciben un tratamiento de quimioterapia u otros medicamentos a largo plazo en el hogar administrados por medio de un catéter IV. En estos casos, el hongo ingresa al sistema sanguíneo. Una vez que está en la sangre, la levadura puede viajar por todo el cuerpo y causar una infección del corazón, los pulmones, el hígado, los riñones, los ojos, el cerebro y la piel. Los primeros signos de una infección por Candida en el torrente sanguíneo son fiebre y obstrucción del catéter IV.

¿Cómo se diagnostica una infección por Candida?

Por lo general, su pediatra hará el diagnóstico mediante la evaluación de su hijo y la revisión de los síntomas. También puede examinarse un raspaje de las lesiones (llagas) por Candida dentro de la boca u otros lugares para detectar signos de la infección.

Una ecografía o una exploración mediante tomografía computarizada (escáner CT) pueden detectar lesiones por candidiasis que se han desarrollado en el cerebro, los riñones, el corazón, el hígado o el bazo después de una infección en el torrente sanguíneo. En ocasiones, se toman cultivos de la sangre o las lesiones bucales para hacer crecer el hongo en el laboratorio e identificar el tipo de levadura y su sensibilidad.

Tratamiento para las infecciones por Candida

Para tratar la candidiasis, se utilizan fármacos antifúngicos. El antibiótico nistatina se receta frecuentemente para niños con infecciones, como aftas bucales o dermatitis del pañal relacionada con la Candida, por ejemplo. Los medicamentos específicos que se administran para la candidiasis varían según en qué parte del cuerpo se concentre la infección.

Si la candidiasis se ha propagado por el torrente sanguíneo, por lo general el pediatra recomendará un tratamiento con un medicamento IV. Algunos de estos medicamentos IV causan efectos secundarios molestos, pero siguen siendo medicamentos confiables para tratar infecciones fúngicas graves e invasivas. Sin embargo, la mayoría de los niños toleran bien la mayoría de los medicamentos utilizados para tratar la candidiasis.

¿Cuánto tardan las infecciones por Candida en desaparecer?

Una vez que el tratamiento comienza, la mayoría de las infecciones por candidiasis mejoran dentro de las 2 semanas. Sin embargo, no es poco común que las infecciones vuelvan a aparecer. A veces, las aftas de duración prolongada están relacionadas con chupetes o biberones que no se han hervido apropiadamente para eliminar el hongo.

La infección es mucho más difícil de tratar en niños con catéteres o sistemas inmunitarios debilitados. Normalmente, es necesario retirar o reemplazar el catéter para tratar con eficacia las infecciones que surgen con estos dispositivos. Por lo general, también se realizan pruebas para ver si la infección se ha extendido a otras partes del cuerpo. La terapia antifúngica puede tardar de semanas a meses para las infecciones más tenaces.

Recuerde

Hable con su pediatra si cree que su hijo puede tener síntomas de una infección por Candida, o si tiene alguna pregunta sobre la salud de su hijo.

Información adicional:

Sobre el Dr. Pangonis

Scott Pangonis, MD, MS, FAAP, es un pediatra certificado. Es profesor auxiliar en Enfermedades Infecciosas Pediátricas en el Centro Médico del Hospital Infantil de Akron. Dentro de la American Academy of Pediatrics, integra la Sección de Enfermedades Infecciosas.



Sobre la Dra. Williams

S. Elizabeth Williams, MD, MPH, FAAP, es una pediatra certificada que actualmente es profesora auxiliar de Pediatría General en Tennessee en el Hospital Infantil Monroe Carrell Jr. en Nashville. Dentro de la American Academy of Pediatrics, la Dra. Williams participa del Subcomité de Educación de la Sección de Enfermedades Infecciosas.

Última actualización
12/14/2020
Fuente
American Academy of Pediatrics Section on Infectious Diseases (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos