Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Enseñarle a los adolescentes métodos control de la natalidad puede parecer inconsistente al tratar de promover la abstinencia. Al hacerlo, ¿los padres acaso están dándoles permiso? ¿No están resignándose a la idea de que los adolescentes van a tener relaciones sexuales, y que nada de lo que hagan o digan los adultos va a cambiar eso? No, están siendo pragmáticos. Nueve de cada diez adolescentes tienen relaciones sexuales antes de cumplir veinte años de edad.

Las consecuencias del sexo sin protección son muy devastadoras y afectan muchas vidas como para que los padres no le informen a los niños y niñas sobre los métodos control de la natalidad existentes además de la abstinencia continua. No se puede depender de los programas escolares de educación sexual para presentarles esta información. En 1996, el Congreso aprobó un programa federal que recompensa a los estados que omiten deliberadamente mencionar métodos anticonceptivos o prevención de ETS en las clases de educación sexual. Para recibir su parte de los $250 millones de dinero federal, los estados deben implementar un curriculum que enseñe la abstinencia hasta el matrimonio “como su único propósito”.

Los estudios muestran que menos de uno en diez estudiantes de los Estados Unidos recibe una educación sexual completa que promueve la abstinencia pero que también aborda el uso de métodos anticonceptivos para los jóvenes sexualmente activos. Las críticas para dichos programas por lo regular imponen que si los jóvenes aprenden sobre métodos de control de la natalidad, pronto querrán poner dicho conocimiento en práctica.

Los estudios indican lo contrario. La división de prevención de VIH/SIDA en los Centros para el control y prevención de enfermedades de EE.UU. indica lo siguiente: “Las investigaciones han mostrado claramente que los programas más efectivos son los programas integrales que incluyen un enfoque en el retraso de la conducta sexual y que brindan información sobre cómo pueden protegerse los jóvenes sexualmente activos”. Nuestra esperanza de que los jóvenes decidan atrasar su actividad sexual radica en la educación, dado que no hay mejor caso para la abstinencia que discutir con franqueza los riesgos que implica tener relaciones sexuales prematuramente.

En los Países Bajos, y en otros países europeos, la educación sexual incorpora dichos temas de manera rutinaria. Sin embargo, el índice de embarazos en adolescentes es trece veces más bajo que en los Estados Unidos; el índice de aborto, siete veces más bajo. Además, el adolescente promedio de los Países Bajos espera un año más que su contraparte estadounidense para tener actividad sexual.

Las “ideas equivocadas” que tienen los adolescentes con respecto al sexo

Por toda la sofisticación que aparentan tener, los adolescentes pueden formarse algunas ideas asombrosamente falsas acerca del sexo. Estas falacias se transmiten rápidamente entre los otros adolescentes. Su trabajo como el educador sexual primario de su hijo no es solo enseñarle acerca del sexo, es también “ayudarle a descartar” toda la información falsa que ha escuchado y que le puede meter en problemas.

Lo que su hijo adolescente puede creer:Una chica no puede embarazarse la primera vez que tiene relaciones sexuales.

Los hechos:¡Claro que puede! De hecho, una chica puede embarazarse incluso antes de tener su primera menstruación.

Lo que su hijo adolescente puede creer:Una chica no puede embarazarse cuando tiene su menstruación.

Los hechos:No es cierto, otra vez. Ningún momento del mes es completamente seguro para tener sexo vaginal sin protección, aunque hay aproximadamente siete u ocho días en que una chica tiene más probabilidades de embarazarse: cinco días antes de ovular, el día en que ovula y uno o dos días después de ovular.

Lo que su hijo adolescente puede creer:Una manera de evitar un embarazo sin usar anticonceptivos es que el chico retire su pene de la vagina antes de eyacular. El término médico para esta maniobra es coitus interruptus (que se pronuncia co-i-tus in-ter-rupt-us).

Los hechos:No necesariamente. Antes del orgasmo, el pene gotea semen que contiene miles de espermatozoides. Solo se necesita un espermatozoide para que penetre el útero y se introduzca por la trompa de Falopio para fertilizar al óvulo.

Lo que su hijo adolescente puede creer:El sexo oral (contacto entre a boca y el órgano genital) “no cuenta” como sexo.

Los hechos:Esa fue la respuesta de seis de diez estudiantes universitarios encuestados por Kinsey Institute en 1991. En ese momento, el estudio no atrajo mucha atención. Otros resultados del informe Kinsey son igualmente alarmantes: 85 por ciento de los estudiantes universitarios dijeron que no consideraban que la estimulación del órgano genital con la mano fuera sexo, e, increíblemente, 20 por ciento no consideraba que el sexo anal fuera sexo. Entonces, ¿por qué su actitudes hacia las relaciones sexuales sería diferente?

Oficialmente, “sexo” es cualquier acto físico íntimo entre dos personas, no solamente el contacto entre el pene y la vagina. Esto definitivamente incluye el sexo oral, el sexo manual y el sexo anal.

Lo que su hijo adolescente puede creer:En la actualidad todos los adolescentes tienen relaciones sexuales.

Los hechos:Es probable queparezcaser así, especialmente si usted es propenso a creer lo que ve en la televisión, pero la verdad es que un poco más de la mitad de los estudiantes de secundaria todavía son vírgenes cuando se gradúan.

Métodos control de la natalidad

  • Abstinencia: el punto de partida de cualquier discusión sobre control de la natalidad. Abstenerse de tener relaciones sexuales es la manera más segura de evitar embarazarse y contraer enfermedades de transmisión sexual.
  • “Sexo sin penetración”:En el campo de la sexualidad de los adolescentes, el contacto que no implica penetración se denomina “sexo sin penetración”. La Dra. Donna Futterman, directora del programa de SIDA para adolescentes de Montefiore Medical Center en New York, motiva a los padres a hablarle a sus hijos sobre estos otros tipos de expresión sexual. “Los chicos deben saber que no necesitan tener sexo con penetración para sentirse satisfechos”, dice. Existen muchas formas seguras de disfrutar placer sexual sin que haya penetración del pene en la vagina o el ano. Hasta la fecha, no se han reportado casos de embarazo por besos, abrazos o caricias.

Métodos control de la natalidad para adolescentes sexualmente activos

Muchas madres y padres no se sentirán cómodos de sostener conversaciones sobre temas sexuales o métodos anticonceptivos con sus hijos. Si está asintiendo en este momento en señal de reconocimiento, llame al pediatra de su hijo. Con regularidad, él o ella aconseja a sus jóvenes pacientes sobre la conducta sexual, métodos anticonceptivos y técnicas para la prevención de ETS. Muchas veces, el médico de su hijo o hija puede proporcionarle o recetarle un anticonceptivo idóneo con solo ir a su clínica o puede remitir al adolescente a las instalaciones adecuadas en su comunidad.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Caring for Your Teenager (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.