Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Volver a casa con un recién nacido en sus brazos significa el comienzo de una nueva vida para usted y su familia. Manejar las diferencias entre las expectativas y la realidad, especialmente en términos dela alimentación de su bebé, puede ayudarle en gran medida a que esta transición no solo sea más fácil, sino que sea un tiempo de felicidad.Llega a casa de la sala de maternidad con un nuevo bebé en sus brazos y sus emociones están inestables y quizá también tenga muchas preocupaciones. ¿Y ahora qué?

Todo lo que acontece en esas primeras semanas tiene que ver con las transiciones. Sin importar lo que suceda, la vida está a punto de dar un giro completo. En nuestro libro, De vuelta a casa con su recién nacido del nacimiento a la realidad, (disponible en inglés)nuestra meta es ayudarle para quesu nuevo estilo de vida sea más fácil, con expectativas razonables y una actitud positiva acerca de los cambios inevitables y los desafíos que tendrá por delante. Para citar una línea de un libro infantil popular, queremos que se repita a sí misma“Creo que puedo, creo que puedo...”

¿Cómo se puede preparar y cómo se puede adaptarcuando las cosas no salen como usted lo imaginaba?Echemos un vistazo más de cerca a uno de los aspectos más importantes: la alimentación

Opciones de alimentación con leche materna

Probablemente ha escuchado esto antes: “Alimentar con leche materna es mejor”. Pero, ¿realmente lo es?

Sí, desde el punto de vista nutricional como para la prevención de infecciones. La leche materna no tiene rivales en la actualidad como el alimento ideal para los bebés. Los anticuerpos que combaten las infecciones que contiene la leche materna, simplemente no pueden envasarseincluso en las leches de fórmulas comerciales más costosas, y se ha demostrado que la leche materna reduce las probabilidades de que el recién nacido desarrolle cualquier cosa desde infecciones del oído, alergias, vómitos y diarrea hasta neumonía, meningitis, y potencialmente incluso el síndrome de muerte súbita infantil.

Es cierto, la lactancia materna es "natural". Pero eso no significa que empezar la lactancia materna sea fácil. Esas primeras dos semanas pueden ser un reto, ya que en realidad, por lo general hay un período de auto-educación y enseñanza en la práctica de amamantar a su bebé. Recomendamos que lo haga paso a paso, teniendo en cuentaalgunas precauciones y siendo paciente a medida que usted y su bebé aprenden cómo hacerlo. Recuerde, millones de mujeres han amamantado exitosamente a sus bebes; usted también puede hacerlo.

Estos son algunos consejos para escribir su propia historia de éxito con la lactancia materna.

  • Si todo sale bien con el nacimiento de su bebé y ambos están bien luego del parto, empiece a amamantarlotan pronto como sea posible, allí mismo en el hospital. Este es un buen momento para empezar, porque tiene ayuda profesional a la mano que puede ayudarle a empezarde la mejor manera.
  • Pida ayuda. Comenzando con el personal del hospital, hay una gran cantidad de recursos relacionados con la lactancia materna, disponibles para usted y su bebé, incluida la Liga de La Leche y grupos de discusión en Internet, tableros de mensajes y chats en línea.
  • Enfóquese en entender a la perfección el proceso de “agarre” (la manera en que su bebé se agarra a su pecho). Primero, póngase cómoda, utilice almohadas como soporte y ponga todo lo que pudiera llegar a necesitar mientras lo amamanta, a su alcance. Luego, haga que su bebé se interese en la leche materna, al frotar unas gotas de leche alrededor de su pezón. Si el bebé no responde, trate de ponerlo alrededor de su bocapara estimular lo que se conoce como "reflejo de agarre". Si todavía no abre su boca lo suficiente, presione suavemente hacia abajo su barbilla.
  • No se conforme con "casi lo logra": Un agarre inadecuado al pecho puede provocar rápidamente dolor en las mamas y un bebé frustrado (y aún hambriento). Vuelva a colocarlo hasta que la lengua del bebé quede debajo del pezón, para que pueda halar el pezón y el área de color más oscuro alrededor del pezón (llamada la la areola) hacia su boca. Esto aumentará las probabilidades de lograr una lactancia materna exitosa para los dos.

¿Leche de fórmula (para) uno?

De modo que si la lactancia es claramente beneficiosa, ¿la leche de fórmula es al menos aceptable para alimentar a su bebé recién nacido? La respuesta es sí. En efecto, la mayoría de los padres utilizarán la leche de fórmula en algún momento durante el primero año de su hijo. Y a pesar de que la leche de fórmula no puede igualar exactamente la composición nutricional de la leche materna y no contiene los beneficios adicionales de anti-cuerpos que sirven para combatir infecciones, sí sirve sin embargo para un propósito muy valioso para quienes no pueden o deciden no amamantar.

Hay tres tipos básicos de leche de fórmula, las que tienen como base la leche de vaca, las que tienen como base la soya y las “especializadas”, “hipoalergénicas” o “elementales” (quesignifica que los componentes de la fórmula se separan para una mejor digestión). La mayoría de los bebés toleran bien los primeros dos tipos de leche de fórmula, lo que es muy bueno; la fórmula elemental es más costosa, incluso algunas veces cuesta el doble de lo que cuestan los dos primeros tipos.

Hay mucho qué considerar respecto a la leche de fórmula para bebés. Para comenzar, estos son algunos consejos para asegurarse que su bebé obtenga de la leche de fórmula lo que necesita:

  • Busque una leche de fórmula que esté fortificada con hierro. El hierro es parte esencial de una dieta saludable para su bebé. Algunas personas asumen equivocadamente que el hierro causa dolor de estómago y estreñimiento en los bebés. De hecho, los bebés solo absorben un pequeño porcentaje del hierro de sus alimentos, y la mayoría de los bebés toleran sin problema alguna de las leches de fórmulas enriquecidas con hierro. Si tiene inquietudes acerca de esto, hable con su pediatra. 
  • Considere con qué frecuencia piensa utilizar la leche de fórmula para la alimentación antes de comprar un determinado tipo. Otro factor a considerar es si desea pagar por la conveniencia adicional de las leches de fórmulas listas para usar, o si el utilizar fórmulas en polvo cuando viaja o está en la casa, se ajusta mejor a sus necesidades ypresupuesto. 
  • Abastézcase. Si hay algo que nunca querrá que se le acabe es el alimento de su bebé. Sin embargo, antes de hacer esto, asegúrese de que su bebé esté contento con la leche de fórmula que haya elegido. Además, esté pendiente de los cupones y las ofertas. También, fíjese en la fecha de vencimiento; no querrá comprar más de lo que pueda usar antes de esa fecha. 
  • Cabe mencionar que alrededor del 10 por ciento de los bebés sufren una condición que se conoce como intolerancia a la proteína de la leche de vaca y de soya (MSPI, por sus siglas en inglés). Estos bebés tienden a quejarse poco después de comer, escupen, se llenan de gases o tienen problemas de estreñimiento o diarrea. Si su bebé reacciona de esta manera al tomar la leche de fórmula, hable con su pediatra.

 

Última actualización
3/31/2014
Fuente
Adapted from Healthy Children Magazine, Fall 2006
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.