Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

​Jugar en el patio: 8 consejos para que los niños se diviertan y estén seguros

¿Tiene un patio trasero u otro espacio al aire libre en casa en el que juegan sus hijos? Siga estos consejos para ayudar a mantenerlos seguros mientras se divierten.

1. Mantenga a los niños cerca

Asegúrese de vigilar atentamente (tanto usted u otro adulto) para que los niños más pequeños no se alejen o suban solos al columpio o jueguen cerca de la calle. Sabemos que puede ser tentador correr rápidamente a la casa en busca de protector solar o para volver a llenar una botella de agua, pero lo más seguro es llevar a su hijo con usted. Y ya sean pequeños o mayores, asegúrese de que sus hijos tomen descansos regulares para hidratarse y volver a aplicarse protector solar, sobre todo durante las horas de más sol.

2. Use medidas de seguridad alrededor de piscinas y jacuzzis

El ahogamiento es la principal causa de muerte entre los niños menores de 4 años. Proporcione supervisión táctil constante alrededor de piscinas, jacuzzis, estanques y otros cuerpos de agua. Muchas tragedias suceden en las piscinas de las casas cuando los niños deambulan al aire libre sin adultos. Si tiene una piscina, debe tener una valla de cuatro lados de al menos cuatro pies de altura (1.2 metros), con una puerta que se cierre y tranque automáticamente para evitar que los niños caigan al agua solos. Otras medidas de seguridad, como las puertas cerradas y las alarmas que detectan cuando alguien entra en el área o cae al agua, también ayudan a prevenir lo impensable.

3. Instale el patio de juegos en casa de forma segura

Ancle el equipo grande para patio de juegos hogareño de forma profunda y segura para evitar que se tambalee. Instale los columpios a una distancia mínima de 6 pies de las paredes y las cercas. Busque aberturas en las estructuras de juego, tales como espacios en las redes de carga, las que deben tener menos de 3 ½ pulgadas (9 cm) o más de 9 pulgadas de ancho (23 cm). Esto puede impedir que la cabeza de un niño pequeño quede atrapada y evitar que los niños se caigan. Coloque una base de 12 pulgadas de arena (30 cm), mantillo o virutas de madera debajo de las estructuras de juego, o use pisos o alfombras de seguridad comprobada (aunque el césped parezca blando, no puede absorber el impacto de la caída de un niño). Vigile que no haya conectores sueltos, bordes afilados, astillas, pintura descascarada y otros peligros.

4. Elija cuerdas para saltar en lugar de trampolines

Los saltos en trampolín pueden provocar fracturas de huesos, conmociones cerebrales, esguinces, moretones y raspaduras, así como lesiones graves en la cabeza y el cuello que pueden causar parálisis o la muerte. De hecho, los riesgos son tan grandes que no recomendamos los trampolines en casa. Si tiene uno, use cojines y redes de seguridad que rodeen todo el trampolín. Coloque los trampolines lejos de peligros como árboles, paredes, cercas o garajes. Instale su trampolín al nivel del suelo, si es posible, para evitar caídas más graves. Además, recuérdeles a los niños que deben saltar de a uno por vez y dígales que no hagan movimientos arriesgados como las volteretas.

5. Evite cortar el césped mientras los niños juegan

Las cortadoras de césped eléctricas pueden arrojar palos, piedras y otros objetos con la fuerza suficiente para causar daños graves. Y si bien es tentador dejar que su hijo le acompañe en una cortadora de césped, la estrategia más segura es cortar el césped cuando los niños no están cerca. Las cortadoras de césped, los cortasetos y otras herramientas deben guardarse fuera de su alcance, junto con los bidones de gasolina y los productos químicos para el césped. Si quiere que los niños mayores participen en los trabajos de jardinería, considere la posibilidad de plantar juntos un jardín de macetas usando palas y guantes aptos para niños. Si quiere que los niños mayores participen en los trabajos de jardinería, siga estos consejos de seguridad.

6. Evite quemaduras alrededor de parrillas y fogatas

Cuando cocine al aire libre o disfrute de una fogata, use una cerca de seguridad para mantener a los pequeños a una distancia segura. Explíqueles que las superficies de la parrilla están calientes y pueden quemarlos, como la estufa de la cocina, por lo que nunca las tocamos. Coloque las parrillas de gas de manera que los niños no puedan alcanzar las perillas. Siempre apague el fuego de leña antes de abandonar el área y asegúrese de que las brasas estén frías antes de tirarlas.

7. Mantenga a los niños alejados de pesticidas, fertilizantes y plantas venenosas

Considere la posibilidad de usar pesticidas y herbicidas orgánicos, que suelen ser más seguros para las familias con niños. Lea atentamente las instrucciones y asegúrese de que los niños se mantengan alejados del césped y los jardines durante 48 horas después de la pulverización. Para ayudar a su familia a recordar que el patio está prohibido, ponga una nota en la puerta con la fecha y la hora de finalización. Y no olvide guardar los productos químicos para exteriores bajo llave, tal como lo haría dentro de su casa. Además, recuerde que algunas plantas pueden ser venenosas, especialmente para los niños pequeños. Revi​se otros árboles, plantas y arbustos para asegurarse de que no sean tóxicos. Si su hijo come algo peligroso, llame a Control de Toxicología al 800-222-1222.

8. Ayude a prevenir las picaduras de insectos

Evite la ropa de colores brillantes, así como jabones y lociones perfumados, que puedan atraer a las abejas y las avispas. Vacíe el agua estancada en las piscinas para niños, los baños para aves y otras estructuras en las que puedan reproducirse los insectos que pican. Determinadas garrapatas pueden transmitir la enfermedad de Lyme y, a veces, los mosquitos portan virus, como por ejemplo el del Nilo Occidental y el del Zika. Al anochecer, cubra con camisas de manga larga, pantalones y calcetines para evitar las picaduras de mosquitos. Las mangas largas, los pantalones y los sombreros también pueden proteger contra las garrapatas en pastos altos, arbustos o áreas boscosas. Cuando use repelente de insectos, considere uno con el 10% al 30% de DEET. Sin embargo, no use DEET en niños menores de 2 meses.

Recuerde

Proteger a su hijo de los peligros de seguridad en el patio es tan importante como preparar su casa a prueba de niños. Comparta estos consejos con otros adultos que cuiden de sus hijos en su casa. Si tiene dudas sobre un riesgo específico, hable con su pediatra.

Más información

Última actualización
8/2/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2022)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos