Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Consejos y Herramientas
Tamaño del texto

Pregunta

¿Los batidos y licuados son buenos para mi hijo?

Daniel Krowchuk, MD, FAAP

Respuesta

Los batidos y licuados son una tendencia popular tanto con los padres como con los hijos. Son rápidos y simples, pueden ayudar a los padres a darle a un niño alimentos que de otro modo no comería. A diferencia de los jugos, las frutas y verduras licuadas en un batido mantienen todo el alimento, lo que deja la fibra intacta. Los niños puede recibir vitaminas, minerales, proteínas y fibra de un batido. Los padres pueden "esconder" col rizada y espinaca en un batido, cosas que un niño quizá no comería de otro modo. No obstante, los batidos y licuados pueden contener demasiada azúcar si se agregan muchas frutas al batido. Como los niños no tienen que masticar y dedicar tiempo para comerlos, no tienen la misma biorretroalimentación para regular cuánto están comiendo. Por lo tanto, es importante elegir los alimentos correctos para licuar, preferentemente una combinación de verduras, una cantidad limitada de frutas y lácteos.

Consejo para los padres:

  • Los batidos y licuados pueden considerarse para un niño que no come debido a la supresión del apetito (como con algunos medicamentos para el TDAH), un niño que necesita nutrientes adicionales, un niño que se rehúsa a comer determinados alimentos, o un niño que está apurado (por ejemplo, un adolescente con prisa en la mañana). Pero recuerden, de todas formas es necesario ofrecerles a los niños frutas y verduras enteras, especialmente a los más pequeños que están aprendiendo a comer y desarrollando las preferencias alimentarias.

  • Tenga cuidado con la cantidad de azúcar que hay en el batido. Beber un batido es más rápido que comer otro alimento, por lo tanto, puede provocar un aumento rápido de la insulina. No agregue demasiada fruta y no agregue azúcar adicional. Intente limitar la cantidad de alimentos en el batido a lo que normalmente su hijo podría comer si lo comiera entero en lugar de licuado. En otras palabras, no ponga más alimentos en un batido de lo típico (por ejemplo, no ponga 2 bananas, 2 manzanas, arándanos y fresas, eso es demasiado). Consulte Ingestión de calorías (energía): cantidades de alimentos y bebidas recomendadas para los niños.

  • Si bien los padres a menudo agregan proteínas y otros polvos a sus propios batidos, no hay que agregarlos a los batidos de los niños. Consulte Sustancias que mejoran el desempeño deportivo para obtener más información.

Recetas de batidos:

  • Ejemplo 1: 8 oz. (237 ml) de leche, 1 banana, 1 cta. de mantequilla de maní y hielo.

  • Ejemplo 2: ½ taza de yogur con bajo contenido de azúcar, 1 banana, 3 fresas, col rizada y hielo.

Información adicional:

Daniel Krowchuk, MD, FAAP

​Daniel P. Krowchuk, MD, FAAP, es un pediatra con más de 30 años de experiencia en tareas de atención y enseñanza sobre problemas de piel que afectan a niños y adolescentes. El Dr. Krowchuk es profesor en pediatría y dermatología en la Facultad de Medicina de Wake Forest donde también es el codirector de dermatología pediátrica.  Es el coeditor de Pediatric Dermatology. A Quick Reference Guide, publicación en inglés, (Dermatología pediátrica. Guía de referencia rápida) y el autor de más de 150 publicaciones. El Dr. Krowchuk fue quien recibió en 2016 el premio Alvin H. Jacobs presentado por la Sección de Dermatología de AAP.  El premio reconoce aportes profesionales al campo de la dermatología pediátrica.

Última actualización
2/6/2019
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos