Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

La AAP aclara el rol de la exposición en ambientes interiores en el asma infantil

Un nuevo informe clínico de la American Academy of Pediatrics (AAP) dice que reducir la exposición a alérgenos y contaminantes en ambientes interiores en niños con asma, tales como: cigarrillos y ácaros del polvo , puede ser tan eficaz como los medicamentos para tratar la enfermedad.

El informe: "Prácticas para el tratamiento de ambientes interiores y el control del asma", en el número de noviembre del 2016 de Pediatrics (en línea el 31 de octubre) pide hacer recomendaciones individualizadas para controlar y reducir exposición como una medida fundamental para el control del asma.   

El asma es una de las enfermedades infantiles crónicas más comunes que afecta hasta un 10 por ciento de los niños en todos los Estados Unidos. El índice llega hasta un 25 por ciento en algunas comunidades de los EE. UU., de acuerdo con el informe, y los estudios han identificado a la pobreza entre los mayores factores de riesgo de la enfermedad. Los niños son especialmente vulnerables a los alérgenos y la polución del medioambiente, dice el informe, debido a las características únicas de sus vías respiratorias y porque pasan más tiempo en el suelo donde se acumulan las sustancias.

Con el objetivo de adaptar las recomendaciones para los niños con asma, el informe pide a los pediatras que pregunten a las familias sobre exposición a los desencadenantes más comunes, tales como:

  • Los ácaros del polvo y el moho, ambos son más comunes en los medios ambientes donde la humedad es elevada. Se estima que entre un 32-62 por ciento de los niños con asma persistente son alérgicos a los ácaros del polvo, miembros microscópicos de la familia Arácnida y casi la mitad son sensibles y están expuestos al moho.
  • Mascotas con pelo (peludas). Hasta un 65 por ciento de los niños con asma persistente son alérgicos a los gatos y a los perros, según el informe.
  • La presencia o evidencia de plagas tales como cucarachas y roedores. Aproximadamente 75-80 por ciento de los hogares en EE. UU. contienen cantidades detectables de alérgenos del ratón, dice el informe, y las concentraciones en los hogares en vecindarios de zonas urbanas con índices elevados de pobreza tienen un riesgo 1.000 más alto que aquellos que viven en zonas suburbanas.
  • Fuentes de polución en ambientes interiores, tales como fumadores que viven en el hogar o que cuidan los niños y el uso de estufas y electrodomésticos de gas.
  • Productos químicos para el hogar, tales como los que contienen los ambientadores y los productos de limpieza, pueden ser irritantes respiratorios y desencadenar los síntomas del asma.

El informe también recomienda exámenes de alérgenos específicos de anticuerpos en la sangre y derivados a alergistas para realizar evaluaciones de la piel que identifiquen alérgenos de ambientes interiores que pueden contribuir al asma infantil. Una vez que se conocen los desencadenantes, dice el informe, se pueden poner en práctica estrategias personalizadas para controlar los desencadenantes del medio ambiente, tales como eliminar y controlar la fuente de los alérgenos en el aire, polvo, ropa de cama, ropa, alfombras, juguetes de peluche/rellenos, por medio de filtros de alta eficiencia para aire particulado (HEPA, por sus siglas en inglés) y colchones, bases para camas y fundas para almohadas a prueba de alérgenos. 

La autora principal, Elizabeth C. Matsui, MD, MHS, FAAP dijo que el enfoque global para abordar la exposición medioambiental del nuevo informe es el método más eficaz.  "Sabemos que abordar la exposición medioambiental que desencadena el asma infantil, dijo ella, "es probablemente el método más eficaz y puede ocasionar mejores resultados que cuando se abordan uno o dos desencadenantes, y puede reducir los ataques de asma y la necesidad de medicamentos".

Publicado
10/31/2016 12:00 AM
Síganos