Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

Los pediatras de la nación advierten sobre los cambios bruscos de peso en atletas jóvenes

Nuevas y actualizadas recomendaciones de la American Academy of Pediatrics advierten sobre las formas poco saludables en las que los atletas jóvenes que practican deportes, donde el peso es un factor, bajan o suben de peso para lograr cuerpos o físicos competitivos. Bajar o subir de peso de estas formas arriesgadas puede incrementar los problemas de salud a corto y largo plazo, así como el riesgo de lesiones, y puede incluso perjudicar el desempeño deportivo, de acuerdo con la AAP.

El informe clínico titulado, "Fomento de prácticas para el control del peso saludable en los atletas jóvenes" (en inglés), en el número de septiembre del 2017 de Pediatrics (publicado en línea el 21 de agosto), dice que los atletas que practican deportes, tales como la gimnasia, patinaje artístico y clavados creen que son juzgados más favorablemente cuando tienen una constitución delgada.

Los corredores de campo traviesa o de distancia pueden creer que se pueden mover con más eficacia contra la fuerza de la gravedad si bajan de peso y los atletas de deportes como la lucha libre tratan de competir en los pesos más bajos posibles para aumentar la relación de fuerza-peso. En contraste, los deportes como el fútbol americano y el levantamiento de potencia resaltan un físico muscular, y los jóvenes en este tipo de deportes con frecuencia tratan de aumentar de peso para mejorar su rendimiento/actuación.

"Algunas veces, los niños y los adolescentes en ciertos deportes creen que es necesario adquirir cierta forma corporal para tener éxito", dijo Rebecca L. Carl, MD, MS, FAAP, autora principal del informe clínico. "A menos que tengan una estrategia saludable para lograr sus metas, pueden terminar derrotándose a ellos mismos (autoderrotarse) y provocando problemas de salud".

Los atletas jóvenes en deportes de clasificación por peso, tales como la lucha libre, boxeo y remo, pueden tratar de bajar de peso rápidamente con métodos para deshidratarse rápidamente, tales como dejar de tomar líquidos y la sudoración, de acuerdo con el informe.

Aunque la mayoría de los atletas tratan de deshidratarse entre la toma de peso y el campeonato/competencia, durante varios días, la deshidratación progresiva puede presentarse. Muchos atletas no logran rehidratarse por completo todos los días y el reemplazo de los líquidos intracelulares típicamente toma 48 horas.

El uso continuo de métodos poco saludables para bajar de peso, en los cuales las necesidades de hidratación y nutrición del niño no se satisfacen, puede causar:

  • Reducción de la fuerza muscular, velocidad menor y menos resistencia para actividades aeróbicas.

  • Declive del desempeño cognitivo, como en el caso del tiempo de reacción, capacidad para solucionar problemas, atención y eficacia.

  • Cambios en las respuestas inmunitarias y del sistema cardiovascular, endocrino, gastrointestinal, renal y termoregulatorio.

  • Retraso en la madurez física y deterioro del crecimiento;

  • Cambios del estado de ánimo, depresión y el desarrollo de trastornos alimentarios.

  • "La triada de la atleta femenina" es provocada por una combinación de disponibilidad baja de calorías, disfunción menstrual y baja densidad mineral ósea, y puede aumentar el riesgo de sufrir fracturas óseas.

Los niños y adolescentes que tratan de subir de peso para competir en su deporte pueden tener más problemas de salud relacionados con la obesidad y al mismo tiempo reducir su resistencia y desempeño. El informe recomienda aumentar el consumo de calorías junto con programas de entrenamiento con pesas para estimular el crecimiento de los músculos en lugar de estimular el exceso de grasa corporal. Los autores también advierten en contra de los suplementos dietéticos que son populares entre los atletas jóvenes y que pueden contener posibles ingredientes perjudiciales.

Cualquier cambio en el peso y la composición corporal (aspecto) debe lograrse gradualmente, iniciarlo lo más pronto posible para que el peso cambie mientras se consume una dieta bien equilibrada antes de la temporada del deporte y por medio de métodos razonables para lograr un cambio de peso a largo plazo, de acuerdo con el informe de la AAP. Una vez que se logra la composición y el peso corporal deseado, se deben mantener los hábitos alimentarios, ejercicio y estilo de vida que permitan el crecimiento.

"La participación en los deportes ofrece muchos beneficios para los niños y adolescentes", dijo el Dr. Carl. "Los padres, entrenadores y pediatras pueden ayudarlos a que disfruten cualquier deporte que elijan, y a que se mantengan fuertes y saludables".

Publicado
8/21/2017 12:45 AM
Síganos