Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Desencadenantes del asma y cómo mantenerlos a raya

Desencadenantes del asma

Ciertas cosas causan “ataques” de asma o hacen que el asma se empeore. Estos se conocen como desencadenantes. Algunos desencadenantes comunes del asma son:

  • Cosas a las que su hijo puede ser alérgico. Estos se conocen como alérgenos. (La mayoría de niños que padecen de asma tienen alergias y las alergias son una causa importante de los síntomas del asma).
  • Infecciones de las vías respiratorias
    • Infecciones virales de la nariz y garganta
    • Otras infecciones como neumonía o sinusitis
  • Irritantes del medioambiente (el aire que respira al aire libre y en interiores)
    • Humo de cigarrillo y de otro tipo
    • Contaminación del aire
    • Aire frío y seco
    • Olores, fragancias, compuestos orgánicos volátiles en aerosol y productos de limpieza
  • Ejercicio (cerca del 80 % de las personas con asma tienen sibilancias, tos y sensación de opresión en el tórax cuando ejercitan).
  • Estrés

Asegúrese de revisar todos los entornos de su hijo, como la escuela, guardería, la casa de los parientes para ver si están expuestos a estas cosas.

Ayude a su hijo a evitar desencadenantes

Aunque es imposible hacer que el lugar donde vive sea completamente libre de alérgenos e irritantes, hay algunas cosas que puede hacer para reducir la exposición de su hijo a los desencadenantes. Las siguientes sugerencias pueden ayudar.

  • No fume ni permita que nadie más fume en su casa o su auto.
  • Reduzca la exposición a los ácaros. Lo mejor que puede hacer es cubrir el colchón y las almohadas de su hijo con cobertores especiales antialérgicos, lavar su ropa de cama con agua caliente cada 1 a 2 semanas, retirar los muñecos de peluche de la habitación, y aspirar y sacudir el polvo con regularidad. Otras medidas para evitarlos, que son más difíciles o costosas, incluyen reducir la humedad en la casa con un deshumidificador o retirar la alfombra del dormitorio. Las habitaciones en los sótanos no se deben alfombrar.
  • Si es alérgico a los animales domésticos con pelo, la única forma efectiva de reducir la exposición a los alérgenos de los animales es no tenerlos en casa. Si esto no es posible, manténgalos fuera de la habitación del niño y considere colocar un filtro de partículas de aire de alta eficiencia (HEPA) en su habitación, quite la alfombra, cubra el colchón y las almohadas con cobertores a prueba de ácaros y bañe a las mascotas regularmente.
  • Reduzca la infestación de cucarachas exterminando con regularidad, coloque trampas para cucarachas, repare los agujeros en las paredes y otros puntos de entrada y evite dejar comida o basura expuesta.
  • El moho en los hogares con frecuencia se debe a la humedad interior que puede resultar del daño de agua debido a inundaciones, techos con goteras, tuberías con goteras o humedad excesiva. Repare todas las fuentes de fugas de agua. Controle la humedad interior usando ventiladores de escape en los baños y la cocina y ponga un deshumidificador en áreas con humedad alta natural. Limpie la contaminación por moho existente con detergente y agua. Algunas veces los materiales porosos como los paneles de yeso con contaminación por moho se deben reemplazar.
  • La exposición al polen se puede reducir usando aire acondicionado en la habitación de su hijo, con la ventilación cerrada y dejar las ventanas y puertas cerradas durante las épocas de mucho polen. (Las épocas varían con los alérgenos, pregunte a su alergólogo).
  • Reduzca los irritantes interiores usando productos de limpieza sin aroma y evite las bolas de naftalina, desodorizantes ambientales o velas aromatizadas.
  • Ponga atención a los informes sobre la calidad del aire en los pronósticos del clima o en el Internet. Cuando la calidad del aire es deficiente, mantenga a su hijo adentro y asegúrese de que tome sus medicamentos para controlar el asma.
  • Disminuir la exposición de su hijo a los desencadenantes ayudará a disminuir los síntomas, así como la necesidad de tomar medicamentos para el asma.

Información adicional:


Última actualización
11/28/2018
Fuente
AAP Section on Allergy and Immunology (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest