Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

​Bronquiolitis en bebés: lo que los padres deben saber

La bronquiolitis es una infección respiratoria frecuente entre los bebés. Uno de sus síntomas es la dificultad para respirar, que puede ser escalofriante. Continúe leyendo para obtener más información acerca de la bronquiolitis en bebés, sus causas, signos y síntomas, cómo tratarla y cómo prevenirla.

¿Qué ocurre cuando un bebé tiene bronquiolitis?

La bronquiolitis hace que los pequeños tubos para respirar de los pulmones (bronquíolos) se hinchen. Esto bloquea el flujo de aire a través de los pulmones, haciendo que sea difícil respirar. Ocurre con mayor frecuencia en los bebés porque sus vías respiratorias son más pequeñas y se obstruyen con más facilidad que en niños mayores.

¿Cuál es la diferencia entre bronquiolitis y bronquitis?

La bronquiolitis no es lo mismo que la bronquitis, que es una infección de las vías respiratorias centrales más grandes, que normalmente causa problemas en adultos.

¿Qué causa la bronquiolitis?

Lo que causa la bronquiolitis es uno de los diversos virus respiratorios, como por ejemplo el virus de la influenza, el virus sincitial respiratorio (RSV), el virus parainfluenza y el metaneumovirus humano. Existen otros virus que también pueden ocasionar bronquiolitis.

Los bebés con infección causada por el RSV tienen más probabilidades de contraer bronquiolitis con sibilancias y dificultad para respirar. La mayoría de los adultos y muchos niños mayores con infecciones causadas por el RSV simplemente contraen un resfriado.

El RSV se disemina por contacto con la mucosa o la saliva de una persona infectada (gotitas respiratorias que se producen al toser o durante las sibilancias). Con frecuencia, se disemina entre los familiares y en los centros de atención infantil.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la bronquiolitis?

La bronquiolitis suele comenzar con signos de resfriado, como por ejemplo goteo nasal, tos leve y fiebre. Luego de 1 o 2 días, la tos puede empeorar y el bebé comenzará a respirar con mayor rapidez. Su hijo puede deshidratarse si no puede beber líquidos sin dificultades.

Si su hijo muestra algún signo de dificultad para respirar o deshidratación, llame al médico de su hijo.

Los siguientes signos pueden significar que su bebé tiene dificultades para respirar:

  • Puede ensanchar las fosas nasales y apretar los músculos debajo de la caja torácica para intentar que entre y salga más aire de sus pulmones.

  • Cuando respira, puede gruñir y apretar los músculos del estómago.

  • Al exhalar, emitirá un sonido agudo como un silbido, llamado sibilancia.

  • Puede tener dificultades para beber porque se les hará difícil succionar y tragar.

  • Si su bebé tiene muchas dificultades para respirar, puede notar un tinte azulado alrededor de los labios y las puntas de los dedos. Esto indica que las vías respiratorias de su hijo están tan bloqueadas que no le llega suficiente oxígeno a la sangre.

Su hijo puede deshidratarse si no puede beber líquidos sin dificultades. Llame al médico de su hijo si presenta cualquiera de los siguientes síntomas de deshidratación:

  • Bebe menos de lo normal

  • Boca seca

  • Llora sin lágrimas

  • Orina con menos frecuencia de lo normal

¿Se puede tratar la bronquiolitis en casa?

No existe un tratamiento específico para el RSV ni para otros virus que causan bronquiolitis. Los antibióticos no ayudan porque tratan enfermedades causadas por bacterias, no por virus. Sin embargo, usted puede tratar de aliviar los síntomas de su hijo.

Para aliviar la congestión nasal

  • Disminuya la mucosidad con gotas nasales de solución salina recomendadas por el médico de su hijo. Nunca use gotas nasales que contengan medicamentos o que no hayan sido recetadas por el médico.

  • Limpie la nariz de su bebé con un succionador. Primero apriete el succionador. Introduzca suavemente la punta de caucho en una fosa nasal, y suelte el succionador lentamente. Esta succión extraerá la mucosidad que está obstruyendo la nariz. Esto funciona mejor en los primeros 6 meses de edad de su bebé.

Para bajar la fiebre

  • Dele acetaminofeno (paracetamol) a su bebé. (Siga las dosis recomendadas para la edad de su bebé). No le dé aspirina a su bebé, ya que la aspirina se ha asociado con el síndrome de Reye, una enfermedad que afecta al hígado y al cerebro. Consulte primero con el médico de su bebé antes de darle cualquier otro medicamento para el resfrío.

Para impedir la deshidratación

  • Asegúrese de que su bebé beba mucho líquido. Es posible que prefiera los líquidos claros, más que leche o fórmula. Es posible que se alimente más despacio o que no tenga ganas de comer porque tiene dificultades para respirar.

Bronquiolitis y enfermedades crónicas graves

La bronquiolitis puede causar enfermedades más graves en niños con enfermedades crónicas.

Si cree que su hijo tiene bronquiolitis y tiene alguna de las siguientes afecciones, asegúrese de llamar al médico de su hijo:

¿Cómo tratará la bronquiolitis el médico de su hijo?

El médico evaluará a su hijo y le aconsejará sobre el uso de un succionador nasal, el control de la fiebre y la observación, así como cuándo volver a consultar.

Algunos niños con bronquiolitis necesitan recibir tratamiento en un hospital por problemas respiratorios o deshidratación. Los problemas respiratorios podrían requerir oxígeno y medicamentos. La deshidratación se trata con una dieta líquida especial o con líquidos intravenosos (IV).

En casos muy poco frecuentes, cuando estos tratamientos no funcionan, puede ser necesario conectar al bebé a un respirador. Por lo general, esta es una medida únicamente temporal hasta que desaparezca la infección.

¿Cómo impedir que su bebé contraiga bronquiolitis?

Los mejores pasos que puede dar para reducir el riesgo de que su bebé contraiga una infección causada por el RSV u otros virus que causan la bronquiolitis incluyen:

  • Asegurarse de que todos se laven las manos antes de tocar a su bebé.

  • Mantener a su bebé alejado de cualquier persona que tenga resfriado, fiebre o goteo nasal.

  • Evitar compartir utensilios para comer y vasos con cualquier persona que tenga resfrío, fiebre o goteo nasal.

Recuerde

Si tiene preguntas sobre el tratamiento de la bronquiolitis, llame al médico de su hijo.

Información adicional:

Última actualización
5/18/2022
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos