Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Menstruación

Muchas preocupaciones sobre la pubertad se centran en la menstruación. Pase tiempo con su hija para ayudarle a prepararse para su primer período menstrual. No hay motivo para que una niña se sorprenda por la aparición de su primera menstruación y no sepa qué es lo que pasa o por qué.

Recuerde, la menstruación puede empezar antes de lo esperado. Ciertamente, una vez que los senos de su hija empiezan a crecer, usted y su hija deben hablar sin reservas sobre este tema. Si no tiene el conocimiento adecuado, pídale a su pediatra que le recomiende algunas fuentes de información. Algunos pediatras programan citas educativas especiales al momento de la pubertad.

Discuta sobre la biología de la menstruación, describiéndola como un proceso físico normal. Mencione que los períodos menstruales pueden ser irregulares, en particular al principio, ya que su cuerpo se adapta a cambios fisiológicos rápidos. Además, hágale saber que varios meses antes de su primer período menstrual, las glándulas dentro de su vagina pueden segregar un líquido. Esta substancia puede ser transparente o de color blanco y de consistencia acuosa a espesa. Dígale que no se preocupe y que eso llamado leucorrea fisiológica, es normal.

Explíquele que puede experimentar algunos calambres antes o durante sus períodos. Si los calambres se vuelven intensos, su médico puede darle algunas sugerencias para aliviarlos, tal vez con ejercicio físico o medicamentos.

Por supuesto, discuta sobre la higiene relacionada con los ciclos menstruales. Asegúrese de que su hija tenga los suministros que necesitará para su primer período menstrual. Debido a que probablemente esté lejos de casa cuando inicie su primer período menstrual, hablen sobre cómo utilizar las toallas sanitarias o tampones. Debe entender la necesidad de cambiar las toallas sanitarias o tampones varias veces al día y que no debe usar tampones por la noche. Por supuesto, las niñas pueden ducharse o bañarse mientras están menstruando.

Muchas niñas preguntarán si pueden participar en actividades como natación, montar a caballo o las clases de educación física. Asegure a su hija que puede participar en actividades normales mientras está menstruando. Algunas veces, hacer ejercicio puede aliviar los calambres asociados con los períodos menstruales.

Desarrollo de los senos

Algunas niñas también pueden tener inquietudes con respecto al desarrollo de los senos. Por ejemplo, generalmente, un seno empieza a desarrollar antes que el otro. Explique a su hija que mientras sus senos se desarrollan, es bastante normal que uno sea más grande que el otro y que el tamaño de los senos es rara vez simétrico. Además, cuando una niña nota por primera vez el bulto por debajo del pezón, puede preocuparse y pensar que es cáncer; tranquilícela diciéndole que un seno está empezando a desarrollarse antes que el otro, pero si continua haciendo preguntas, consulte con su médico.

Si los senos de una niña empiezan a desarrollarse relativamente antes, a menudo se siente avergonzada y tímida. Ayude a su hija a sentirse más cómoda en una situación como esta; es posible que prefiera vestir ropa floja que oculte el desarrollo precoz de sus senos. Además, esté dispuesta a comprarle un “sostén de entrenamiento” cuando le pida uno.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.